Nueva visita del FMI a la Argentina para monitorear el plan de ajuste

En estos días se está realizando una nueva visita del Fondo Monetario Internacional para monitorear los cumplimientos de las metas propuestas por el organismo internacional, a saber: ajuste, flexibilización y reducción del gasto público.

Izquierda Web2
Editor en Jefe del portal IzquierdaWeb - Noticias de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Por Pablo Pérez

 

La misión comandada por Roberto Cardarelli es la tercera desde el acuerdo con el FMI y vendrá acompañada de un desembolso de aproximadamente 10000 millones de dólares para seguir inyectando deuda a una economía en lisa y llana recesión. El desembolso se llevará a cabo siempre y cuando la misión considere que Cambiemos avanza con la receta “propuesta” por el Fondo.

De lo que se trata entonces es de verificar que el gobierno muestre que lleva adelante la reducción del gasto público, la reforma laboral y la reforma previsional, tres pilares de la destrucción de las condiciones de trabajo y de vida de la población trabajadora activa y pasiva. El embrollo con el que se encuentra esta vez el Fondo es que su visita llega en consonancia con el calendario electoral que seguramente tendrá como punto a discutir el acuerdo con el Fondo.

Mas allá de que todos los candidatos patronales se caracterizan por honrar la deuda y pagar sin chistar al organismo de créditos, esta visita tendrá como agregado cuáles son los riesgos del escenario electoral y el cumplimiento de las metas propuestas al gobierno argentino. En relación a esto, ya la visita analiza reunirse con dirigentes de la oposición y con referentes de la sociedad civil para analizar el impacto de las medidas adoptadas por el gobierno.

 

 

Argentina este año ha roto un nuevo récord. La deuda contraída por el gobierno de Macri escaló al 97.7% del PBI y es la más alta de Latinoamérica. Con una economía en crecimiento negativo y ninguna perspectiva de que eso cambie (no hay brotes verdes ni segundo semestre que valga, ni mucho menos lluvia de inversiones) las condiciones de vida de los trabajadores se encuentras en código rojo mientras que la preocupación de Cambiemos es continuar con el ajuste, con los despidos y tratar de seguir a rajatabla la meta de “deficit cero” del Fondo.

Mirá también:  Cresta Roja- Una tregua que adelanta nuevos conflictos

Todos los desembolsos que viene llevando adelante el Fondo, lejos de significar prosperidad y bonanza, aumentan el nivel de deuda que está cercano a superar el PBI que no significa otra cosa que deber más de lo que se tiene y se produce. No puede existir salida para los trabajadores de la mano del Fondo Monetario Internacional ya sea con un acuerdo macrista o kirchnerista. De lo que se trata es de romper con el organismo, desconocer la deuda usuraria, dejar de pagarla y usar ese dinero para mejorar las condiciones de vida de la clase trabajadora.

Print Friendly, PDF & Email

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre