El SMATA moviliza a la virgen de San Nicolás

“No luches, rezá y votá bien”

El día de ayer, sábado 8 de junio, la burocracia de la Lista Verde que dirige el SMATA movilizó al rededor de 20.000 trabajadores al Santuario de la virgen de San Nicolás, a casi 250 km de Buenos Aires.

Izquierda Web2
Editor en Jefe del portal IzquierdaWeb - Noticias de los trabajadores, las mujeres y la juventud.
Corresponsal


A diferencia de la movilización de octubre del año pasado a la Basílica de Luján, esta vez los sindicalista aliados de Pignanelli (Moyano, la Corriente Federal, las CTA, etc.), decidieron no acompañarlo. La dirigencia mandó a hacer miles de crucifijos que repartió a cada uno de los asistentes.

La movilización, que se hizo bajo las consignas “Techo, tierra y trabajo”, parecería tener dos ángulos. Por un lado, una demostración de fuerzas para la disputa dentro del PJ en el armado de las listas para octubre; y por otro, seguir enchalecando a los trabajadores para que no luchen, ahora con ayuda de la iglesia. En ese sentido, el discurso del Obispo de San Nicolás fue bien claro, una reivindicación del pacto social esbozado por Cristina Fernandez semanas atrás y un llamado a los trabajadores a tener paciencia, “confiar en el Señor” y votar bien en octubre.

Como contraparte de esto, si bien la movilización fue muy grande, en este caso se reforzaron los elementos extorsivos a la hora de movilizar. Con la guillotina del despido y la suspensión colgando sobre la cabeza de los compañeros, los delegados en las fábricas pasaban puesto por puesto, sector por sector, armando la lista con nombre, apellido y DNI; recordándoles a los incautos que hay cientos de compañeros afuera que “quieren su puesto”. La falta de interés en tamaña fantochada se podía ver con una simple recorrida por las inmediaciones del santuario, donde todos los bares, parrillas y restaurantes estaban repletos de compañeros y compañeras, mientras el Obispo y el oscurantista Pignanelli hacían sus discursos. Todo el mundo se miraba y se preguntaba “¿qué hacemos acá?”, había una comprensión común de que era un montón de gente movilizada pero que no servía para nada.

Mirá también:  Estos son los senadores que votaron el presupuesto del ajuste

A pocos días del cierre de Brembo (fábrica de trenes delanteros y frenos) que dejó 80 trabajadores en la calle; del cierre de Faurecia interiores, con 130 operarios; de la reducción del 60% del personal en Carraro; del cierre del Ford Focus, que dejó 500 suspendidos; del brutal arreglo en Renault que recorta los salarios un 30%; esta movilización no puede ser más reaccionaria. El SMATA que durante dos años actuó casi de oficialista, con Pignanelli que en su momento fue mencionado por Macri como su candidato para la CGT; con el pase a la oposición junto a Moyano, siguieron trabajando para el gobierno, garantizando que pasen todos los despidos y las suspensiones sin que vuele una mosca y que ninguna movilización o paro cuestione los planes de los empresarios y el gobierno.

Hay que seguir trabajando en la perspectiva de sacarnos de encima a estas lacras que entregan nuestros trabajos, nuestras conquistas y negocian con nuestra salud y nuestra comida. Los compañeros ya saben que los delegados y el sindicato son la policía de la patronal; de lo que se trata es de organizarnos y tomar conciencia de que podemos cambiar las cosas.

 

Print Friendly, PDF & Email

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre