rebelión popular y nuevo gobierno

Que Piñera no pise Argentina

El presidente chileno, que desde el 18 de Octubre enfrenta una rebelión popular que reclaman su renuncia, participará de la ceremonia de asunción de Alberto Fernández. Repudio internacional a la visita de un represor, responsable de muertes, detenciones, violaciones y torturas a miles de activistas en el país hermano.

Redaccion
Equipo de redacción del portal IzquierdaWeb.


El anuncio se hizo discretamente y con sólo unos días de anticipación. Desde la Moneda, sede del gobierno chileno, informaron que el presidente Sebastían Piñera viajará a Buenos Aires este martes para hacerse presente en la ceremonia de asunción del presidente electo Alberto Fernández. Se trataría de su primer viaje al extranjero desde el 18 de Octubre, cuando comenzaron las movilizaciones masivas que derivaron en una rebelión popular que hoy lleva más de 50 días exigiendo la renuncia de Piñera y cambios de fondo en Chile.

Sin duda la visita de un mandatario neoliberal repudiado por la enorme mayoría de su población, responsable de una veintena de muertes, miles de detenidos, centenares de personas con pérdida de uno o ambos ojos, incontables violaciones de Derechos Humanos y actos de violencia de género en manos del Estado contradice la imagen “progresista” que ha intentado mostrar Fernández previo a su asunción como presidente.

Sin embargo, esta invitación, al igual que el fraternal abrazo que tuvo ayer con Mauricio Macri es parte de las “relaciones de Estado” entre fuerzas patronales, relaciones que siempre expresan en última instancia los intereses comunes de toda la clase dominante. Quien en su país es considerado prácticamente un dictador, en Argentina se lo recibe como un dignatario extranjero bajo el criterio de la diplomacia capitalista.

La visita de Piñera suscita el repudio de todos los que apoyan las movilizaciones en Chile -que están próximas a cumplir dos meses ininterrumpidos- y de quienes defienden las básicas libertades democráticas. Indudablemente generará malestar en el sector progresista de la base de Fernández, que lo votó con un ideal antineoliberal y que, incluso antes de asumir, ya lo ve teniendo gestos hacia la derecha continental más rancia.

Mirá también:  Rebelión en Puerto Rico

Como dijo la dirigente del Nuevo MAS y ex candidata a presidenta, Manuela Castañeira, “‘dime con quien andas y te diré quién eres’ parece ser la moraleja del abrazo con Macri y la llegada de Sebastián Piñera para la asunción de Alberto Fernández”.

Print Friendly, PDF & Email

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre