Crisis social

Pobreza: se multiplicó la cantidad de gente que asiste a comedores

Por los efectos económicos de la cuarentena, organizaciones sociales advierten que cada vez más gente precisa asistir a comedores y ollas populares y denuncian que los recursos que brinda el Estado no alcanzan.



La parálisis de la economía producto del Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio que rige en nuestro país hace ya un mes está mostrando duras consecuencias para los sectores más postergados de la sociedad, y las pretendidas medidas de “alivio” del gobierno se muestran cada vez más insuficientes.

Es que si bien todos los sectores de la clase trabajadora está siendo golpeada por la situación, es sobre todo a aquellos que dependen del sector informal de la economía los que peor la están pasando, ya que se trata de personas que, o bien ya se encontraban bajo la línea de pobreza, o bien han superado dicha línea estas últimas semanas a raíz de la cuarentena obligatoria: según un informe de la UCA, “no sólo hay más nuevos pobres, sino que los pobres estructurales son más pobres”. Incluso el dirigente de la CTEP, Juan Grabois, que es un aliado político del gobierno y la iglesia, afirmó que ya estaríamos superando el 50% de pobres a nivel nacional.

Esta situación se refleja en la dramática escalada de personas que están asistiendo a los comedores en los barrios, donde en muchos casos el aumento es exponencial: en el comedor Pedro Echagüe, del barrio porteño de Constitución, en tan sólo 15 días la asistencia aumentó de 450 a cerca de 2200 personas, según detallaron dirigentes de la UTEP al diario Perfil. En San Martín, por ejemplo, hasta hace un mes concurrían a los 16 comedores de esa localidad unas 600 personas. Ahora van unas 3500, según el periodista Santiago Fioriti. Estos casos, lejos de ser excepcionales, reflejan la realidad que se vive en la mayoría de los barrios y localidades más carenciados del Gran Buenos Aires, con largas filas de gente esperando para obtener un plato de comida. En muchos de estos comedores, se está alimentando a mucha más gente con la misma cantidad de comida que antes, ya que no llegan mayores provisiones por parte del Estado.

Demás está decir que para todas estas personas no hay posibilidad de hacer cuarentena en estas condiciones, ya que si no asisten al comedor del barrio, no tienen para comer. Esto implica que, además de que su situación es ya de por sí dramática, están más expuestos a los contagios: hoy se conoció, por ejemplo, el primer caso de COVID-19 positivo de una residente de la Villa 31.

En un país como Argentina donde millones de trabajadores están en negro, y muchos otros viven de “changas”, una medida como la cuarentena obligatoria los deja prácticamente sin ingresos: se trata de todo un sector de la población trabajadora que vive “al día”, y si no puede salir a trabajar, no tiene para comer. Esto explica la fuerte demanda de alimentos en los comedores y ollas populares. Evidentemente, las pocas medidas que el gobierno ha tomado para evitar esta situación dramática, como el Ingreso Familiar de Emergencia que consiste en un bono de $10.000, se están mostrando como profundamente insuficientes ante una inflación que no cede y que en marzo llegó a 3,3%, pero que es más alta en el rubro alimentos, es decir, afecta más a quienes están bajo la línea de pobreza.

Mientras tanto, la situación de los trabajadores que tienen la “suerte” de estar registrados tampoco es precisamente buena: en todo el país hay una proliferación de recortes salariales brutales, en algunos casos de hasta el 70%, cuando no directamente suspensiones sin goce de sueldo o despidos. Todos esos factores agravan la situación social y generan que cada vez más personas requieran de una ayuda del Estado, ya sea para poder llegar a fin de mes o incluso para poder obtener algo para comer. Ante este evidente aumento de la pobreza e indigencia, el gobierno no muestra un plan que verdaderamente mejore la situación de estas miles de personas. Sólo se han tomado algunas medidas aisladas, “parches” que no solucionan nada de fondo y que no alcanzan, mientras que su preocupación pasa por negociar con los acreedores internacionales cómo pagar la deuda externa.

De que la plata la pongan los ricos, poco y nada: el famoso “impuesto patriótico” no sólo que se hace esperar a que definan si se puede reunir o no el congreso (como si las miles de personas que no tienen para comer hoy podrían esperar a que se decidan los políticos del sistema y la Corte Suprema), sino que además, en el caso de que se aplicase, sería un impuesto de carácter “extraordinario”, por única vez, sobre un porcentaje mínimo y ni siquiera a las empresas sino al patrimonio de los ricos “individuales”, como si el problema fuera la falta de “solidaridad” de los multimillonarios, y no una clase social capitalista que hace ganancias millonarias con la explotación de las grandes mayorías trabajadoras.

Por lo tanto, la salida pasa por declarar el no pago de la deuda y lanzar un plan económico de los trabajadores y las grandes mayorías populares, empezando por poner fuertes impuestos a las ganancias de los capitalistas para que todos esos recursos vayan para alimentos, vivienda, salud pública y todo lo que sea necesario para enfrentar la pandemia.

Print Friendly, PDF & Email

Colaborá con la izquierda


Nuestra actividad se mantiene con el aporte solidario de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Suscribite para que podamos seguirte brindando la mejor información y análisis.

Me quiero suscribir




Recomendadas

Rebelión Antirracista en EEUU

Lectura recomendada

Deutscherismo y estalinismo

“Para que el concepto de la personalidad adquiera un sentido real y el desdeñoso concepto de las ‘masas’ deje de ser una antítesis que se alza ante la idea filosófica privilegiada de la ‘personalidad’, es necesario que las propias masas conquisten por sí mismas una etapa históricamente más elevada por medio de la palanca de la revolución o, mejor dicho, de una serie de revoluciones” (León Trotsky, Mi vida). El 80° aniversario del asesinato de León Trotsky es una oportunidad para volver sobre su vida y su obra, así como sobre el balance de la c...

Trabajadores

Las Rojas

Últimas noticias

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre