Elecciones FMED-UBA 2019

Nuevo Espacio gana por abrumadora mayoría y El Frente (PO) se derrumba

La semana pasada se realizaron las elecciones en la Facultad de Ciencias Médicas de la UBA. El resultado fue una victoria aplastante por parte de Nuevo Espacio (71,74%) sobre el frente encabezado por el PO.

Izquierda Web2
Editor en Jefe del portal IzquierdaWeb - Noticias de los trabajadores, las mujeres y la juventud.
Nico Duch

La semana pasada se realizaron las elecciones en la Facultad de Ciencias Médicas de la UBA. El resultado fue una victoria aplastante por parte de Nuevo Espacio (71,74%) sobre el frente encabezado por el PO (7,56%) que perdió la conducción del centro y que, tras desplomarse, quedó relegado al tercer lugar detrás de la Lista 39, el frente kirchnerista entre el Miles, Sinapsis y La Cámpora (13,29%). Por su parte, la lista 13 – La Izquierda en Ciencias Médicas hizo una buena elección (1,18%) en donde reflejamos nuestra política a nivel nacional así como también nuestra inserción en la facultad, creciendo en votos respecto al año anterior.

Para estas elecciones votaron más de 38.300 estudiantes, lo que constituye un crecimiento de casi un 25% en relación a la cantidad de votantes de la última elección obligatoria. En base a esto, en FMed tocará repartir una importante cantidad de delegados FUBA. En este sentido, el batacazo electoral del NEM le permite al bloque de Nuevo Espacio y sus aliados obtener los delegados suficientes para asumir la conducción de la Federación Universitaria.

Para explicar el fenómeno de la victoria de Nuevo Espacio es necesario realizar una mirada retrospectiva sobre la conducción del CECiM por parte de la Lista 8 (PO-La Emergente), quien se había impuesto en las elecciones del año pasado luego de la rebelión educativa de 2018 (para más información ver http://izquierdaweb.com/uba-las-elecciones-en-ciencias-medicas/).

Corresponde mencionar que, ni bien la Lista 8 asumió la conducción del CECiM, la gestión de la facultad dio de baja materias de veranos y cursadas vespertinas, medida que fue utilizada por Nuevo Espacio para culpar al centro de estudiantes, cuando se trataba de una atribución propia de las autoridades. De esta manera, a expensas de los estudiantes, se llevó a cabo una campaña para que la Lista 8 pague los platos rotos del cambio de conducción.

Mirá también:  Rebelión educativa | Siguen las medidas de fuerza en Neuquén

Pero por supuesto que la Lista 8 tiene una cuota importante de responsabilidad en esta victoria del NEM. El Frente, afectado por la crisis interna del PO, se dedicó a hablar de la falta de papel higiénico durante todo el año, sin plantear ninguna respuesta concreta frente a los avances de la gestión ni tampoco un plan de acción claro para conquistar estos reclamos. Por otro lado, la gestión de los espacios del CECiM le quedó grande a la Lista 8 en su conjunto, quedando buena parte de su militancia absorbida en la atención del bar y de la fotocopiadora. En este sentido, pusieron gran parte de sus energías en tener una «mejor gestión» que Nuevo Espacio, objetivo que a ojos de los estudiantes resultó incumplido. En definitiva, nunca transformaron la naturaleza del Centro de Estudiantes, no lograron convertirlo en algo realmente distinto de la conducción anterior.

Este inmovilismo puso a la recontra ofensiva a la gestión y a Nuevo Espacio, quienes en la previa a las elecciones instalaron molinetes, impusieron la veda en la facultad y «pegaron» la elección de centro a la de consejeros. De esta manera, y en el marco de un panorama nacional dado por la polarización de fuerzas conservadoras, lograron imponer una elección con un clima a la derecha y con un debate político adelgazado, en la que primó la discusión de gestión. Así, los tópicos de la elección fueron los baños, las cursadas vespertinas y de verano y las fotocopias. La tendencia principal de la elección fue el posibilismo expresado en las promesas de gestión que puedan hacer más llevadera la cotidianeidad de la cursada a los estudiantes afectados por el ajuste y por la desinversión en salud y educación. En esta cuestión, creemos que la responsabilidad de la izquierda es politizar esos reclamos y vincularlos al presupuesto del déficit cero del macrismo y el FMI y al futuro gobierno de Alberto Fernández que no viene a resolver ninguno de esos problemas.

Mirá también:  Inmensa marcha en defensa de la educación | “Macri chau”

En definitiva, la elección se peleó en el terreno elegido por Nuevo Espacio, al que se adaptó el resto de las corrientes. Para ver las consecuencias de esto, los resultados hablan por sí solos. El único gramo de aporte político que pudo esbozar el PO fue el de su campaña de «inclina la balanza por un CECiM independiente», consigna que los ubicaba totalmente a la defensiva desde el día cero. Por su parte, el PTS decidió que el centro de su campaña fuera el trap de Del Caño en detrimento de plantear una salida política a los reclamos de los estudiantes de FMed, lo que se explica por la carencia de una militancia orgánica en la facultad por parte de esta organización.

Desde la Lista 13 – La Izquierda en Ciencias Médicas propusimos durante la campaña un modelo de centro de estudiantes que sirviera para transformar la facultad. Un centro activo y participativo, que convoque a asambleas periódicas, que se ponga al frente de los reclamos de las y los estudiantes, que defienda la educación y la salud pública en unidad con los trabajadores de la salud y que se plante por la legalización del aborto en el hospital.

Seguiremos militando en defensa de la educación y la salud pública y para conquistar los reclamos de las y los estudiantes.

 

¡Sumate a seguir construyendo esta alternativa que crece!

 

Print Friendly, PDF & Email

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre