Reunión de la Mesa del Sindicalismo Combativo

Izquierda Web2
Editor en Jefe del portal IzquierdaWeb - Noticias de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Por Héctor “Chino” Heberling

El pasado martes 21 de agosto se reunió la Mesa Nacional del Sindicalismo Combativo. En la misma se sustanció un importante debate que tiene sus antecedentes en el Plenario realizado el Lanús el 23 de junio pasado, el balance en la participación del paro general del 25 de junio y la marcha y acto realizado el 12 de julio a Plaza de Mayo. En esa oportunidad nuestra compañera Marina Hidalgo Robles en representación de la Corriente Sindical 18 de Diciembre expresó: “desde el sindicalismo combativo y la izquierda tenemos que salir a decir claramente que los trabajadores no podemos esperar al 2019 como quieren la burocracia sindical y la oposición K o peronista, tenemos que dejar de realizar actividades rutinarias, impulsando acciones de lucha concretas. En ese sentido proponemos impulsar  la organización de una Jornada Nacional de Lucha de todos los estatales que sufren los despidos como en Télam, Hospital Posadas, Inti, Río Turbio, PIAP y otros que están amenazados como las empresas estatales de Ferrocarriles y Astilleros, concentrando la acción sobre el Ministerio de Modernización, que es donde se ordenan los despidos y se organiza la persecución sindical e ideológica”.

Esta propuesta, vale aclarar, surge de los planteos que realizaron los mineros de Río Turbio no solo en el Plenario realizado en Lanús sino también reiterada en otras oportunidades. Desde la 18 de Diciembre tomamos la propuesta y comenzamos a impulsarla, entendiendo que respondía a la necesidad de los trabajadores de profundizar y radicalizar la lucha para enfrentar la dureza del ajuste en curso del gobierno.

Inclusive durante la “gira” realizada semanas atrás por los mineros, donde visitaron varios sectores de trabajadores planteando su propuesta, se realizó una reunión con representantes del “sindicalismo combativo” donde los compañeros de Río Turbio reiteraron el planteo expresado en Lanús. El resultado de la gira (ver SoB N° 482) fue un paso adelante ya que lograron con la presión que ATE Nacional convocara de “urgencia” una reunión donde se tuvo que comprometer a una serie de medidas reclamadas por los estatales más afectados por el ajuste, que son los sectores industriales que prácticamente el gobierno los quiere hacer desaparecer como las fábricas militares, el Astillero, sectores de la energía nuclear, etc. En esa oportunidad dijimos que era un deber del sindicalismo combativo tomar en nuestras manos esa convocatoria y ponerle al cuerpo a una iniciativa surgida desde un sector en lucha como es el de los mineros.

Volviendo a la reunión, desde la 18 de Diciembre expresamos que la coyuntura está caracterizada por el agravamiento de la crisis económica, donde las consecuencias del ajuste están produciendo una bronca generalizada de los trabajadores contra el gobierno, y que el sindicalismo combativo debe intervenir impulsando la masificación de la pelea, saliendo a la calle a radicalizar las medidas. En este sentido vemos que hay que aprovechar el tratamiento del Presupuesto, durante el cual se podía producir una suerte de “embudo” donde confluyeran todas las tensiones en pugna, (ya que lo que está en juego en definitiva es que política económica se aplica en adelante) que podría derivar en un escenario tipo “18 de diciembre” donde los trabajadores desbordaron a la burocracia sindical y enfrentaron al gobierno con métodos más duros.

Mientras algunos sectores presentes mantenían una orientación desligada de las necesidades actuales de la lucha haciendo eje en la realización de plenarios para “construir la nueva dirección del movimiento obrero”, los acontecimientos desatados por la movilización de los trabajadores del Astillero de Ensenada, donde la base obrera rebalsó la dirección que quería retirarse y enfrentó la represión policial ordenada por la gobernadora Vidal, terminó por enderezar la reunión y se acordó “impulsar una Jornada nacional de lucha reclamando a la CGT y las CTA un paro nacional activo de 36 hs. con movilización al Congreso en la fecha en que se trate el presupuesto”, entendiendo que la tarea prioritaria del sindicalismo combativo hoy es masificar la pelea, para salir a las calles a derrotar el plan de ajuste del gobierno. Solamente en esa pelea es donde  el “sindicalismo combativo” puede realmente calificarse y probar que es distinto a la burocracia sindical, y aspirar en un futuro a influenciar y dirigir nuevos sectores de trabajadores.

 

Print Friendly, PDF & Email

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre