Voces del movimiento obrero

Plenario de trabajadores industriales: hablan obreros del neumático

Plenario de trabajadores industriales de la Corriente Sindical 18 de Diciembre. “Organizar por abajo la enorme bronca por la pérdida de conquistas”.



Habla Jorge Ayala dirigente de la Corriente Sindical 18 de Diciembre y de la Lista Marrón del Neumático

“SÍ SE PUEDEN HACER COSAS, SÍ SE PUEDE SACAR A LA BUROCRACIA»

Buenas tardes compañeros y compañeras.

Luego de las intervenciones de Rodolfo y Marcelo queda flotando en el aire la pregunta de cómo hacemos para sacar a la burocracia sindical, para no seguir perdiendo salario y conquistas.

Y bueno, es aquí donde nos ponemos un poco autorreferenciales, donde entra a jugar la Marrón, nuestra experiencia, que tiene una trayectoria y un recorrido hecho. Queremos plantearles con claridad a los compañeros y a los trabajadores que sí, sí se pueden hacer cosas, sí se puede sacar a la burocracia.

Lo primero que me surge es lo más obvio, hay que conquistar los organismos obreros en manos de la burocracia, hay que reconquistar los sindicatos, los cuerpos de delegados, las comisiones internas, etcétera.

Y la verdad es que no hay una receta específica, no hay un libro, no hay un ABC y acá entra el “vale todo” que decía Rodolfo.

Nuestra experiencia empezó allá por mediados de 2006, empezábamos a pensar en la necesidad de ser delegados de base. Era más que obvio que no se podía presentar nadie como lista independiente o alternativa a la de la burocracia. La burocracia en la planta, en ese momento, era la Bordó, que era una burocracia tradicional al estilo del SMATA o la UOM. Por lo tanto una de las alternativas era ir como delegado de la Violeta, que dirigía el gremio, que eran otros burócratas pero de la CTA, con un discurso más democrático. En otros casos se discutió ir como delegados de la celeste y blanca, lista de la burocracia también.

Una vez electos, la idea era plantar bandera y diferenciarse.

Es obvio compañeros que esta idea no surgía de la espontaneidad, nada surge de la nada, se debatía dentro de las organizaciones clandestinas, como Alternativa Obrera, organizaciones compuestas por trabajadores de diferentes sectores, que intercambiábamos ideas con los compañeros del Nuevo MAS.

Estas organizaciones clandestinas actuaban con el mayor cuidado y también temor, para no ser identificadas.

Cada acción que realizábamos era metódicamente analizada y planificada, no se dejaba nada al azar. Nada es espontáneo. Hacíamos pequeñas mariposas, pero eso era lo fácil, después había que tirarlas dentro de la planta, entonces uno hacía de campana, otro las ponía arriba de las máquinas de café, otro compañero miraba por el otro lado y después salir a los piques, así actuábamos.

Pero bueno, tuvimos la fortuna y la virtud de ver el ascenso obrero que crecía en las fábricas pos argentinazo y no fue necesario ir dentro de la lista de la burocracia.

También eso fue otro proceso de preparar las asambleas, intervenir en las asambleas, decidir quién hablaba, quiénes hacían de guardaespaldas, también planificamos ir a sacarle el micrófono a la burocracia, no ir regalados, etc. Contar la preparación de las asambleas en alternativa obrera, las mociones, el ciclo de asambleas, la negociación de salario de ese año sería larguísimo. Estuvimos como tres o cuatro meses de conflicto, más de un mes de paro, cortamos la Pana… Bueno, se hizo saltar a la burocracia Bordó de la seccional, al cuerpo de delegados Bordó y Violeta de la fábrica, y se fajó al secretario general cuando dio la espalda a los trabajadores; se cuestionó de esa manera la autoridad del secretario general del gremio.

Luego conquistamos el primer organismo sindical que fue el cuerpo delegados de FATE, luego el segundo organismo que fue la seccional, y por muy poco se nos escapó la secretaría general.

Esto para que se entienda y se comprenda que se puede, con paciencia, con organización y con política se puede (…)

Otro punto vital que tiene que ver con la recuperación de las organizaciones es: ¿para qué queremos recuperar los sindicatos o los cuerpos de delgados?

Justamente para hacer todo lo contrario de lo que hace la burocracia tradicional, queremos los organismos sindicales para mejorar las condiciones de trabajo dentro de las plantas, para mejorar sus condiciones salariales, y por ende nuestras condiciones materiales de vida. La herramienta sindical es necesaria para esto, pero no se pude quedar solo en eso. También es una herramienta para desarrollar la conciencia de que el trabajador puede ganar mucho más que mejoras sindicales, en definitiva, una herramienta de concientización y elevación de la perspectiva de los trabajadores. En concreto, los sindicatos tienen que ser clasistas, responder a la clase, pero ser clasista para mí es ayudar a comprender el rol, el lugar que ocupamos los obreros en esta sociedad, es politizar, es decir la verdad de frente. Y la experiencia de Fate en el gremio neumático tiene parte de ese ADN. La experiencia neumática es riquísima y aún sigue en desarrollo, para nada está cerrada.

Mirá también:  Trabajadores de la textil Iberoamericana en lucha

Por ahí escuché decir que el SUTNA es un gremio clasista, posición con la que difiero (…) para mí no es un gremio clasista, pero sí podemos decir con elementos de clase.

Y aquí hago una salvedad: cuando surgió la lista Marrón, en su entraña traía incorporado lo que adquirió en las jornadas de 2007, la forma, la manera en que los trabajadores logramos ponernos de acuerdo para comenzar a recuperar la organización sindical. Esto se resumía en tres palabras: asamblea, lucha y unidad, era lo que necesitábamos en ese momento (…) Esa matriz que surgió con la Marrón hoy está en discusión con la dirección actual. (…) Esta matriz que concebimos en el 2007, con el transcurso de los años se fue deformando, hoy no es la misma y hay que ver qué produce esa matriz. (…)

Bueno compañeros, la experiencia que queremos transmitirles a todos es que se puede, se pueden desarrollar acciones y quiero repetir enfáticamente: nada fue espontáneo, nada; si en el en el 2007 ocurrió algo fue porque estuvo la mano de un partido revolucionario para ayudar a los compañeros a desarrollarlo.

Bueno compañeros, para ir terminado, la organización sindical tiene que ser recuperada para ponerla a disposición de los trabajadores y sus intereses, no sólo con el objetivo de la mejora material, sino como una herramienta que ayude al trabajador a convertirse en sujeto, que tome conciencia de que es capaz de cambiar su situación en una perspectiva histórica.

En definitiva estos son los objetivos que planteamos, con los cuales llamamos a los trabajadores a dar esta pelea, donde se pueda, con todos los cuidados que podamos tomar. La lista Marrón del neumático y la corriente sindical 18 de Diciembre están a entera disposición para lograr estos objetivos.

Habla Marcelo Quiroz, trabajador de Fate y dirigente de la lista Marrón del neumático

“HAY UNA REFORMA LABORAL DE HECHO»

Buenas tardes compañeros y compañeras.

Como explicaba recién el compañero Rodolfo, en el contexto del gobierno nacional, justamente Alberto o Alberso, como le quieran decir.

En ese contexto, con el pico de contagios, con el chamullo ese de que nos cuidaban y qué se yo, nos mandaron a laburar, nos mandaron al matadero prácticamente. También las empresas están avanzando sobre las condiciones de trabajo, nos están quitando conquistas. No solo el gobierno está haciendo eso, sino juntamente con las empresas y con la ayuda de la burocracia también. Nos están sacando conquistas o condiciones de trabajo que se ganaron con la lucha.

Para dar algunos ejemplos voy a hablar un poco de la fábrica donde yo trabajo para que se vea cómo es la cosa ahí después de esta pandemia. Una de las cosas locas que pasan es que nosotros tenemos un vestuario, ahí cuando ingresábamos nos cambiábamos, dejábamos la ropa limpia y nos poníamos la ropa de trabajo e íbamos a las máquinas. Hoy en día, con el chamullo del protocolo y qué se yo, nos están reformando el vestuario. Prácticamente estuvimos unos días donde teníamos que cambiarnos y la ropa de calle la teníamos que guardar en el bolso e ir con ese bolso al lado de la máquina.

Lamentablemente también está avanzando la empresa con el tema de la higiene. Porque bueno, uno necesita bañarse, puede estar transpirado después de trabajar, porque bien que nos hacen sudar. Pero nos cambiaron lo que tiene que ver con las duchas, ahora tenemos unos escasos minutos para poder bañarnos. O sea, te sacaron el derecho a higienizarte para ir a tu casa. Esa es una de las cosas donde las empresas están avanzando.

Mirá también:  Conflicto en CALSA: los tiempos de lucha se acortan

Pero no solamente queda ahí. Cuando empezamos a trabajar con la pandemia, que volvimos, ¿se acuerdan?, después de ese mes y medio, hay que recordar que Madanes fue uno de los primeros que levantó la voz para que los trabajadores de Fate fuéramos a trabajar. Fue uno de los primeros que se quejaron. Alberto (Alberso) le cedió, abrió la fábrica y nos mandó a trabajar. Obviamente en el principio era con algunas condiciones, por ejemplo, llegábamos a la fábrica y nos tomaban la fiebre dos veces para ir a trabajar. Nos tomaba media hora, entrabamos por ejemplo a las 6 de la mañana e íbamos a las máquinas a las 6.30 y arrancábamos tipo 6.45. Esa era una de las condiciones.

La otra era que a la salida no te podías cruzar con el otro turno. Entonces te ibas un rato antes a bañar.

Hoy en el medio del pico de contagio, todo eso está cambiando. Hay efectivamente una reforma laboral de hecho. Hoy en día llegamos a la fábrica y ya nos sacaron el control de fiebre arriba del micro, la controlan una sola vez. Y tenés 10 minutos para cambiarte, fichar e ir a la máquina.

Los supervisores están cada vez más cebados, te piden que llegues a las máquinas lo más rápido posible y que largues la producción. Te piden que estés más tiempo en la máquina, que termines más tarde. Esa es otra de las cosas que están pasando.

Después hay otras cosas más, que por ahí Jorge las recuerda bien, que arrancaron en el 2007-2008. Cosas que se ganaron al calor de la lucha, que se arrancaron con la “Marrón”, con todos los compañeros trabajadores de Fate. Fue el proceso de las asambleas, de poder juntarse en “el fumadero”.

Nosotros les llamamos “fumaderos” a los lugares de descanso donde nos juntamos a tomar un café, a fumar, a hablar, a organizarnos. A ver cómo hacemos para pararle la mano a un líder. A hablar de distintos temas, incluso de política y muchos temas más.

Eso la empresa lo está queriendo transformar. Hoy en día nos entregan unas fichas donde aparece tu nombre, tu DNI, y aparece dónde tenés que tomar café, qué baño tenés que usar, qué comedor, qué micro, te dice todo, es un control estricto. Si bien esto recién empieza, la fábrica recién nos dio esa ficha, está queriendo ajustar y controlar más. Pero lo están haciendo de a poco como para que los trabajadores no nos demos cuenta y no llevemos adelante un reclamo. Pero esa es una conquista que a nosotros nos costó un montón y se logró eso que decíamos, que los compañeros puedan hablar y organizarse, poder entablar una charla con tu compañero, algún tema político, sindical, etc.

Esto tiene que ver también con lo que decía Rodolfo, el tema de los protocolos. La fábrica a esto le llama “encapsulamiento”. Nos fracciona, nos divide, nos abre, nos pone a unos por un lado y a otros por otro, para que no nos podamos juntar.

También hay otra cosa: por ejemplo, vos llegás a la máquina y nos juntamos a fumar un pucho antes de largar. Ahora te dicen, “..apagá el pucho y andá a trabajar”. Te controlan el horario del comedor, te ponen personal de vigilancia. Y cuando te tomaste un minuto más te dicen “levantate que te tenés que ir a trabajar”. Pero Fate no es una isla, esto es lo que está pasando en otras fabricas también.

Nosotros tenemos la suerte de poder organizarnos y poder hablar. Pero en otras fábricas no hay esa suerte, no se puede hacer eso, porque está la burocracia, por distintos motivos. Las patronales están avanzando en distintas fábricas, en automotrices, metalúrgicas, etc.

¿Adónde voy con todo esto? Acá hacemos una invitación para todos aquellos que están mirando. Hacemos una invitación para tratar de pararle la mano a la patronal, en el sentido del avance de la reforma laboral de hecho que está haciendo. Los invitamos a organizarse en la “18 de Diciembre” para poder frenar todas estas cosas.

 

Print Friendly, PDF & Email

Colaborá con la izquierda


Nuestra actividad se mantiene con el aporte solidario de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Suscribite para que podamos seguirte brindando la mejor información y análisis.

Me quiero suscribir




Recomendadas

Internacional

Lectura recomendada

http://izquierdaweb.com/un-relato-apologetico-del-estalinismo/ http://izquierdaweb.com/debate-la-izquierda-revolucionaria-en-la-argentina-y-brasil/ http://izquierdaweb.com/altamira-y-la-revolucion-cubana/ http://izquierdaweb.com/suplemento-a-proposito-de-la-crisis-en-el-po-2/ http://izquierdaweb.com/suplemento-una-vez-mas-la-crisis-del-partido-obrero-2/ http://izquierdaweb.com/deutscherismo-y-estalinismo/

Trabajadores

Las Rojas

Últimas noticias

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre