Chile

Movilizaciones y represión en la primera sesión de la Convención Constituyente de Chile

Este domingo 4 tuvo lugar la primera reunión de la Convención Constituyente que estará encargada de redactar el texto que reemplace a la Constitución pinochetista. La jornada estuvo marcada por importantes movilizaciones y la represión del gobierno de Sebastián Piñera a las mismas.

Luz Licht
Redacción Izquierda Web.


Este domingo 4 de julio tuvo lugar la primer sesión de la Convención Constituyente que estará encargada de redactar en los próximos meses un nuevo texto que reemplace a la Constitución pinochetista de 1980. La jornada estuvo acompañada de importantes movilizaciones que fueron reprimidas por Carabineros en el marco de un enorme despliegue por parte de las fuerzas represivas dispuesto por Sebastián Piñera.

Una enorme concentración tuvo lugar en los alrededores del edificio del ex-Congreso en la ciudad de Santiago, donde se celebró la reunión. Muchos/as manifestantes también se convocaron en diferentes puntos, como la Plaza de la Dignidad, uno de los lugares más importantes y símbolos de la rebelión que estalló en 2019.

La sesión estaba prevista para las 10 horas, sin embargo, repudiando la represión parte de las y los constituyentes se negaron a comenzar la sesión. Parte central de los reclamos se centraron en el pedido de libertad para las y los luchadores que protagonizaron las protestas y hoy permanecen presos.

En un clima de gran efervescencia organizaciones de feministas, originarias y populares se dieron cita en las calles de la capital y varias ciudades del país. Llevar la agenda pendiente del pueblo trabajador para darle impulso desde la movilización marca el enorme aprendizaje y un paso enorme que se dio desde la rebelión.

El dato que captó la atención de la jornada fue, sin dudas, la elección por 96 votos como presidenta de la Convención de Elisa Loncón, mujer y académica perteneciente al pueblo Mapuche. Ella proviene de una comunidad de la Araucanía, región del sur de mayoría originaria que sufre la militarización y persecución sistemática por parte del Estado chileno y sus gobiernos.

Mirá también:  Coronavirus: Chile entra en fase 4 sin tomar medidas de fondo

Recordamos que los 155 constituyentes fueron elegidos en las elecciones del 15 y 16  mayo pasado. Tal como informó la Agencia de Noticias Télam, en su composición «la coalición oficialista tiene 37 convencionales, por lo que no logró llegar al tercio que necesitaba para ser el principal bloque dentro de la Convención con poder del veto.

Del lado opositor, las bancadas de izquierda y centroizquierda, Apruebo Dignidad (28) y la Lista del Apruebo (25), sumaron 53 delegados, lo que sí les permite en conjunto alcanzar el tercio necesario para vetar iniciativas, pero están lejos de los dos tercios necesarios para aprobarlas. Otros delegados corresponden a la Lista del Pueblo (28), Independientes por una Nueva Constitución (11), Independientes (10) y Pueblos Originarios (17)».

El proceso constituyente es el subproducto del impacto de los reclamos de la rebelión popular. En 2019 un acuerdo entre los partidos políticos políticos del régimen se dio como política esta convocatoria para tratar de aplacar las protestas que cuestionaron masivamente al modelo socio-económico heredado de la dictadura de Augusto Pinochet.

Tras este proceso la respuesta represiva del gobierno de Sebastián Piñera dejó como saldo una treintena de fallecidos, miles de heridos y denuncias por la brutalidad de la acción represiva. Las víctimas de traumas oculares, de las diferentes violaciones a los derechos humanos durante la represión también se movilizaron durante el inicio de la Convención para exigir justicia.

La Convención Constituyente tendrá la tarea de redactar la nueva Constitución de aquí a los próximos nueve meses, con la posibilidad de un plazo de extensión de tres meses más. Según lo establecido, el texto que surja de este espacio deberá ser aprobado en un referéndum a celebrarse en el 2022. Resta ver si las expectativas y demandas de cambio que tomó las calles lograrán abrirse camino para imponerse cobrando fuerza más allá del ámbito institucional.

Print Friendly, PDF & Email

Colaborá con la izquierda


Nuestra actividad se mantiene con el aporte solidario de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Suscribite para que podamos seguirte brindando la mejor información y análisis.

Me quiero suscribir




Recomendadas

Internacional

Lectura recomendada

Este artículo es parte de un trabajo mayor publicado en Izquierda Web el 17 de mayo de 2020. La política revolucionaria como arte estratégico   Veamos para finalizar con lo que damos en llamar el “paralelogramo de fuerzas de la política revolucionaria”. Lo concebimos como la capacidad de estar en el momento justo donde hay que estar. Se puede aprovechar hasta con organizaciones pequeñas. El paralelogramo de fuerzas es algo que inicialmente se constituye de manera objetiva, un conjunto de determinaciones que condensan objetivam...

Trabajadores

Las Rojas

Últimas noticias

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre