LA SITUACIÓN DE LOS DESPEDIDOS

Pilkington: Se le acaba el tiempo a la empresa

La justicia ya ordenó la reinstalación a su puesto de trabajo de tres de los despedidos. Las tres cautelares son un  triunfo de la lucha, son el logro de no haber bajado los brazos ni un segundo. Carta de los despedidos y la Lista Marrón del Vidrio a los trabajadores de Pilkington.

Izquierda Web2
Editor en Jefe del portal IzquierdaWeb - Noticias de los trabajadores, las mujeres y la juventud.


La empresa está dilatando la situación. Pero mientras dilata se aprovecha. No cumplió los fallos de la justicia para impedirnos presentarnos a las elecciones de comisión interna. Taborda, por su parte, obedeció a la empresa y no a la justicia argentina. Ya sabemos de qué lado están de Valdez para abajo.

La empresa suspendió habiendo compañeros con vacaciones adeudadas, dijo que era lo que tenía que hacer por la crisis y la parada de Toyota, pero los compañeros que todavía tenían vacaciones no los tenían por qué suspender. Esto es una muestra clara de que en Pilkington se hace lo que la patronal quiere, sin nadie que pregunte siquiera ¿por qué?

La campaña del miedo sigue; los despidos siguen, como el de Elías la semana pasada, el atraso salarial sigue, la campaña de aumentar la productividad sigue, el apriete puesto por puesto sigue.

Faltan trabajadores, lo que sobra son las ansias de ganancias de la empresa, aunque eso vaya en contra de nuestra salud.

 

La situación judicial

Los compañeros Salva, Wuachin y Robert tienen cautelares a favor, lo que significa que la justicia ya ordenó la reinstalación a su puesto de trabajo de los tres. En el caso de los otros compañeros siguen los trámites judiciales cautelares y juicios definitivos. Porque no todos se iniciaron en el mismo tiempo y todos fueron presentados por separados a distintos juzgados como estrategia jurídica, pero de conjunto marchan bien.

Las tres cautelares son un  triunfo de la lucha, son el logro de no haber bajado los brazos ni un segundo. Desde el instante que nos despidieron no aceptamos la voluntad de la empresa. No somos ovejas, no somos carneros, somos obreros con familia que tenemos necesidades y sobre todo derechos. 

Mirá también:  La Plata, después de la rebelión educativa | Congreso de la Federación Universitaria

Todos sabemos que los derechos se consiguieron con años de lucha y de muchas generaciones, los derechos se defienden, no se los entregan a la empresa porque por ese camino, el de entregar derechos, vamos a la esclavitud laboral. Los derechos se defienden y eso es lo que hicimos.

Compañeros: la empresa está dilatando la situación. Para dilatar apela a cualquier cosa, cosas que jurídicamente son inapelables ellos apelan, total plata para los abogados les sobra.

La última apelación contra la cautelar de Salva ya se la rebotaron, con lo cual el fallo está recontra re mil firme; obvio que van a seguir buscándole la vuelta pero no tienen muchas opciones. O acatan o se ponen en rebeldía con la justicia argentina, lo cual implica en principio sanciones económicas.

Compañeros: en las próximas semanas vamos a hacer nuevas acciones para que la empresa cumpla el fallo de la justicia, contamos con su apoyo y solidaridad.

 

¡Un abrazo y pronto estaremos todos juntos!

¡Vamos a volver!

Print Friendly, PDF & Email

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre