Voces del plenario de la Corriente Sindical 18 de Diciembre

Rodolfo Torres: “Poner la voz de los trabajadores en la calle”

Intervención de Rodolfo Torres, dirigente nacional de la Corriente Sindical 18 de Diciembre, en la apertura del gran plenario de trabajadores realizado por la Corriente el pasado sábado 25 y que contó con la presencia de más de 500 compañeras y compañeros.



Es un orgullo que estén tantos compañeros y compañeras conectados, y tantos luchadores.

No voy a empezar hablando del movimiento obrero y la situación de los trabajadores, sino que voy a empezar haciendo una referencia a que nuestra corriente reivindica el clasismo, lo que tiene muchas connotaciones, pero una que nos interesa destacar es que tomamos como propios todos los problemas de los explotados y oprimidos, y por eso no podemos dejar de hacer sentir nuestra voz y poner nuestro granito de arena y de lucha para que aparezca con vida el compañero Facundo.

 

Yendo a la situación más general, lo primero que me surge son las paradojas que se viven, las aparentes contradicciones. Si la curva de contagios va para arriba, ¿la lógica cuál es? Cerrar, cuidarse, más cuarentena. Bueno, ¿qué hacen todos los gobiernos, oficialistas y opositores? Abren, abren y abren. Cada vez hay más y más comercios, fábricas; ya van a empezar las peluquerías, dale que va, es todo joda.

Lo digo así, cómicamente, pero es una situación bastante trágica: se está jugando con fuego, nadie sabe a ciencia cierta cómo van a ser las próximas semanas.

Lo lógico, lo necesario, sería suspender ya toda actividad que no sea esencial, todas las fábricas y comercios no esenciales, y pagarles el cien por ciento del salario a los trabajadores, además de garantizar un ingreso universal de 50 mil pesos para que ninguna familia pase hambre.

Lo que es casi una necesidad impostergable, es una huelga general para que se aplique una cuarentena en serio; pero se hace todo lo contrario.

Veamos otro ejemplo: está la pandemia del COVID pero también la pandemia de despidos, desocupación, rebaja salarial, condiciones de trabajo vulneradas todos los días. Las paritarias son un lejano recuerdo, la inflación no para, y los sindicatos están cerrados. Todos los sectores salen por la tele y hablan y piden, ¿pero los sindicatos? La burocracia sindical tiene las puertas de los sindicatos cerradas, encadenadas bajo siete llaves, para impedir que los trabajadores tengan voz, para impedir que se escuchen sus reclamos.

La CGT y la CTA toman café con los empresarios. Hicieron un zoom con los empresarios más importantes del país, ¿para parar la producción?, ¿para ver cómo ayudan a los trabajadores? No, para hablar de cómo va a ser la postpandemia. O sea, siguen subiendo los casos, siguen subiendo las muertes, y estos muchachos ya están con los empresarios para ver cómo nos van a reventar el día después.

Otra paradoja es el nuevo discurso. Cuando todo empezó el gobierno decía: “lo primero es la salud”. Ahora es sálvese quien pueda: “apelamos a la responsabilidad social, a que los ciudadanos se cuiden, es un problema del ciudadano”.

No, no es un problema del ciudadano. Es un problema de la política que se aplica, que se afloja cada vez más la cuarentena, se abren más fábricas y más comercios y bueno, circula más la gente y circula más el virus, es así de sencillo. Cuando más solidaridad se necesita, cuando más respuesta de los trabajadores se necesita, nos mandan a cuidarnos individualmente.

Pero lo más destacable de todo, y que es la razón por la que hacemos este Plenario, es que a pesar de las horribles condiciones en que estamos los trabajadores, las luchas empiezan a romper el cerco mediático, empiezan a aparecer los reclamos desde abajo. Las luchas en Córdoba, las distintas expresiones acá en el GBA, a pesar de la pandemia y de la burocracia sindical, el reclamo de los trabajadores se empieza a abrir paso.

Mirá también:  Vicentín: No queremos salvataje, queremos la estatización bajo control obrero

Esa es la tendencia que se viene, opinamos que hay que prepararse para más luchas. Los reclamos de los trabajadores se van a abrir paso a pesar de la pandemia, la burocracia y el gobierno.

Un gobierno que dice una cosa y hace otra

 

Dicho esto, quería dar un pantallazo general de la situación política en el país. Es importante hacer un repaso de lo que viene haciendo el gobierno, que se ha llenado de palabras lindas pero cada vez que tuvo que tomar decisiones, esas decisiones importantes no coincidieron con las palabras. Los hechos son todos a favor de las grandes empresas, del FMI, de las multinacionales.

En cuanto a la salud, empezó con que el Estado nos va a cuidar y ahora resulta que es responsabilidad de cada uno. Los medios oficialistas dicen que la culpa es de la marcha anti cuarentena en la 9 de Julio, de los pibes que toman birra en las esquinas, de los obreros que comparten el mate en la fábrica. Ellos, los que abrieron todo no tienen la culpa de nada, son unos caraduras.

Sobre la deuda externa empezaron diciendo que iban a pedir tres años de gracia, que iban a pagar muy poco, que no iba a ser a costa del ajuste a los trabajadores; el gran eslogan del gobierno era la sustentabilidad. Veamos en qué quedó eso: la oferta inicial subió 15 mil millones de dólares más para los buitres; los tres años de gracia quedaron en 12 meses, y de la sustentabilidad no quedó nada. Los primeros tres años se van a pagar de 1500 a 2500 millones de dólares anuales; del 2025 al 2035, ¡diez mil millones de dólares anuales! Y falta, porque hay que sumar la deuda interna y la deuda al FMI. Es decir, es insustentable absolutamente, y sólo significa ajuste y más ajuste.

Otra comparación entre las palabras y los hechos del gobierno: apareció el caso Vincentin y parecía el comandante Chávez, “exprópiese”. No quedó nada de la expropiación, pidió perdón públicamente, están tratando de rescatar a esos empresarios vaciadores y chupasangre, es un escándalo.

Es decir, cuando llega la hora de la verdad se termina el discurso social y vienen las medidas pro mercado, las medidas liberales. Esos son los crudos hechos de la realidad. Hay mediaciones, hay grises, pero cuando las papas queman, la cuestión es clase contra clase, y Fernández trabaja para la clase de los empresarios, de los capitalistas; es un fiel representante de esa clase. La crisis la pagan los capitalistas o la pagamos los laburantes, y Fernández está trabajando para que la paguemos los laburantes.

Ya están instalando la agenda postpandemia, que les digo que es una catástrofe. Muchos compañeros tienen la ilusión de que termina la pandemia y bueno, volvemos a la normalidad, nos vamos a ir acomodando. Lamento comunicarles que eso no va a pasar. La agenda postpandemia es terrible: reforma laboral, previsional, impositiva. Vienen por nuestros derechos. Esto es público, no es que tenemos los espías de Macri que nos informan, sale en los diarios.

La situación de los trabajadores

Pasemos de lo macro a lo micro, a la situación concreta, real, de los trabajadores. Voy a empezar por los que están en la primera línea, los de la Salud, a los que les dieron muchos aplausos, pero con aplausos no se solucionan sus problemas. La situación realmente es dramática, ya venían de años de sobrecarga laboral, de trabajar dos jornadas, los francos, etc. Todo eso se multiplicó por tres o cuatro en la pandemia, para cubrir a los que se enferman. Eso implica un estrés laboral y psicológico que hace imposible que el compañero no se enferme; son condiciones inhumanas. Si realmente queremos ayudarlos, no es con aplausos sino peleando por la triplicación del presupuesto de Salud, que pasen a los miles que están contratados a planta, que se aumenten los sueldos, que se tome más personal y se pongan los insumos necesarios.

Mirá también:  El virus del egoísmo que propaga el Colegio de Abogados

Otro sector que ha salido a la luz, a nivel mundial, son los jóvenes precarizados que andan repartiendo en moto o bicicleta, a quienes muchas veces se les va la vida por las condiciones de trabajo, los accidentes y robos, y como si fuera poco, reciben los aprietes de la policía. Lo primero es que sean reconocidos como trabajadores. Es un escándalo, pero se pone en tela de juicio si son trabajadores o no.

Los compañeros que están en la primera línea solidaria son los docentes que sufren ataques por la virtualidad, porque no pueden tomar horas docentes, por el IOMA y un largo etc.

Otro sector que está en primera línea son los trabajadores de Comercio, los que están en los Wall Mart, en los Coto, expuestos a la pandemia y a los aprietes patronales.

Voy a terminar con los compañeros de las fábricas. En una fábrica no hay protocolo que valga, es todo mentira, es una excusa de la burocracia para ponerse al servicio de las ganancias patronales. Además, lo que se ve es un aumento constante de los ritmos de producción, entonces es todo mentira el protocolo. Como la mano de obra es barata, “que se enferme, qué me importa, pongo otro”; esa es la manera en que piensa la patronal.

Sacar los reclamos a la calle

El programa que necesitamos y que se tiene que construir entre todos, es  la suspensión inmediata de las tareas no esenciales, el pago del cien por ciento de los salarios, la triplicación del presupuesto de Salud, más personal y elementos de protección de calidad en los hospitales, que se haga efectiva la prohibición de despidos. Hasta que no se pueda imponer la suspensión de tareas, que haya comités conformados por los trabajadores para seguridad e higiene, abrir los sindicatos para hacer una cuarentena solidaria y para que tengan voz los trabajadores, los que, como decía el Chino, somos los que con nuestro esfuerzo movemos las palancas de la producción, del comercio y de la vida.

Termino con dos ideas: es hora de que la izquierda salga a la calle, que los trabajadores hagan escuchar su voz.

Desde la 18 de Diciembre hacemos un llamado a todos los trabajadores y en especial a los compañeros del Plenario Sindical Combativo a que pongamos los reclamos en las calles, hagamos acciones, caravanas, en las próximas semanas en forma urgente, acciones de lucha para que se vean los reclamos y las necesidades de los trabajadores. Obviamente tienen que ser regionales, con distancia social, en cada provincia se adaptará.

Los llamamos a seguir organizándose y luchando con la18 de Diciembre.

Print Friendly, PDF & Email

Colaborá con la izquierda


Nuestra actividad se mantiene con el aporte solidario de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Suscribite para que podamos seguirte brindando la mejor información y análisis.

Me quiero suscribir




Recomendadas

Rebelión Antirracista en EEUU

Guerra, política y partido a la luz de la rebelión en EEUU

“La historia no funciona de manera tal que en primer lugar se imponen los cimientos, luego crecen las fuerzas productivas, las relaciones de fuerzas necesarias entre las clases se desarrollan, el proletariado se vuelve revolucionario, y luego todo esto se guarda en la hielera y se preserva mientras procede la preparación de un Partido Comunista, de manera que pueda alistarse mientras las ‘condiciones’ esperan y esperan; y luego, cuando esté listo, pueda arremangarse y comenzar a luchar. No, así no funciona la historia. Para la revolución se req...

Trabajadores

Las Rojas

Últimas noticias

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre