Córdoba

Otro genocida en su casa: Le dieron domiciliaria a Ernesto «Nabo» Barreiro

“Mi más inmenso repudio a la Cámara Federal de Apelaciones que le otorgó prisión domiciliaria al represor Ernesto Nabo Barreiro que comandó las torturas en el centro clandestino de detención de La Perla” dijo Julia Di Santi, precandidata a diputada de Córdoba por el Nuevo MAS.

Izquierda Web2
Editor en Jefe del portal IzquierdaWeb - Noticias de los trabajadores, las mujeres y la juventud.


Es la misma justicia que deja libre a genocidas, la que proceso a 27 estudiantes de la UNC por defender la Educación Pública ante la política de ajusta de Macri a las universidades de todo el país, la misma que condenó a Marian por besar a su esposa.

El prontuario de este genocida y torturador es extenso, en 1975 fue parte del destacamento de Inteligencia 141 en su grado de teniente primero se desempeñó como jefe, también estuvo a la cabeza de los “interrogadores” en el Centro Clandestino de Detención de La Perla. Previamente participo como fundador de la versión cordobesa de la Triple A, el Comando Libertadores de América (CLA). Barreiro fue condenado en el año 2016 por crímenes de lesa humanidad a cadena perpetua, en la mega causa La Perla.

Este revulsivo personaje tiene abierta una causa en el juzgado federal del juez Ariel Lijo, por la acusación de haberse apropiado de una niña en cautiverio. Según esa denuncia, una de sus hijas le habría sido robada a compañeros desaparecidos. Esto para dar cuenta de que las consecuencias del crimen orquestado por los militares, la Iglesia y la burguesía continúa en el tiempo.

En el día de hoy, los jueces de la Cámara Federal de Apelaciones, Graciela Montesi, Ignacio Vélez Funes y Eduardo Avalos le otorgan nuevamente impunidad, ya que en su momento fue beneficiado con las leyes de Obediencia de Vida y Punto Final. Es así que tras peritajes presentados que alegan problemas de salud que pueden agravarse producto de la privación de la libertad, se consideró su situación con benevolencia y humanitarismo, consideraciones que tanto clama se tenga con los secuestradores, torturadores, violadores y asesinos de las y los 30 mil compañeros.

Mirá también:  Amplio triunfo de Schiaretti en una elección conservadora

Nuevamente se emite un fallo provocador, nuevamente se intenta otorgar impunidad luego de décadas de lucha de los organismos de Derechos Humanos, de las organizaciones sociales y políticas que en las calles junto a una sociedad entera clamaron y se organizaron para exigir justicia ante los crímenes de lesa humanidad cometidos en la última dictadura cívico militar del 76. Será entonces la movilización y repudio los que recuerden a estos jueces que el lugar para los genocidas es la cárcel.

Al finalizar Julia se pronunciaba de esta manera: “Son 30 mil compañeros/as desaparecidas en manos de genocidas y el Estado, que se jugaron con la represión a aplastar la resistencia frente al plan económico y político que tanto benefició a los empresarios. No perdonamos, no nos reconciliamos. Seguiremos en las calles defendiendo nuestros derechos.”

 

Print Friendly, PDF & Email

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre