Sanders y Venezuela

Pese a todos los aspectos progresivos que venimos señalando, los límites políticos de Sanders se hacen especialmente visibles en una cuestión: la política hacia Venezuela -y más en general, la política exterior de EEUU.

Izquierda Web2
Editor en Jefe del portal IzquierdaWeb - Noticias de los trabajadores, las mujeres y la juventud.


por Ale Kur

 

Aquí Sanders ha adoptado una posición centrista que termina cediendo al imperialismo yanqui. Por un lado, se niega (correctamente) a reconocer a la marioneta imperialista de Guaidó, y en términos genéricos “rechaza la injerencia de EEUU en América Latina”. Pero por otro lado, cayó de lleno en la trampa de la falsa “ayuda humanitaria” orquestada desde la Casa Blanca de Trump. En un tweet señaló: “El pueblo de Venezuela está atravesando una seria crisis humanitaria. El gobierno de Maduro debe poner por delante las necesidades de su gente, permitir el ingreso de la ayuda humanitaria al país y abstenerse de la violencia contra manifestantes”[1].

De esta manera, Sanders se sumó al coro de los medios de comunicación imperialistas y de todo el “establishment” político norteamericano, que intentaron montar una provocación contra la soberanía venezolana jugando con las terribles necesidades de su pueblo. La respuesta principista y contundente frente a esta desorientación de Sanders vino de un lugar (relativamente) inesperado: fue el cantante Roger Waters quien le recordó en twitter que la “intervención humanitaria” es la línea de los neoconservadores que quieren destruir Venezuela[2].

La incapacidad de Sanders de llevar hasta el final una línea anti-imperialista consecuente tiene mucho que ver con su incapacidad de terminar de romper con el régimen político, económico y social del capitalismo norteamericano. El caso venezolano muestra en pequeña escala lo peligrosa que puede ser eventualmente esta falta de claridad política. Es necesario que Sanders vaya hasta el final en la ruptura con los fundamentos imperialistas de EEUU, lo cual implica abandonar la perspectiva reformista y apostar por una auténtica revolución que transforme de raíz a la gran potencia norteamericana.

Mirá también:  Editorial | El operativo contención de los burócratas sindicales

[1] https://twitter.com/SenSanders/status/1099380342018912257

 

[2] https://twitter.com/rogerwaters/status/1099435542259945474

 

Print Friendly, PDF & Email

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre