Río Tercero, Córdoba | La lucha de los trabajadores de Fabricaciones Militares

Izquierda Web2
Editor en Jefe del portal IzquierdaWeb - Noticias de los trabajadores, las mujeres y la juventud.


Pablo Pérez, corresponsal desde Río Tercero

Continúan los despidos de estatales, ahora en Fabricaciones militares

El día viernes al terminar su jornada los trabajadores de FMRT recibieron por parte del interventor la noticia que el día martes se entregaría una lista con alrededor de 59 despidos. Obreros con más de 15 años de trabajo ininterrumpido son hoy arrojados a las calles de la ciudad cordobesa de Río Tercero.

Mientras Macri en Jujuy desplegaba al Ejército en el operativo Escudo Norte, Gendarmería se aprontaba a reprimir a toda una fábrica, con unos 100 efectivos y una relación 1 gendarme cada 5 obreros. Los compañeros nos dijeron en repetidas ocasiones que los gendarmes no eran del destacamento de Jesús María, sino que “eran del noroeste argentino”. El gobierno liberó a sus perros de presa para poder hacer pasar cueste lo que cueste una serie de despidos que ponen en jaque la operatividad real de Fábrica Militar Rio Tercero. La capacidad productiva queda reducida, sobre todo si sumamos a los recientes 59 despidos, los 30 de las jornadas del diciembre pasado, entre los cuales la mayoría cubrían funciones en la planta de mecanizado. A estos ahora se le suman personal de sanidad, de los cuales solo quedarían dos doctores y un enfermero para garantizar la salud y seguridad de los trabajadores, un gravísimo riesgo a la integridad física de los obreros.  Hace tiempo ya que los trabajadores denuncian una política de vaciamiento y lo que ellos denominan “Auto boicot”: la producción de Nítrico al 98% que es vendida a un 13% de su valor en el mercado internacional, la compra de materias primas a sobreprecios son datos suficientes.

Mirá también:  Editorial | La sustentabilidad del ajuste en duda ¿Hasta cuándo Macri?

Así se sumaba Fabricaciones Militares a la larga lista de sectores (Télam, INTI, Agroindustrias, por nombrar algunos) que sufren los embates del acuerdo Macri-FMI, con complicidad de las burocracias sindicales y el arco político capitalista.

En una asamblea que duró horas y en medio de los constantes hostigamientos por parte de la GNA, los trabajadores resolvieron la permanencia en la fábrica y la bajada del ritmo de producción, pues había plantas que no contaban con la materia prima para reiniciar sus respectivos procesos productivos, la de Sulfúrico por ejemplo.

Entre los despedidos se destacan 2 ex delegados de ATE y UPCN, y personas políticamente disidentes al gobierno de Cambiemos, dejando claro la verdadera funcionalidad del Ministerio de Modernización, el cual como una suerte de “Gestapo” persigue y castiga a todo aquel que se atreve a levantar la voz contra las políticas del gobierno nacional.

Los trabajadores denunciaron que el gobierno ya tendría compradores para los diferentes sectores de la fábrica, así DPQ gracias a la nueva relación social pasaría a estar bajo control de la multinacional vecina Petroquímica Rio 3, Albaugh Ex ATANOR adquiriría terrenos aledaños al rio para expandir sus plantas, Hidrogrubert la planta de mecanizado. Una verdadera canibalización.

Cabe destacar el cuanto menos desafortunado rol que cumplió ATE, que durante décadas nunca presiono el pase a planta permanente del personal contratado. Pero el colmo de la desvergüenza fue hace unos días, cuando hicieron un cordón para que el director de RRHH pudiese leer los nombres de los despedidos frente a los cientos de compañeros encolerizados, aunque no evitaron que vuele algún merecido piedrazo. Desmovilizando a los compañeros, dejan sin una alternativa real a los trabajadores más que apretar el puño y resignarse, “ya volvía a mi casa sin trabajo, no quise volver con un ojo menos”, “Me siento como el violinista del Titanic”. El sentimiento de derrota no tiene otro responsable más que los “dirigentes” traidores, que pactan de antemano cuántos y quiénes van a ser los cesanteados.

Mirá también:  Editorial | Paro activo el 24 y 25 contra el déficit cero | Al borde de la cesación de pagos

Los ataques van a continuar, hay que lanzar una jornada nacional de lucha en conjunto a los mineros de Río Turbio,Télam, INTI, Hospital Posadas, etc. Unificar las luchas de todos los estatales contra el gobierno de Macri. Los nuevos despidos ponen en manifiesto la urgencia de una movilización que le lleve el conflicto a las mismas puertas de la Casa Rosada, de mantener el paro y la ocupación, lanzar una gran campaña entre la población donde se denuncie a Macri como el responsable de los despidos. Se puede así romper el hermetismo de ciudades como Villa María y Río Tercero. Las jornadas de lucha ponen en manifiesto el carácter precarizador de un gobierno que aplica sin chistar la perversa  receta del FMI.

 

Print Friendly, PDF & Email

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre