COVID-19 y represión

Salta sitiada con la excusa de la pandemia

La cuidad de Salta está transitando la cuarentena como una cuidad sitiada, con efectivos policiales en las calles y vallas en todos sus accesos, siendo hoy unas de las provincias con mas de 500 detenidos de los cuales la mayoría pertenecen a barrios populares.

Emilia S.


En los colectivos, los propios choferes le piden a la gente el certificado laboral para permitirles la circulación, impidiendo el traslado a cualquiera que no sea personal esencial de salud o seguridad.

El gobierno provincial aprovechó la excusa de la pandemia para endurecer el control policial sobre la población, vallando el centro de la ciudad y reforzando la presión y el amedrentamiento en los barrios populares.

El día de ayer, el gobernador Gustavo Sáenz, en una conferencia de prensa transmitida por cadena en la provincia, le pidió al Presidente Alberto Fernández utilizar el ejército para controlar a la población frente a la cuarentena. Pidió que el ejército controle las calles y las fronteras del país. «Quiero pedirle, necesitamos al Ejército en las calles, necesitamos al Ejército en las fronteras».

No es de extrañar esta reacción ante un gobernador que tiene como ministro de seguridad a Juan Manuel Pulleiro, un ex militar de la dictadura, un hombre que fue comandante de la V Brigada de Montaña con asiento en Salta. En ese cargo, el 28 de mayo de 2017 encabezó un acto de homenaje en el 42º aniversario del denominado Combate de Manchalá. Entonces declaró a todos sus subordinados como «sucesores de esos hombres», los militares que en el marco del Operativo Independencia el 28 de mayo de 1975 se enfrentaron con integrantes del Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP). «Nosotros somos los herederos de los valores y tradiciones de la vanguardia del Ejército del Norte y de los soldados salteños que combatieron por la independencia y que combatieron en Manchalá», sostuvo entonces.

Mientras tanto, en Salta continúa la desnutrición y la pobreza, agravada la parálisis de la actividad para los sectores informales de la economía.

Mirá también:  ¿Con qué garantías cuentan las nuevas actividades esenciales?

El gobierno no ha puesto en pie ningún plan serio de emergencia sanitario para poder enfrentar la pandemia y las muertes por desnutrición, ni apurado medidas de contingencia para los trabajadores informales, las comunidades originarias y para la gente en situacion de calle, que son los sectores más vulnerables ante esta situación. Su respuesta a sido puramente represiva: en cuanto a la salud de la población, silencio y negligencia.

Necesitamos organizarnos para impulsar la solidaridad entre los de abajo frente a un gobierno que restringe libertades, penaliza y atenta contra nuestras fuentes de trabajo.

Print Friendly, PDF & Email

Colaborá con la izquierda


Nuestra actividad se mantiene con el aporte solidario de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Suscribite para que podamos seguirte brindando la mejor información y análisis.

Me quiero suscribir




Recomendadas

Rebelión Antirracista en EEUU

Guerra, política y partido a la luz de la rebelión en EEUU

“La historia no funciona de manera tal que en primer lugar se imponen los cimientos, luego crecen las fuerzas productivas, las relaciones de fuerzas necesarias entre las clases se desarrollan, el proletariado se vuelve revolucionario, y luego todo esto se guarda en la hielera y se preserva mientras procede la preparación de un Partido Comunista, de manera que pueda alistarse mientras las ‘condiciones’ esperan y esperan; y luego, cuando esté listo, pueda arremangarse y comenzar a luchar. No, así no funciona la historia. Para la revolución se req...

Trabajadores

Las Rojas

Últimas noticias

1 COMENTARIO

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre