Izquierda Web2
Editor en Jefe del portal IzquierdaWeb - Noticias de los trabajadores, las mujeres y la juventud.


En la tarde de hoy, decenas de miles llenaron la Avenida Paulista, la más importante de la metrópoli brasilera, en rechazo al nuevo gobierno neofascista por asumir.

Los hechos de violencia, de amenazas, de racismo, de homofobia y misoginia se vienen sucediendo uno tras otro desde antes de la elección del domingo pasado. Frente a esto, la iniciativa del PSOL y el Frente Pueblo Sin Miedo de convocar a una movilización de rechazo a la reacción inmediatamente después de los resultados ha sido un completo éxito. Una parte significativa del pueblo brasilero no se dejó impactar por un resultado electoral y salió a las calles a rechazar a Bolsonaro. El Frente Pueblo Sin Miedo es el nombre con el que participaron en estas elecciones el PSOL (del que Socialismo o Barbarie es tendencia interna), el movimiento de los trabajadores sin techo MTST y otras organizaciones.

Mientas tanto, la CUT sigue paralizada y el PT no atina a tomar iniciativa alguna que implique pelear en las calles. Con más razón la iniciativa de “Povo Sem Medo” es un acierto, pues le da un canal de organización a miles frente a las sistemáticas traiciones del lulismo.

El día de ayer el movimiento estudiantil había logrado parar actos de persecución política del neofascismo en las Universidad de Brasilia y São Paulo. En la primera la habían llamado para rechazar “el comunismo” en la educación pública. Miles de estudiantes respondieron a apenas algunas decenas de derechistas sin muchas dificultades.

Las elecciones ya terminaron, ahora hay que enfrentar a Bolsonaro en las calles y el lunes y martes siguientes a su elección fueron un verdadero buen comienzo.

Mirá también:  Brasil, la crisis del “lulismo” – Ascenso y caída de un pacto social

 

Print Friendly, PDF & Email

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre