ajuste en ciencia y técnica

Que la ciencia la financie el Estado, no Santiago del Moro

El miércoles trascendió la noticia de la participación de la Dra. Marina Simian (recibida de la UBA, actualmente jefa de un laboratorio de la UNSAM) en un concurso televisivo, en el cual declaró que el premio de 500 mil pesos lo usaría para solventar los gastos de su proyecto, dado que el recorte presupuestario afectó la capacidad de su grupo de adquirir insumos.

Izquierda Web2
Editor en Jefe del portal IzquierdaWeb - Noticias de los trabajadores, las mujeres y la juventud.
Lista Gris en ATE
Corriente sindical 18 de Diciembre

El ajuste del gobierno empuja a científicas y científicos a concursar en la tele para solventar sus trabajos de investigación

El miércoles trascendió la noticia de la participación de la Dra. Marina Simian (recibida de la UBA, actualmente jefa de un laboratorio de la UNSAM) en un concurso televisivo, en el cual declaró que el premio de 500 mil pesos lo usaría para solventar los gastos de su proyecto, dado que el recorte presupuestario afectó la capacidad de su grupo de adquirir insumos.

Este evento suscitó revuelo en distintos medios de comunicación y, por supuesto, la respuesta de la patronal no tardó en llegar. Por un lado, el secretario de Planeamiento y Políticas en Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva (Jorge Aguado) negó cínicamente el recorte, aduciendo que el aumento presupuestario de este año respecto del 2018 fue de 27%, cuando la realidad es que, frente a una inflación acumulada de más de 58%, ese presupuesto representa en sí mismo un recorte. Para peor, los insumos que las y los científicos de las áreas de las naturales y la salud compramos son importados; y con una devaluación de más del 100% en un año, los subsidios (en pesos y entregados en cómodas cuotas) vieron brutalmente licuada su capacidad de compra.

Si a esto le sumamos la falta de fondos para el funcionamiento de los institutos, que “juntan el mango” para comprar guantes de látex y otros elementos de seguridad, y la situación salarial general del sector, con salarios para las y los becarios casi 5 mil pesos por debajo de la canasta básica; resulta evidente que los funcionarios nos están tratando de estúpidos.

Mirá también:  Otra vez: no hay 2x1 para genocidas | Derrota para Macri

Por otro lado, el descaro de los representantes del gobierno de Macri llegó a límites inverosímiles (si es posible sorprenderse aún con las barbaridades que dicen estos sujetos) cuando el ministro Frigerio planteó en una entrevista radial que había que determinar qué cosas eran o no prioritarias para el país a la hora de discutir en qué se gastaba el presupuesto. Claro, si el Estado va a endeudarse sideralmente, que sea para financiar la fuga de capitales y la bicicleta financiera; nunca para bancar desarrollos tecnológicos y científicos que permitan una mejora en la calidad de vida de las personas.

Las y los científicos agrupados en la Corriente Sindical 18 de Diciembre-Lista Gris en ATE repudiamos los dichos del ministro Frigerio y el secretario Aguado, denunciamos el feroz recorte al que se ven sometidas la ciencia y técnica, la educación y la salud en nuestro país, de la mano de Macri y el acuerdo con el FMI y exigimos que el dinero no se destine al pago de la deuda externa fraudulenta sino a un aumento real del presupuesto, que se ubique por encima de la inflación e incluya una recomposición salarial para todo el sector.

 

¡Macri no se aguanta más!

¡No al pago de la deuda externa!

¡Presupuesto para ciencia, salud y educación!

 

 

 

Print Friendly, PDF & Email

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre