medio oriente

Palestina: Nuevos bombardeos y “tregua” en Gaza

El pasado 16 de noviembre, el ejército israelí bombardeó nuevamente la franja de Gaza con misiles de “alta precisión”, dejando un saldo de por lo menos 34 personas muertas.

Izquierda Web2
Editor en Jefe del portal IzquierdaWeb - Noticias de los trabajadores, las mujeres y la juventud.
Mateo Romero


El estado de Israel aduce que el bombardeo fue en respuesta al lanzamiento de dos cohetes por parte de Hamas estaban dirigidos a la ciudad de Beersheva, la principal al sur de Israel.

Dentro de las víctimas palestinas se encuentran 8 miembros de una familia que nada tienen que ver con la Hamas. La versión oficial es que fue “un error de inteligencia” (de las armas de “alta precisión”), que los misiles estaban dirigidos a un comandante de la organización palestina, pero los atacantes manejaban “información antigua”. Se trata de un episodio más de los asesinatos a la población civil que son moneda corriente en manos del estado genocida de Israel. La ONU se limita a exigir una investigación sobre el asunto.

Casi en simultaneo, el 18 de noviembre, el gobierno de EEUU deja de considerar ilegales los asentamientos de Israel en Cisjordania, que esas colonias no son “per se” inconsistentes con el derecho internacional. Se trata de una evidente ruptura unilateral de la ilusoria “solución de los dos estados”  y los Acuerdos de Oslo, que reconocían el territorio de Cisjordania como parte de Palestina.

El gobierno de Trump le da de esta forma un nuevo apoyo al jefe de gobierno israelí, Benjamin Netanyahu, permitiéndole por un lado profundizar su política de genocidio y por otro le proporciona un respaldo político al ya desgastado gobierno del primer ministro. El apoyo imperialista a la política racista y colonial de Israel trasciende todo “derecho internacional” y se muestra tal cual es, como el derecho de la fuerza bruta contra uno de los pueblos más oprimidos del mundo.

Mirá también:  Trump ataca con gases lacrimógenos la carava migrante

Nada nuevo bajo el Sol, ya que prácticamente desde que se concertaron los acuerdos de Oslo a principios de los ‘90, y con una agudización del conflicto con la Guerra de Gaza en 2008-09, el Estado de Israel se ha esforzado en desconocer dichos acuerdos y seguir adelante con su política de exterminio del pueblo palestino, haciendo de la franja de Gaza “el campo de concentración más grande del mundo”. Ahora con el apoyo decidido del gobierno de Trump y un gobierno de Netanyahu atravesando una crisis política, parece exacerbarse la violencia israelita, todo bajo la pasiva mirada de la ONU y la UE, que emiten tenues amenazas solo cuando los ecos del repudio internacional se hacen escuchar más fuerte.

La “nueva” política colonialista de Israel se vio acentuada en los últimos días con una nueva oleada de expansión, desalojo de por medio de viviendas, familias y territorios palestinos en Cisjordania. Destruyen las casas originarias para construir grandes emprendimientos de colonias sionistas. Esta actividad alcanzó un nuevo pico histórico y un jugoso aumento del 39% en el presupuesto, solo desde 2017. También explotan el suelo fértil de Cisjordania y exportan sus productos como si fueran producidos bajo suelo israelí.

No hay que perder de vista, por otro lado, la crisis política que afecta a Netanyahu, que hace meses no puede formar gobierno y ahora se encuentra procesado por corrupción y enriquecimiento ilícito. Es la primera vez que esto pasa con un jefe de estado sionista. Esta crisis es consecuencia de su política asesina y corrupta, que no logra estabilizar los conflictos de la región. El líder del gobierno de Palestina, Abbas, llamó a “incrementar la resistencia popular ante las maniobras de la Administración norteamericana (…) para enterrar la solución de los dos Estados y arruinar todas las oportunidades para un proceso de paz”. Sumado a esto las movilizaciones contra la nueva capital de Israel, ahora en Jerusalén y el creciente repudio de la comunidad internacional hacia las políticas de exterminio de Israel. Éste se expresó fuertemente hace poco con grandes manifestaciones en solidaridad con el pueblo Palestino y la joven Ahed Tamimi, presa por resistir las represiones del ejercito israelita, liberada luego de una lucha internacional en su apoyo.

Mirá también:  México: abajo el muro racista de Trump

 

Print Friendly, PDF & Email

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre