Autoritarismo y COVID 19

Policía de Santa Fe amedrenta trabajadores de plataformas de delivery

Luego de que se filtraran los audios del Ministro de Seguridad ordenando mano dura, la policía de Santa Fe salió a amedrentar a un grupo de trabajadores de apps de delivery.

Pato A. y Valen B.



En la tarde del domingo circuló un impactante video, en el que se ve a la Policía de Santa Fe amedrentando a un grupo de trabajadores de plataformas de delivery al que le orden dispersarse bajo amenaza de “meterlos presos a todos”. El sábado por la mañana los trabajadores habían protestado en Rosario en Santa Fe por las precarias condiciones en las que trabajan, ya que sufrieron varios hechos de violencia durante la cuarentena.

El hecho ocurrió luego de que se filtraran audios del Ministro de Seguridad de Santa Fe, Marcelo Saín, arengando a los jefes policiales a aplicar mano dura y castigos ejemplificadores durante la cuarentena. Desde el Nuevo MAS Rosario denunciaron que se trata de un avance reaccionario por parte del gobierno de Perotti, que apunta a avanzar hacia un régimen más autoritario.

La precarización laboral a la que se ven sometidos los trabajadores de apps de delivery se pone en evidencia ante este atropello de las fuerzas de seguridad. “Nosotros hoy salimos con el riesgo de enfermarnos, de que no roben. No hace falta que saquen el arma, el palo o lo que sea para pegarnos” le reclama uno de los trabajadores a las fuerzas de seguridad.

Tan solo el día anterior, estos mismos trabajadores habían protestado reclamando por sus condiciones de trabajo, particularmente durante la cuarentena, ya que durante la primera noche de cuarentena sufrieron veinte hechos de robo, dos de los cuales terminaron en heridas de bala. Ocurre que bajo esta modalidad de trabajo los repartidores se  ven obligados a poner sus vehículos personales (motos, bicicletas, etc) a la vez que se juegan el sueldo en cada entrega.

Mirá también:  El gobierno compró productos de primera necesidad 50% más caros

Los trabajadores y las trabajadoras de plataformas como Rappi, PedidosYa y Glovo, en su mayoría jóvenes, se encuentran entre los más precarizados del mercado laboral. Estas multinacionales de cadetería, aunque con pequeñas diferencias, establecen relaciones laborales muy precarias, contratando a los jóvenes mediante la modalidad de monotributo en donde la empresa no reconoce al trabajador como empleado sino como un “profesional autónomo”, por lo que no se le paga ni un sueldo básico sino que solo cobran un mínimo pago por cada entrega que realizan.

Esta es la realidad laboral de muchísimos jóvenes en Santa Fe y en todo el país. En estas condiciones es imposible pensar que obtengan un sueldo por arriba de la línea de pobreza. Tampoco dichas empresas toman ningún tipo de responsabilidad en el caso de robo y/o accidente que pudiera sufrir el trabajador, dejándolo sin ningún tipo de respaldo tanto en relación a su integridad física, como en relación a la conservación de su fuente de trabajo.

Como dice otro de los trabajadores en el video “si no trabajamos no llevamos el pan”. En el contexto de la cuarentena obligatoria decretada por el presidente Alberto Fernández, los repartidores de delivery tienen permitida la circulación porque son considerados “servicios esenciales” en estas circunstancias ya que reparten alimentos, medicamentos, productos de higiene, entre otros, a quienes se encuentran en sus casas.

Sin embargo, el modo precario en el que trabajan no les garantiza medidas de higiene y seguridad, ni herramientas de trabajo, salario básico o posibilidad de licencia en caso de caer enfermos. Ponen sus vehículos, su esfuerzo y su salud por unos pocos pesos por viaje.

Un régimen autoritario

El gobierno de Perotti viene en un curso cada vez más autoritario, apoyado en un Ministro de Seguridad como Marcelo Saín que hace alarde de su vocación de mano dura. Ayer se conocieron públicamente los audios del polémico ministro arengando a la policía para reprimir y hoy Perotti hizo una serie de twitts con un tono claramente militarista en alusión a la cuarentena obligatoria.

Mirá también:  Mitos y verdades del Coronavirus en China

El gobierno que asumió con la promesa conservadora de “orden” y siguió habilitando a la policía a llevar una bala en la recámara, hoy bajo el contexto de la cuarentena intenta avanzar en medidas de regimentación más autoritarias.

Hoy se demuestra una vez más que la prédica de la ley y el orden de Perotti y Sain no significan más que atacar a los de abajo, a los trabajadores que todos los días se exponen a enfermarse en sus lugares de trabajo, en hospitales desabastecidos o en barrios donde las condiciones de vida son en muchos casos insostenibles.

La respuesta a la crisis del coronavirus debe ser la solidaridad y la organización desde abajo, no el autoritarismo. Hay que tomar medidas de fondo para proteger también a la juventud. Acabar con la precarización de las plataformas de delivery tiene que partir del pase a planta de todos sus trabajadores, garantizando sueldo básico, herramientas de trabajo y de higiene para no exponerse a enfermarse y propagar el coronavirus ni arriesgar su vida o sus medios por una entrega, así como la licencia con goce de sueldo en caso de caer enfermos o ser población de riesgo.

Print Friendly, PDF & Email

Colaborá con la izquierda


Nuestra actividad se mantiene con el aporte solidario de los trabajadores, las mujeres y la juventud.


Suscribite para que podamos seguirte brindando la mejor información y análisis. Recibirás beneficios exclusivos de suscriptor.

Me quiero suscribir











DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre