Entrevistamos a dos mineras de Andacollo

Mujeres, mineras y luchadoras

Tuvimos la oportunidad de hablar con Patricia y Verónica, ellas están en este momento en la permanencia en el poder judicial de los mineros de Andacollo, pero aproximadamente son 30 las trabajadoras que desempeñan cargos en distintas áreas de la mina.

Candela Ybañez


La lucha de las y los mineros de Andacollo irrumpió en la provincia de Neuquén para dar muestras que con hambre no hay cuarentena que valga. Hoy queremos mirar esta lucha con los ojos de las mineras, aquellas que junto a sus compañeros emprendieron esta pelea que conmociona a la región. Tuvimos la oportunidad de hablar con Patricia y Verónica, ellas están en este momento en la permanencia en el poder judicial, pero aproximadamente son 30 las trabajadoras que desempeñan cargos en distintas áreas.

Izquierda Web:- Buenas noches, primero que nada agradecer la entrevista es un orgullo para nosotras hablar con ustedes. ¿Qué tareas desempeñan?

Verónica: –Yo entre a la empresa en un área que se llamaba área social, con un proyecto de pausas de activas laborales. Después de siete meses esa área desapareció y me re ubicaron a un área que se llama SOMA, seguridad y medio ambiente.

Patricia: – Hola, empecé trabajando en el área de fundición, parte del laboratorio que es donde se determina la cantidad de oro y plata que tiene el yacimiento y ahora ultimo me habían ascendido a jefe de turno del área.

Izquierda Web:- Nos podrían contar su experiencia en la lucha que están llevando a cabo y que tiene conmocionada a la provincia. ¿Como lo están viviendo?

Verónica:- Los primero días que llegamos ahí a Arroyito fue bastante complicado, no teníamos donde dormir, dormíamos en los camiones, trafic, camionetas, sentados, como se podía. No traíamos mucho alimento y recién después del tercer día habilitaron las rutas para que nos pudieran dejar entrar comida que la gente nos donaba, producto de limpieza, higiene… Es difícil. Los primero doce días estuve sola hasta que llego Pato era la única mujer en el grupo. Los compañeros son re solidarios, no hubo en ningún momento diferencias por ser mujer, tener que cocinar o lavar, para nada, creo que hice algo el día 10. (risa) Así que re bien, me sentí muy cómoda porque sentí que sos parte de un grupo, de una familia. Vos vas conociendo las diferentes realidades de cada uno de ellos fuera del ámbito laboral, si bien yo conocía a algunos, todos estamos en áreas diferentes, así que mas haya de un hola o algo abocado al trabajo no pasaba. Ahora tenes el espacio y el tiempo para poder dialogar de, por ejemplo, como es su familia. La gran mayoría después de trabajar en la empresa hacia changas porque el sueldo no le alcanzaba. Tuvimos días buenos y malos pero siempre nos apoyamos.

Pato: – Es todo un tema esto, imaginate que yo con 44 años nunca me imagine que me iba a encontrar en esta situación, es algo frustrante porque si bien es difícil conseguir trabajo siendo mujer en el ámbito minero, ademas llega una edad donde quedas excluida prácticamente del sistema, a partir de los 30 años aproximadamente.

Yo trabajo desde los 16 y muchísimas veces me quede sin trabajo pero nunca había vivido esta situación de tener que salir a luchar por algo que me corresponde. Es la primera vez que me pasa, esto no lo viví en ningún momento.

Ellos son de Andacollo y Huinganco yo soy de Zapala, entonces, por el tema este de la cuarentena me costo un montón sumarme pero yo desde el primer día quise estar porque no era la lucha de algunos era la lucha de todos, porque en este momento no somos ni mujeres ni hombres, acá somos todos iguales y estamos todos peleando por lo mismo nuestro salario y la continuidad laboral.

Tuvo que pasar lo de Zapala para poder sumarme. Es un momento difícil, angustiante pero sabes qué de alguna forma lo estoy disfrutando porque vos decís hoy a esta edad puedo seguir luchando por lo que me corresponde. Antes yo, por ejemplo, me quedaba sin trabajo y me motivaba muchísimo seguir adelante por mis hijos, la fuerza me la daban ellos y hoy mis hijos tiene 19 y 20 años entonces hoy la lucha es por mi. Hoy empieza mi lucha, por ser mujer por salir adelante, por hacer lo que yo quiero y por vivir mi vejez tranquila.

Izquierda Web:- ¿Que expectativas tienen con la resolución del conflicto?

Verónica:- La verdad que vemos que esta muy complicado, que esta muy trabado, que hay muchas cosas que no se dicen que están escondidas. Tenemos un gobierno totalmente ausente y que no hace las cosas como corresponde. Pero no van a jugar con nuestras debilidades que es estar lejos de casa, de la familia, no van a jugar con el cansancio de nosotros, porque por más que nos vaya bien o mal en la reunión, una vez que tocamos fondo resurgimos más y más fuertes.

No nos vamos a ir sin los sueldos que nos corresponden y nuestra continuidad laboral, nosotros vinimos con un objetivo y nos vamos a ir con ese objetivo cumplido. No nos van a doblegar por más que nos prohíban que venga la gente a donarnos cosas y que solo nos habiliten media hora para poder recibirlas, que no nos dejen pasar los baños. Esas son cosas que hace el gobierno para que nosotros desistamos de nuestra lucha que es justa. Nos va a costar pero vamos a volver con nuestras familias con lo que merecemos, ni con más ni con menos, sino con lo que nos corresponde. Nosotros trabajamos para obtener eso, tenemos derechos como seres humanos y como trabajadores.

Pato:- Mis explicativas son las mismas que la de Verito, irnos de acá con lo que venimos a buscar. Pero quiero agregar algo mas, porque hoy estamos demostrando con Vero de que estamos a la altura de las circunstancias, que cualquier mujer debe pelear por sus derechos, que tienen derecho a reclamar por lo que le corresponde y el lugar que le corresponde. Desde hace años yo peleo porque el sueldo sea igual que al de los hombres ¿Por que si yo cumplo la misma tarea que el hombre tengo que cobrar menos que el? ¿entendés? Con esto también estamos dando un ejemplo de lucha para las mujeres no desde el lado de la debilidad sino, desde el lado de la fortaleza. Tenes dos mujeres de diferentes edades, con hijos, mujeres luchadoras y tenemos la fuerza y la fortaleza para demostrar de lo que somos capaces.

Izquierda Web:- ¡Muchísimas gracias!

Print Friendly, PDF & Email

Colaborá con la izquierda


Nuestra actividad se mantiene con el aporte solidario de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Suscribite para que podamos seguirte brindando la mejor información y análisis.

Me quiero suscribir




DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre