Izquierda Web2
Editor en Jefe del portal IzquierdaWeb - Noticias de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Vamos por la unidad de la izquierda

Se vienen las elecciones y en casi todo el país las adelantan con un solo objetivo: separarse del fracaso del gobierno de Macri. Cada vez estamos peor: Vivimos una de la inflación más alta de la historia, tarifazo tras tarifazo, fuga de dólares, la entrega al FMI, los cierre de fábricas, despidos, suspensiones. Los únicos que están bien son ellos: los ricos, los empresarios, los banqueros.

 

Schiaretti, el mejor socio de Macri

Schiaretti ante la bronca por abajo se trata de diferenciar de Macri y ahora dice que es el único responsable de la crisis económica y social del país. Pero nadie olvida que bailaron y festejaron juntos, que UPC y el PJ votaron en el Congreso todas las medidas al gobierno nacional para llevar adelante esta política de ajuste (presupuesto, pacto fiscal, fondos buitres, contra los jubilados). Su apoyo fue claro, aunque ahora pose de opositor y nuevamente quiera llevar los trabajadores una propuesta de los ricos.

Con Schiaretti, Córdoba no se diferencia en nada del país: deuda de más de 100.000 millones de pesos, tarifazos; política privatista en EPEC, salud y educación; flexibilización de convenios, paritarias a la baja. El gobierno que no ha hecho nada ante los despidos de Fabricaciones Militares, de Fiat, de Renault y tantas otras, con los miles de suspendidos, con aquellos que cobran salarios de hambre o que les pagan cuando quieren como en Molinos Minetti.

Una provincia desforestada por los sojeros, los desarrollistas inmobiliarios y con obras públicas como la autovía de punilla de alto impacto ambiental.

Schiaretti es más de lo mismo. Ni hablar de las variantes de Cambiemos Negri-Baldassi y Mestre. También están los K, que junto a los dirigentes sindicales se negaron a enfrentar a fondo el ajuste macrista y donde gobiernan (como Santa Cruz) lo aplicaron.

En Córdoba hemos vivido grandes luchas: las mujeres saliendo a luchar por la legalización del aborto y contra los femicidios; los jóvenes, junto a los docentes, en defensa de la educación pública; los trabajadores docentes, del INTI, CONICET, de la Salud, Metalúrgicos, de Molino Minetti, del Neumático, de EPEC, Fabricaciones Militares, Atanor, Eco Gas, Metalum, los choferes y de las trolebuseras… todos juntos contra las políticas reaccionarias de Macri y Schiaretti. Ahora se les presenta a los trabajadores, las mujeres y la juventud la necesidad de que esas luchas y esos reclamos se expresen en una alternativa politica.

Mirá también:  Córdoba: La jornada del 6 contra la Reforma laboral

 

Es necesaria la unidad de la izquierda.

Son muchos los que no soportan más esta situación y se preguntan: ¿qué podemos hacer?  Este año todavía nos depara muchos ataques de los gobiernos y los empresarios, es por eso que desde el nuevo MAS vamos a acompañar la lucha de los trabajadores, las mujeres y la juventud. Y en las elecciones no hay que volver a caer en la trampa de Schiaretti,  Cambiemos o los K. Es necesario mostrar una alternativa desde la izquierda ante la bronca creciente con estos gobiernos, ante un capitalismo que no ofrece salida. Reiteramos el llamado al FIT para construir un Frente único de toda la izquierda en las calles y las urnas. Llamamos a sumarte al Nuevo MAS para una proponer una salida para los trabajadores, las mujeres y la juventud, por la unidad de la izquierda.

 

Las mujeres queremos que se escuchen nuestros derechos!

El movimiento de mujeres sigue creciendo. El año pasado hicimos historia con la pelea por el derecho al aborto, dejamos en claro que queremos dejar de morir por abortos clandestinos y poder de una vez decidir sobre nuestros cuerpos. No podemos permitir que miren para otro lado y pretendan hacer como si nosotras no existiéramos.

Mientras crece la cantidad de femicidios que se producen a diario en el país mientras los gobiernos siguen recortando el presupuesto para combatir la violencia de género. Macri destina $11 por mujer para la prevención de la violencia y Schiaretti mantiene el Polo de la Mujer a costa de la precarización laboral de sus trabajadoras y sin políticas que den respuestas de fondo a las situaciones de violencia. Las mujeres lejos están del trabajo genuino que necesitan o de una vivienda a la cual poder irse con sus hijos.

Mirá también:  Prepararse para un 2018 de grandes luchas

Es por eso que las mujeres y sectores disidentes no podemos permitir que intenten bajar nuestras banderas o silenciar nuestra voz en esta campaña. Nosotras no vamos a mezclar nuestros pañuelos. Más que nunca tenemos que ser protagonistas y hacer que se escuche la pelea por nuestros derechos.

El capitalismo no va más, la juventud tiene que tener futuro

La situación de la juventud muestra claramente los límites del capitalismo. Este sistema no nos ofrece un lugar. Aumentan cada vez más las dificultades para conseguir trabajo. Los que se consiguen son con terribles niveles de precarización y salarios que no alcanzan para nada. Mientras crecen las ofertas de trabajar con un régimen de nulos derechos laborales, como en los delivery en bici o moto con aplicaciones. No tenemos seguro, contrato, nada. Nos hacen ser monotributistas trabajando en la calle expuestos a accidentes.

Que las empresas ahorren es la prioridad tanto del gobierno nacional como del gobierno provincial. Por eso también proliferan los PPP (Plan Primer Paso), precarización que fomenta el mismo gobierno. Trabajar veinte horas semanales por $4000. Y no sólo que las empresas se ahorran el sueldo de un trabajador/a más sino que, además, esto fija el precio de lo que vale un joven para el mercado laboral y los salarios que se ofrecen en general.

A la vez, la Universidad el año pasado sufrió un ajuste presupuestario enorme. Tanto docentes como estudiantes reclamaron por la defensa de la educación pública. Es que si la Universidad es desfinanciada significa concretamente menos estudiantes, menos horarios de cursado, menos becas, menos posibilidades de acceso a la educación. Entonces para la juventud, lo que queda es trabajar en negro, en condiciones de ultra precarización laboral, sin poder estudiar, sin poder elegir qué futuro quiere tener.

 

Print Friendly, PDF & Email

1 COMENTARIO

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre