Estados Unidos

Sanders triunfa en las primarias de New Hampshire

El pasado martes 11, Bernie Sanders (que se autodefine “socialista democrático”) ganó la interna demócrata de New Hampshire, en la costa este de Estados Unidos, una semana después de obtener la mayoría de los votos en Iowa. Una nueva muestra de que algo está pasando en la conciencia de amplios sectores populares estadounidenses.

Izquierda Web2
Editor en Jefe del portal IzquierdaWeb - Noticias de los trabajadores, las mujeres y la juventud.
Nano Menyón



Este año hay elecciones en la primera potencia mundial: Estados Unidos elige un nuevo mandato presidencial. Este martes 11 se celebraron las elecciones primarias en el estado de New Hampshire, que dieron como ganador a Bernie Sanders, reafirmando la tendencia de lo ocurrido en Iowa (donde Sanders ganó por el voto popular, aunque por el sistema de elecciones particular de este estado no logró el mayor número de delegados).

Se acerca, no obstante, la principal prueba para la candidatura de Sanders: el “súper martes” del próximo 3 de marzo. En la pasada interna en New Hampshire, Sanders había derrotado a Clinton por un margen mucho mayor de votos que el alcanzado ahora. El camino de Sanders a su candidatura presidencial está lejísimos de estar despejado.

Los dos principales partidos (los republicanos y los demócratas), a lo largo de todo el año, organizan elecciones primarias en todos los estados para definir a su candidato en las elecciones generales. Mientras el Partido Republicano espera pacientemente que sus primarias den como candidato a Donald Trump, los demócratas están inmersos en una dura batalla por ver quién le hará frente el 3 de noviembre al actual mandatario. Cada candidato logra obtener delegados (son 1.991 en total) en cada estado, que definirán en el próximo Congreso Nacional Demócrata al candidato presidencial de ese partido.

Si bien New Hampshire aporta solo 24 delegados (menos del 1%), las primeras elecciones marcan el “termómetro”, por así decir, de los diversos candidatos, y que gane un candidato que se autodefine como “socialista democrático” (claro está, con todas las limitaciones que tiene Sanders) no es un hecho menor en la política estadounidense. Sanders se impuso con el 25,7% de los votos, seguido muy de cerca por su vencedor en delegados en Iowa, Pete Buttgieg, con el 24,4%. Ambos obtuvieron nueve delegados cada uno. Los seis delegados restantes los obtuvo Amy Klobuchar, con el 19,6%.

Mirá también:  El incendio del Amazonas y la catástrofe climática es barbarie capitalista

Buttgieg presenta un programa muy similar al del candidato del establishment demócrata, Joe Biden, ex vice de Barack Obama. Ambos defienden políticas neoliberales e imperialistas bien típicas en EE.UU.[1] (no nos olvidemos que Buttgieg es veterano de Afganistán). Pero Buttgieg, al ser mucho más joven -37- y pertenecer a la comunidad LGBT, presenta un perfil más “moderno” que Biden, que volvió a sufrir una estrepitosa derrota al quedar quinto con el 8,4% de los votos. No es insignificante que el candidato de gran parte de la burguesía local pierda de semejante manera.

Si bien la victoria de Sanders es importante, aún no marca una hegemonía en torno a su candidatura y la cosa puede complicarse en estados con mayor cantidad de delegados en juego. Debe obtener un mayor porcentaje de delegados si quiere tener una oportunidad seria de estar en noviembre, porque corre el riesgo de que todos sus adversarios (casi todos con un programa “moderado”, neoliberal) se alíen en torno a un único candidato (por ejemplo, a ningún empresario le temblaría demasiado el pulso si hay que inclinarse por la figura de Buttgieg…)

Y sin embargo, estas primarias están confirmando una tendencia inimaginable hasta hace pocos años en Estados Unidos: Que un sujeto autodenominado “socialista” lidere la elección a ser candidato presidencial de nada menos que la mayor potencia capitalista mundial, contra nada menos que Donald Trump. Hay que ver y esperar, claro está, como sigue el rumbo de los acontecimientos. Pero, aun con todos los límites visibles, se está viendo moverse la conciencia de amplios sectores en la sociedad estadounidense, que le da cuerpo a lo que hace menos de diez años parecía imposible.

Mirá también:  Reunión abierta del sindicalismo combativo en la zona norte

 

[1] «Tantos de ustedes participaron. Demócratas de pura cepa. Independientes dispuestos a permanecer al margen. E incluso algunos nuevos ex republicanos. Listos para votar por algo nuevo», dijo Buttigieg. Cualquier parecido a la “unidad nacional” es pura coincidencia. Ver https://www.pagina12.com.ar/247077-bernie-sanders-gano-las-primarias-de-new-hampshire

Print Friendly, PDF & Email

Colaborá con la izquierda


Nuestra actividad se mantiene con el aporte solidario de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Suscribite para que podamos seguirte brindando la mejor información y análisis.

Me quiero suscribir




DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre