Crisis educativa

Pandemia, internet y educación

Casi el 20% de los estudiantes de primaria no tienen acceso a internet en sus hogares, y a nivel secundario la cifra es de un 15,9%.

Luz Licht
Redacción Izquierda Web.


Como es sabido, el confinamiento obligatorio implicó la suspensión de las clases presenciales en todos los niveles educativos y el Ministerio de Educación ordenó la continuidad virtual de las mismas. Lo que se puso de manifiesto es que para una porción importante de las/los estudiantes la garantía de continuar con sus estudios no estaba asegurada.

El informe del Observatorio Argentinos por la Educación “¿Cuántos estudiantes tienen acceso a internet en su hogar en Argentina?» se basó en datos construidos a partir de las respuestas de estudiantes a cuestionarios de las pruebas Aprender de 2018 y 2017 impulsadas por el Ministerio de Educación y de las pruebas PISA (Programa Internacional para la Evaluación de Estudiantes) del 2018. No se contempla a las/los universitarios entre quienes la deserción ha sido significativa.

Los estudiantes respondían al ítem ¿cuáles de estas cosas hay en el lugar donde vivís? Según datos del mismo 1 de cada 5 estudiantes del nivel primario respondieron que no cuentan con acceso a internet, lo que representa un 19,5% del total del país. En algunas provincias este porcentaje es aún mayor como en Santiago del Estero es el 40,7%; Formosa 37,7%; San Juan 36,1%; Catamarca 35%; Chaco 33,5% y Corrientes 33,2%.

En el nivel secundario, a la pregunta de las pruebas PISA que decía “de la siguiente lista indica lo que tenes en tu casa” al ítem “conexión a internet” un 85% de las/los estudiantes de 15 años respondió “si”. Cuando se consultó si en el hogar había una pc sólo el 74% respondió de manera afirmativa. Este promedio a nivel regional representa una cifra inferior respecto a países como Brasil 91%; Chile 90% o Uruguay 88%.

Mirá también:  La cuarentena aumentó la pandemia de femicidios

El problema que señala el informe respecto a esta pregunta es que no permite saber si el acceso es a internet fijo o a una señal móvil, como la del celular. Por otro lado, señala que no necesariamente tener internet fijo en el hogar es tener una velocidad adecuada para lo que demandan muchas de las actividades de las cursadas virtuales. Ni hablemos de saber usar las herramientas digitales y el tiempo de acompañamiento que ello demanda a las/los adultos.

Así, el informe señala que hay tres niveles de la “brecha digital” y, para acortar la misma en los hogares debe estar garantizado el acceso a internet -según el ENACOM Argentina pasó de un 49,6% de acceso en 2014 a un 62,8% en 2019-, por ejemplo, de cada 100 hogares 63 tienen acceso en el país. Luego, hay que tener un dispositivo adecuado, como una PC por estudiante y, por último, una velocidad para la banda ancha de 20 megas o más (para las instancias sincrónicas como las videoconferencias o foros).

Un ejemplo de las desigualdades está en el concepto que usan de “desconectados comunitarios”, esto es, se puede acceder a internet pero esto no indica tener un dispositivo adecuado como una computadora. En el país entre las/los jóvenes de 13 a 17 años un 29,7% no cuenta con este dispositivo (ejemplos de compañeras/os leyendo de los celulares hay muchos) y la cifra sube entre aquellas/os de 18 a 29 años a un 36,3%. Un 54,11 accede a menos de 20 megas de velocidad y un 32,52% de hecho alcanza a menos de 6 megas.

Podemos encontrar en la llamada “brecha digital” una dimensión más que pone de manifiesto que las desigualdades económicas y sociales de base siguen operando con más fuerza que antes, impidiendo que sea garantizado un derecho elemental por la falta de políticas estatales.

Mirá también:  Docentes: Paros y protestas contra la paritaria de ajuste

La desigualdad en el acceso a internet con una velocidad adecuada y una PC no es un problema sólo de estudiantes. Tal como vimos en estos días, los cupos destinados a docentes para acceder a la compra de computadoras a una tasa subsidiada que lanzó el Ministerio de Educación se agotaron en horas. La sobrecarga laboral, la falta de preparación en el uso de las herramientas digitales, la exigencia son la cara del teletrabajo de las/los docentes a quienes no se garantizó las herramientas básicas para encarar la modalidad virtual. Su sueldo no aumento y el costo de los servicios que utilizan -al igual que las/los estudiantes en sus casas- corre por cuenta de sus bolsillos.

Este informe pone de manifiesto que hay evidentes desigualdades sociales y económicas de base que la pandemia y la modalidad de la educación virtual vino a acentuar, dejando a docentes, hogares y estudiantes en una situación de abandono a su suerte para cubrir los elementos básicos para continuar accediendo a un derecho como el de la educación.

Print Friendly, PDF & Email

Colaborá con la izquierda


Nuestra actividad se mantiene con el aporte solidario de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Suscribite para que podamos seguirte brindando la mejor información y análisis.

Me quiero suscribir




Recomendadas

Rebelión Antirracista en EEUU

Lectura recomendada

Deutscherismo y estalinismo

“Para que el concepto de la personalidad adquiera un sentido real y el desdeñoso concepto de las ‘masas’ deje de ser una antítesis que se alza ante la idea filosófica privilegiada de la ‘personalidad’, es necesario que las propias masas conquisten por sí mismas una etapa históricamente más elevada por medio de la palanca de la revolución o, mejor dicho, de una serie de revoluciones” (León Trotsky, Mi vida). El 80° aniversario del asesinato de León Trotsky es una oportunidad para volver sobre su vida y su obra, así como sobre el balance de la c...

Trabajadores

Las Rojas

Últimas noticias

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre