¿Por qué no sigue el paro docente?

La semana pasada la docencia de la Provincia de Buenos Aires protagonizó una masiva huelga de actividades. Todos los niveles de la enseñanza pública se encontraron paralizados y los chicos no empezaron las clases.

Izquierda Web2
Editor en Jefe del portal IzquierdaWeb - Noticias de los trabajadores, las mujeres y la juventud.


Por Eric “Tano” Simonetti, delegado del SUTEBA La Plata y dirigente del Nuevo MAS.

 

A pesar de que muchos medios quieren culpar a los docentes de este hecho las cosas son exactamente opuestas. La crisis educativa y salarial es enteramente responsabilidad del gobierno de Vidal que se empeña en aplicar un ajuste draconiano sobre los trabajadores de la educación en acuerdo con Macri y el FMI.

En los hechos concretos, el ofrecimiento de “aumento” salarial es la traducción de ese ajuste. En la última negociación paritaria se evidenció un hecho nuevo de una enorme gravedad. El gobierno de Vidal fue claro: no quiere darnos un aumento de salario en este 2019. Apenas sólo ofreció un aumento por mes de 2 o 3% a medida que aumente la inflación. Es decir: no sólo pretende no pagarnos nunca lo que nos debe del año pasado, donde nos dio un 30% cuando la inflación fue del 48%, sino que se le agrega algo peor. Como el año pasado el gobierno nos impuso a los docentes una rebaja del salario real brutal, quedó una enorme deuda. Lo grave de todo es que no sólo no quiere devolver eso robado sino que además no quiere ni discutir un aumento sobre la base de los pronósticos del año que ya empezó. Veamos un poco los números.

Hoy en día una maestra que inicia gana por un cargo $16.700. Es el resultado de un 30% de aumenta a fin del 2018. Para ese mismo mes la inflación había aumentado en 12 meses un 48%. Lo que significa que hoy estamos en un nivel salarial por debajo del 18% con respecto al año pasado. Por otro lado el pronóstico de inflación para 2019 es del 35% o más, tomando como base que en enero dio 2,7% y febrero 3,5%. Por lo tanto de sumar lo que nos deben (18%) más lo que ya sabemos que van a aumentar las cosas (35%) nos deberían aumentar más de un 50%. O directamente deberíamos pasar a cobrar el monto actual de la canasta básica familiar que al mes de febrero de 2019 ronda los $26.000. Lo que implica que una familia de 4 personas (dos adultos y dos niños) necesita eso para no caer por debajo de la línea de pobreza.

Mirá también:  Masivo paro docente en todo el país

Los datos son categóricos y muestran con claridad la noticia que se conoció semanas atrás de que los docentes argentinos somos uno de los peores pagos del mundo. En una lista de 37 paises de la OCDE estamos en el puesto 34!. Y Vidal quiere seguir profundizando esa realidad aplicando el ajuste que viene del FMI. Quieren una docencia pobre que no sólo trabaje 2 cargos sino que ahora se pase masivamente hacia el 3. Es decir: quieren super-explotarnos.

Con toda dura realidad sobre la mesa es que los docentes hicimos el paro la semana pasada. Y en ninguno de esos días la gobernadora Vidal convocó a paritarias ni tampoco hizo una nueva oferta salarial. Entonces, ¿por qué no continúa el paro? ¿Por qué los docentes vamos a empezar las clases este lunes 11 de marzo? ¿Hay algo que se haya solucionado? Claramente no. Todo lo contario: la mini-corrida del dólar de la semana pasada no va a hacer más que agravar el proceso inflacionario en curso. Por lo tanto la realidad económica sumada a la intransigencia ajustadora del gobierno no hacen más que ratificar la necesidad de haber continuado con la huelga.

Pero la realidad en la cabeza de los principales dirigentes sindicales es muy distinta. Los sindicatos del FUDB (Suteba, FEB, Udocba, etc) están jugando un papel lamentable. Sin nada en la mano, sin una nueva oferta salarial mejorada y sin hacer Asambleas donde los docentes evaluemos qué hacer… levantaron el paro y Baradel salió por los medios a decir que “el lunes los docentes volvemos a dar clases”. ¡Así! Como si se tratara de un patrón que manda a trabajar a sus empleados ¡Cuando lo que debería hacer es escuchar lo que los docentes queremos y necesitamos! ¡Y la semana pasada fuimos categóricos: paramos la Provincia porque nuestros salarios se están pulverizando! Pero parece que esa realidad no es la que manda para los dirigentes del FUD. Ya lo vimos todo el año pasado con los paros aislados y discontinuos que no sirvieron para dar una lucha seria, esto es, una lucha que sirva para ganar, como cuando paramos 17 días en el 2014 y mejoramos mucho en lo que inicialmente el gobierno de Scioli quería darnos y además no sufrimos ningún descuento. La “estrategia” de los paros discontinuos ya mostró su fracaso .Por eso este fin de semana muchas compañeras y compañeros se preguntan por qué no sigue el paro si nada se solucionó. La respuesta es una sola: porque la dirección del FUD no tiene pensando que los docentes luchemos para ganar lo que necesitamos, y sólo piensan que al ajuste lo vamos a derrotar exclusivamente votando “bien” en las elecciones de Octubre.

Mirá también:  Sigue la lucha de las Universidades Nacionales | Clases públicas en La Plata

Desde ya que las elecciones de Octubre van a ser una oportunidad para votar contra todas las políticas de ajuste de este gobierno. Peroeso no puede estar desligado de la realidad presente. El ajuste es hoy !Y es en el inicio de clases el momento más oportuno para dar una lucha salarial! Sin embargo el FUD quiere asegurarle tranquilidad al gobierno, una suerte de “paz social” para que todo se encauce por la vía electoral, desligando las necesidades concretas de los trabajadores para subordinarlas a los “armados electorales” del peronismo que pretende volver para “renegociar” con el FMi y no para romper con sus dictados ajustadores.

Frente a esta capitulación del FUD es que los docentes tenemos que avanzar en organizarnos desde las bases, haciendo asambleas en todas las escuelas de la provincia y debatiendo la necesidad de que los sindicatos tomen un rumbo de lucha consecuente. Por su parte los sindicatos deben convocar Asambleas Generales en cada seccional para que todos los docentes juntos debatamos cuánto debemos pedir en la paritaria y qué medidas de fuerza queremos resolver para conseguir lo que necesitamos. ¡Pongamos manos a la obra para torcer el rumbo y que la docencia se ponga verdaderamente en pie de lucha!

Print Friendly, PDF & Email

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre