zona sur gran buenos aires

Reserva Natural Santa Catalina: una lucha ambiental frente al avance de las empresas y la complicidad del Estado

Reservas naturales, parques, plazas, espacios públicos: son todos terrenos de disputa y terrenos susceptibles de ser comprados o vendidos. ¿Qué sucede cuando los intereses económicos y políticos de empresarios y Gobiernos choca con la voluntad popular? La Reserva Natural Santa Catalina, de enorme biodiversidad y valor único para los vecinos de Lomas de Zamora y Esteban Echeverría, es parte de un conflicto que tiene a todos los actores principales en disputa: el Estado, los gobiernos, las empresas y los vecinos. Escriben los precandidatos del Nuevo MAS de Lomas de Zamora y Esteban Echeverría.

Izquierda Web2
Editor en Jefe del portal IzquierdaWeb - Noticias de los trabajadores, las mujeres y la juventud.


En la lógica capitalista de convertir todo en una mercancía, los espacios verdes públicos son un terreno de disputa. El Estado, empresarios y políticos de turno avanzan sobre estos territorios con fines comerciales, transformándolos en sus objetos de apropiación y fuente de riqueza ya sea para realizar negocios inmobiliarios o para explotar recursos sin ninguna política de conservación.

Esta lógica, además, implica a unos pocos (empresarios y Gobiernos) que logran apropiarse y administrar recursos aumentando su acumulación, mientras las grandes mayorías continúan en la pobreza, atados a las condiciones económicas preexistentes y al margen de toda posibilidad de decisión y uso.

“Las lucha por la Reserva es una sola”, define Matías Gonzáles, integrante de Vecinos en Defensa de Santa Catalina, una reserva natural de 730 hectáreas ubicada en Lomas de Zamora, que miles de vecinos de Lomas y Esteban Echeverría mayormente, eligen para transitar en contacto con la naturaleza.

Es que frente a ellos, que reclaman que se cumpla una ley de protección sancionada hace una década, están el Estado Provincial, el Municipal, las gestiones de las  Universidades Nacionales de La Plata (UNLP) y de Lomas de Zamora (UNLZ) y la empresa de recolección de residuos urbanos (ligada al sindicalista Hugo Moyano)Covelia.[i]

 

¿Cómo se gestó esta organización de lucha?

“Durante 2007 y 2008 se empezaron a tejer negociados para querer cambiar el uso de la zonificación del predio, cambiando de espacio verde público a una categoría para que tenga otros usos. Entonces la gestión de la Universidad de La Plata le vende a Covelia 307 hectáreas, que incluyen el sector del humedal de la laguna, el sector más valioso, que debería ser el más protegido, por ser un gran contenedor de agua, por la enorme biodiversidad que tiene y porque funciona como escurridor para evitar las inundaciones que puedan sufrir los barrios aledaños”.

Entonces surgen inquietudes de vecinos de distintos barrios, movilizados ante este atropello y desprotección. “Una vez que se consumó la venta, los primeros rumores eran la posibilidad inminente en que se convierta en un lugar destinado para al depósito de los residuos urbanos, o algún negocio inmobiliario”

Mirá también:  7. Bases teóricas

En ese contexto surge Vecinos Autoconvocados en Defensa de Santa Catalina, con reuniones en sociedades de fomento, centros de jubilados y casas para organizar una gran campaña de visibilización y denuncia. Se generaron actividades públicas para generar conciencia y sensibilización sobre la importancia del espacio, con bicicleteadas, caminatas por la Reserva y volanteadas.

Así, además dejuntar más de 54 mil firmas, por la lucha y presión de los vecinos, en 2010, lograron que el Concejo Deliberante de Lomas eleve estoa la Provincia. “Entonces empezó a ser asunto de  jurisdicción provincial, lo que obligó al Gobierno provincial a trabajar en una ley que declare el predio como Reserva Natural Provincial, esto con el gran esfuerzo de insistir y presionar, llevando el reclamo a los políticos bonaerenses. Y en 2011 hubo sanciones unánimes en senadores y diputados[ii], dando como resultado un  un gran triunfo de los vecinos”.

 

¿Qué sucedió entonces?

“Lamentablemente, aunque ya estaba la ley firmada por el entonces gobernador Daniel Scioli, nunca se avanzó en reglamentación y por lo tanto en su implementación.Y como no existió un plan de manejo de la Reserva, continuaron los impactos de Covelia en el lugar”.

Frente a esto, ni la UNLP, ni la UNLZ, tampoco el Municipio (administrado entonces y ahora por el kirchnerista Martín Insaurralde, alineado entonces a Scioli) recogieron el pedido de la gente, sino todo lo contrario, operaron como contenedores para que la situación quede igual.

“La gestión de la UNLP actuó y actúa como una empresa. Ahora, priva del acceso al lugar a los cientos de vecinos que circulan por allí, que disfrutan de ese espacio como lo que es: público. Pero ponen policías para que se impida el acceso”

En cuanto a la situación de Covelia, los vecinos presentaron varias demandas y pedidos de amparo ante la Justicia. Finalmente, la Justicia Federal le dio curso a una cautelar, enmarcada en la Autoridad Matanza Riachuelo (Acumar), que le impide a Coveliarealizar movimientos de suelo. Aunque claro, esto es sólo un aliciente, ya que no soluciona el problema de la presencia de la ubicación de una empresa en un predio natural.

Mirá también:  Las denuncias del Juez Ramos Padilla | Algo está podrido en Argentina

Pero la avanzada privatizadora y abrasiva sobre la naturaleza va tomando nuevas formas: “Un conflicto muy reciente es que en la parte del sector de deportes de la UNLZ están queriendo ampliar y están construyendo una cancha de rugby, rellenando el terreno sobre los márgenes del humedal. Las autoridades lo saben y esto no debería suceder, uno no puede en una reserva natural hacer alteraciones”

Y hay más: “Por la zona ya funciona una cementera, el Tiro Federal, y recientemente colocaron una antena de celulares, como lo vienen haciendo en todas partes de Lomas, cuando está comprobado los daños a la salud que ocasiona”[iii].

 

¿Qué reclaman?

“Luchamos por que la totalidad del predio esté resguardada y sea considerada efectivamente Reserva. Entre los Gobiernos se pasan la pelota, los reclamos son tanto para el sector municipal como para las áreas de la UNLP, la UNLZ y el Gobierno bonaerense. El hecho de cerrarla e impedir la circulación atenta de forma directa al  derecho de las personas. En el sector municipal, que son apenas 17 hectáreas, queremos que haya baños, agua potable, luz, que se mejore el estado de los bancos. Hay un descuido y falta de mantenimiento total que impide el esparcimiento”.

En definitiva la lucha de los vecinos sigue con fuerza hastalograr que las empresas se vayan de este espacio verde fundamental para la calidad de vida de miles de personas. A la vez desenmascarando la complicidad del Estado y los Gobiernos patronales de turno.

[i]Históricamente, en esos terrenos hubo tambos, estancias y un enorme bosque implantado de flora y fauna múltiple. En una fracción importante se edificaron edificios académicos de la UNLP y de la UNLZ, donde estudian miles de personas de toda la región.

 

[ii]Ley 14.294.

[iii] Esta problemática cosechó una profunda indignación en vecinos de distintos barrios, ya que la Municipalidad avaló la colocación de estos artefactos cancerígenos en plazas, en zonas donde hay escuelas y cercanas a hospitales.

Print Friendly, PDF & Email

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre