TRABAJADORES

Salario mínimo: El gobierno impuso aumento miserable, la CGT hace la plancha

Ayer se reunieronla burocracia sindical, el gobierno y los empresarios para definir el nuevo salario mínimo de los trabajadores. No hubo acuerdo y el gobierno impuso un aumento de 35% frente al 150% que "exigía" la CGT. Un viernes lleno de movilizaciones en Buenos Aires, donde también se movilizó el Sindicalismo Combativo para enfrentar el saqueo a los bolsillos obreros.

Redaccion
Equipo de redacción del portal IzquierdaWeb.


Ayer se reunió el Consejo del Salario en el Ministerio de Trabajo para definir el número del salario mínimo. De esta reunión formaron parte los empresarios, el gobierno y las centrales sindicales, como la CGT, que exigía $31.000 para el mínimo. No hubo acuerdo y el gobierno decretó el aumento del 35% en tres cuotas. Lo que significa que el salario aún sigue por detrás de la inflación, ya que pasaría de $12.500 a $16.250.

Las centrales sindicales, que exigían un aumento del 150%, lo hacían solamente desde lo discursivo, porque en los hechos no realizaron ninguna medida de fuerza para meter presión y conseguirlo. Cero movilización, corte de ruta o paro; nada fue convocado de la central sindical que sigue en plan de garantizar la gobernabilidad de Macri hasta el final.

En este marco se realizó la movilización del Sindicalismo Combativo, conformado por las corrientes de la izquierda y desde donde participó la Corriente Sindical del Nuevo MAS, la 18 de Diciembre. “No podemos esperar hasta Octubre porque nos quieren reventar”, dijo Marina Hidalgo Robles en el acto frente al Ministerio de Producción y Trabajo. “Nos mandan a rezar pero no convocan a un paro general para enfrentar el ajuste”, continuó refiriéndose a la CGT. “No es lo suficientemente aceptable por parte de la CGT”, dijo Héctor Daer pero también se atajó aclarando que no tienen pensado implementar medidas de fuerza.

La realidad es que incluso los $31.000 que pedía la CGT no alcanzaban. Ese número fue establecido por el Indec para la Canasta Básica Total en junio, anterior a las PASO y la corrida del dólar del 12 de agosto, el día 1 de la remarcación de los precios en todas las góndolas del país. Una exigencia que sin un paro general no llevaría a ningún puerto, como finalmente sucedió.

Mirá también:  Crisis não tem fim

El gobierno dijo que no, y decidió decretar el aumento del $35 en tres cuotas. 13% en el mes de agosto, 12% en septiembre y 10% en octubre. La caída del salario queda en torno al 20% y 40%, frente a una inflación del 55.8% interanual. Frente a esto, Robles también planteó la necesidad de “un programa claro de los trabajadores y trabajadoras que proponga medidas de fondo, medidas anticapitalistas que le saquen la plata a los que en verdad la tienen y dejen de atacar nuestros bolsillos”.

 

Print Friendly, PDF & Email

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre