Movimiento obrero

Remolcadores de puerto: Duro conflicto por salario

Desde el día 26 de diciembre hasta este 6 de enero, los trabajadores del sector de remolcadores de puerto llevaron a cabo un paro en todo el país, el cual implicó la paralización del comercio exterior.



Huelga remolcadores de puertos

Los 4 gremios del sector, que son SOMU, patrones, maquinistas navales y conductores navales, llevaron adelante un cese total de actividades tras el fracaso de las negociaciones salariales con la CAR (Cámara de Remolque).

El conflicto comenzó cuando el día 22 de octubre los 4 gremios enviaron un petitorio al Ministerio de Trabajo donde se le pidió una audiencia con la CAR, para hacer el pedido de una reestructuración salarial y un bono extraordinario, ya que esta actividad ha sido declarada como esencial y los trabajadores del remolque debieron seguir trabajando durante la pandemia (tener en cuenta que las tarifas de los servicios de remolques son en dólares y el sueldo de los trabajadores es en pesos). El 18 de noviembre comenzaron las instancias de conciliación obligatoria dictadas por el Ministerio de Trabajo, las cuales fueron agotadas el 26 de diciembre, fecha en la cual tiene inicio el paro y que concluyó este 6 de enero.

Una particularidad es que ninguno de los gremios ha comunicado de manera oficial los puntos del conflicto, lo cual nos da un indicio de que el conflicto es arrancado por las bases, ya que la pérdida de poder adquisitivo en los últimos dos años ha sido descomunal, siendo el sector de remolcadores el que tiene los salarios más bajos de toda la marina mercante, con lo que ha sido el primer eslabón de la cadena en romperse. Por boca de los compañeros, lo que se estaba reclamando era equiparar la diferencia salarial que existe entre los trabajadores de remolcadores respecto a la de los otros buques, que ronda en el orden del 23%, lo que implicaba una reestructuración salarial y no un acuerdo paritario; también se estaba reclamando el pago de un bono excepcional por ser trabajadores esenciales que trabajaron durante la pandemia; y se estaba haciendo el pedido de la modificación en el sistema del mecanismo paritario, el cual actualmente se percibe una recomposición salarial del 70% IPC del INDEC y un ajuste del 100% cuatrimestral. Lo que se reclamó es un mecanismo paritario con sumas fijas por tramos, con una cláusula de revisión al final del año paritario, al tiempo que la suma del último tramo bajo este nuevo mecanismo.

El conflicto finalmente terminó en una entregada de las burocracias. De todos los puntos en disputa, sólo el del cambio en el mecanismo de negociación paritaria pudo ser logrado, con sumas fijas en los meses que van de noviembre de 2020 a marzo de 2021, obteniendo como resultado final para el año paritario de abril de 2020 a marzo de 2021 un total del 44,24% (para el resto de la marina mercante el aumento es del 38,83%).

Varias cosas merecen ser remarcadas en este conflicto. La primera es que este fue un conflicto arrancado por las bases, y la muestra más patente de esto es que Julio Gonzáles Insfrán, secretario gremial de Patrones, siendo uno de los dirigentes más propatronal y entreguista del sector, se vio en la obligación de ponerse en modo luchador; otro punto a remarcar es la forma en la que se llevo a cabo la negociación y el conflicto, todos los puntos de negociación se trataron en secreto, así como el acuerdo se firmó sin consulta, todo el proceso se desenvolvió de manera completamente antidemocrática. Otro detalle, no menor, es que el acuerdo firmado está en línea con los acuerdos entreguistas de los demás gremios, por lo que el objetivo del conflicto ha sido el de disfrazar de lucha un acuerdo entreguista, y lo tuvieron que hacer porque la bronca en el sector empieza a ser muy grande; otras de las cosas dignas de mención es la de resaltar que el hecho vivido acá no es un caso aislado sino que de conjunto en el sector, conflictos como el de los aceiteros, los recibidores de granos, los trabajadores transportadores de prácticos, etc., empiezan a ser una constante y todo indica que han venido para quedarse por un largo tiempo. Por último, es importante destacar una característica particular del sector, que es la vinculada al SOMU, siendo este sindicato, luego de la intervención macrista, uno en el que conviven elementos burocráticos con otros más o menos independientes y con tendencia a la lucha, ante una muy posible dinámica de conflicto puede que estos elementos a izquierda, los cuales están muy molestos con el acuerdo, asuman participación, cosa que ya han venido haciendo en diferentes conflictos protagonizados durante estos años, comprometiendo así a las conducciones burocráticas tradicionales y radicalizando aún más el sector.

Los trabajadores tienen que sacar las conclusiones de esta lucha, hace falta una organización que pelee de manera consecuente por los reclamos postergados de los compañeros. Esta fue una primera prueba de lo que somos capaces los trabajadores, de nuestra tenacidad a la hora de plantarnos frente a las patronales. La falta de un verdadero plan de lucha discutido democráticamente en una asamblea en el momento álgido de la lucha, nos restó fuerza. Dejándole servido en bandeja para que el sindicato haga un arreglo que no satisface nuestras necesidades. Estos días de paro tienen ser el principio de un largo camino que vamos a tener que recorrer. Ante semejante acuerdo entreguista, más temprano que tarde las contradicciones no resueltas en el sector harán que surjan otros conflictos, para eso nos tenemos que preparar organizándonos de manera superior para las próximas luchas.

Print Friendly, PDF & Email

Colaborá con la izquierda


Nuestra actividad se mantiene con el aporte solidario de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Suscribite para que podamos seguirte brindando la mejor información y análisis.

Me quiero suscribir




Recomendadas

Internacional

Lectura recomendada

Alain Badiou y el marxismo

Entre los intelectuales de izquierda, Badiou ha pasado a ocupar un lugar importante. Siglo XXI editó una conferencia del autor, que dio en el 2016 en el marco del seminario “Lecturas de Marx” en la Ecole Normale Supérieure de París. Este autor francés, que de joven estuvo  ligado a la izquierda (incluso su padre lo estaba) y al marxismo en particular, aporta elementos muy necesarios en la discusión de la rebeldía, la juventud y la izquierda. Frente a los populismos o bonapartismos Breve reseña crítica de la conferencia de Alain Badiou sobre ...

Trabajadores

Las Rojas

Últimas noticias

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre