Por rebajas salariales

Santa Fe: Histórico paro de colectivos entra en su tercer semana

El paro ya lleva 16 días y se originó cuando las concesionarias del transporte público Rosario Bus, El Cacique, Ersa y Autobuses Santa Fe y la municipal Movi de Rosario tomaron la decisión de pagar solamente el 50% del salario de abril a los choferes.

Simón Baigorria

Ante esto, los 2500 trabajadores del transporte declararon un paro por tiempo indeterminado hasta tanto les abonen la totalidad del sueldo.

En Rosario el transporte está en su porción mayoritaria en manos privadas. Después de años de gestión mixta (estatal y privada), el año pasado el gobierno del Partido Socialista–Frente Progresista de Mónica Feinn decidió privatizar gran parte del servicio que estaba en manos del Estado municipal a favor del grupo empresarial mendocino El Cacique.

Al mismo tiempo que la intendencia del PS privatizaba el servicio, aumentó el boleto de colectivo mediante superpoderes otorgados por el Concejo Deliberante (con el aval y apoyo de Cambiemos), llevando el mismo a ser uno de los más caros de todo el país. Así el gobierno del Frente Progresista demostró que de progresista solo tiene el nombre, atacando el bolsillo de los trabajadores a favor de los grupos empresarios (que en el caso de Rosario Bus, quien detenta la mitad de las líneas de colectivos locales, pertenece a un solo empresario).

En febrero de este año, la nueva gestión del intendente Pablo Javkin de la UCR-Frente Progresista, firmó un convenio con la provincia y la nación para que se tripliquen los subsidios que reciben las empresas prestadoras del servicio de transporte público en Rosario.

En estas condiciones de transporte privatizado y aumento sideral de los subsidios que reciben las empresas concesionarias es que llegamos a la actual situación de pandemia por el COVID-19 y la cuarentena. En la provincia y la ciudad, a causa de las restricciones impuestas para la circulación, la cantidad de pasajeros transportados cayó más del 90% entre marzo y mediados de mayo. Siendo además que todas las previsiones indican, tal como lo señaló el mismo intendente Javkin, que las restricciones en el transporte público van a durar al menos tres meses más.

Es precisamente esta la justificación que tomaron las patronales para pagar solamente el 50% del salario a los trabajadores. Patronales que durante años embolsaron fortunas con subsidios millonarios, con aumentos siderales del boleto de colectivo (muy por encima de la inflación), bajando costos con recortes de frecuencias, sin jamás mostrar un solo libro contable amparados en el “secreto comercial”, ahora pretenden descargar sobre las espaldas de los trabajadores las consecuencias de la cuarentena y el aislamiento obligatorio.

Mirá también:  Voces del Plenario de la 18 de Diciembre

Sin solución a la vista

El conflicto aparece completamente trabado. Los colectiveros agrupados en la UTA siguen adelante con el paro urbano e interurbano que ya lleva 16 días en demanda de la total liquidación del salario (les pagaron un 65%, de los cuales el 50% pagaron las empresas y el restante 15% lo hizo la municipalidad de Rosario a los choferes de las empresas de la ciudad).

La próxima reunión entre la UTA, los funcionarios municipales, provinciales y nacionales está pautada para el miércoles 27. La última reunión entre las partes se realizó el miércoles de la semana pasada, demostrando que a nadie parece interesarle demasiado la resolución del conflicto.

El gobierno nacional de Alberto Fernández dice que no hay más plata para subsidios al transporte público del interior de nuestro país (¡mientras que acaba de entregar fondos mediante las ATP a instituciones futbolísticas como River o Boca o a los grupos multimillonarios Techint y Clarín!) y que es un problema que tienen que solucionar las provincias, el gobierno provincial de Perotti se desentiende para no entrar en conflicto con el gobierno nacional y el gobierno municipal de Javkin patalea un poquito, pide subsidios pero no cuestiona en lo más mínimo a las empresas privadas y sus ganancias. Y encima se acerca el día de pago del mes de mayo, lo que avizora que el conflicto puede agravarse si las patronales no depositan el sueldo completo.

Mientras tanto, la burocracia sindical de la UTA mantiene un paro absolutamente pasivo (ni siquiera lo llaman paro, sino… ¡corte del crédito laboral!) sin llamar a movilizar en la ciudad o en la provincia. Por el contrario, como lo dijo recientemente el secretario adjunto de la UTA Rosario Sergio Copello, su tarea es contener la creciente bronca que hay por la base ante la falta de pago.

Mirá también:  Paro general | Habló Manuela Castañeira en el Corte de 197 y Panamericana

Por una salida al servicio de los trabajadores y el pueblo

Este conflicto demuestra que a ningún gobierno le interesa la salud y el bienestar de los trabajadores y el pueblo que usa el transporte público. Mientras abren cada vez más la cuarentena para la producción y el comercio, son los trabajadores quienes sufren la falta de transporte público. Pero el gobierno sabe que por abajo se acumulan los reclamos obreros y laborales, y no quiere dar el brazo a torcer.

Pero al mismo tiempo demuestra el fracaso del sistema de transporte público en manos privadas, un servicio con fines de lucro para unos pocos. Hay que plantear la apertura de los libros contables de las empresas para verificar cual es su situación real y adonde fueron las ganancias de todos estos años, engrosadas mediante subsidios millonarios y aumentos de boleto. Y si los empresarios se niegan a pagar el salario a todos los trabajadores, es imperioso que se estatice el servicio de transporte de colectivo, que sea el mismo Estado quien lo financie bajo control de sus mismos trabajadores y las asociaciones de usuarios.
Y para que este conflicto triunfe es imperioso que los trabajadores se organicen por la base mediante asambleas (donde se garanticen todos los protocolos de salubridad y cuidado ante el coronavirus), que discutan democráticamente entre todos medidas de lucha y desborden a la burocracia de la UTA que lo único que está haciendo es frenar la justa bronca de los choferes.

Print Friendly, PDF & Email

Colaborá con la izquierda


Nuestra actividad se mantiene con el aporte solidario de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Suscribite para que podamos seguirte brindando la mejor información y análisis.

Me quiero suscribir




Recomendadas

Rebelión Antirracista en EEUU

Guerra, política y partido a la luz de la rebelión en EEUU

“La historia no funciona de manera tal que en primer lugar se imponen los cimientos, luego crecen las fuerzas productivas, las relaciones de fuerzas necesarias entre las clases se desarrollan, el proletariado se vuelve revolucionario, y luego todo esto se guarda en la hielera y se preserva mientras procede la preparación de un Partido Comunista, de manera que pueda alistarse mientras las ‘condiciones’ esperan y esperan; y luego, cuando esté listo, pueda arremangarse y comenzar a luchar. No, así no funciona la historia. Para la revolución se req...

Trabajadores

Las Rojas

Últimas noticias

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre