¡Movilicémonos contra la represión, la instalación de Monsanto y el Ajuste!

Izquierda Web2
Editor en Jefe del portal IzquierdaWeb - Noticias de los trabajadores, las mujeres y la juventud.


Frente a la brutal represión en Córdoba –

El pasado 11 de Junio el delasotismo desató una brutal represión a una pequeña manifestación que protestaba contra la nueva ley ambiental, que se disponían a votar en la Legislatura. Dicha ley facilita la instalación de Monsanto en la provincia (en el municipio Malvinas Argentinas). Luego de una lucha de años, la instalación de la multinacional parecía haberse logrado evitar. El pico de ésta pelea fue el año pasado, cuando la planta se comenzó a construir activistas de todo tipo de origen (particularmente la “asamblea Malvinas lucha por la vida”) instalaron un acampe para evitar el avance de la obra. De la mano con eso se impulsaron multitudinarias movilizaciones que pusieron en jaque al Gobierno de De la Sota. Finalmente, a principios de este año, la lucha parecía ganada. Empezaron a surgir fallos judiciales que rechazaban la instalación de la planta. Estos fallos se amparaban en los “insuficientes” resultados de los estudios de impacto ambiental. Es decir, ni el Gobierno provincial, ni el municipal, ni la empresa tenían forma de probar que la fábrica no iba a ser fuertemente contaminante. Se dio así estatus legal a lo que todo el mundo sabía: las consecuencias ambientales, vaya donde vaya esta multinacional, son graves. Solamente alcahuetes con poca masa encefálica se creían los cantos de sirena del “progreso” que entonaban a coro De la Sota y los suyos.

Frente a este primer triunfo es que cobra gravedad la nueva ley. Con la nueva reglamentación se vuelve a foja cero respecto a las resoluciones y fallos que aparentemente daban punto final al asunto Monsanto en Córdoba. La nueva ley, incluso en las condiciones de la represión, fue votada por casi todos los bloques: delasotistas, radicales y juecistas le dieron sus votos. El voto a favor que el Frente Cívico de Juez le dio debería servir a los “izquierdistas” del MST para una reflexión. Luego de un año de tener el “Fuera Monsanto” por eje casi único (casi no había forma de distinguir entre este partido “de izquierda” y una organización ambientalista hippie) junto con la repetida consigna de que el juecismo era “la alternativa amplia y de masas al bipartidismo” en las elecciones, los candidatos a los que llamaron a votar en 2013 votan a favor de la llamada “Ley Monsanto” en 2014, teniendo que deglutir así su militancia un sapo del tamaño de un caballo. El kirchnerismo, que quiere posar como rabioso izquierdista opositor en la provincia, hizo el poco decoroso papel de abstenerse… a pesar de que sus referentes defienden la nueva ley. Su abstención fue una pose opositora para no quedar en completo descrédito, aunque públicamente defienden la ley. El único voto en contra fue el de la banca del FIT.

Mirá también:  Mulhall: la campaña de Schiaretti está respaldada por grandes empresas

Frente a la crisis que viene siendo este asunto para el Gobierno provincial, éste tomó la decisión de escarmentar. Con la excusa de los pequeños disturbios que hubo en la Legislatura, la policía desató una represión completamente inaudita a una movilización de no más de cien compañeros. No solamente fue represión: fue una auténtica cacería. Detuvieron 26 compañeros, la mayoría a cuadras de distancia de la Legislatura, varios fueron brutalmente golpeados al punto que tuvieron que ser hospitalizados y hasta detuvieron a un compañero discapacitado. Algo también bastante inédito fue que le abrieron causas penales a 24 de los 26 con acusaciones de lo más extravagantes. En síntesis, fue un auténtico intento de meter miedo.

La respuesta de las organizaciones de izquierda y el activismo fue rápida y pocas horas después éramos varios cientos en la puerta de la comisaría primera. Fuimos con la decisión de quedarnos hasta ver libres a todos los compañeros pero parte del operativo político del gobierno provincial fue dilatar su liberación. Entrada la noche, varias organizaciones tomamos la decisión de convocar de forma unitaria una concentración en tribunales a la mañana y una movilización a la tarde. Creemos que si la decisión de convocar la marcha del día siguiente hubiera sido sostenida por todos, ésta hubiera sido fuerte y contundente. Pero al día siguiente se puso en duda su realización, generando confusión sobre lo que había que hacer y por lo tanto no hubo una convocatoria común a un mismo punto. En su lugar, hubo convocatorias a varias concentraciones dispersas en diferentes lugares, diferentes horarios y diferentes convocantes (el campeón de ésta práctica fue el PTS que, para variar, puso sus propias convocatorias pequeñas y unilaterales por encima de todo). Al momento de escribir estas líneas hay todavía dos compañeros que siguen detenidos y varios con causas penales graves. Estamos convocando a una movilización contra la represión delasotista el jueves 19 a las 18 hs. en Colón y Cañada, ahora sí unitariamente pero con los hechos más en frío. A decir verdad, ésta movilización ya había sido organizada antes contra el represivo “Código de Faltas” y se le suma el repudio a la represión del miércoles 11.

Mirá también:  Nicaragua: 100 días de represión de la dictadura de Ortega

Para finalizar queremos abrir una polémica e insistir con una propuesta que venimos haciendo desde el Nuevo MAS. La mayoría de las organizaciones de izquierda vienen tomando los hechos de la provincia y la lucha contra el Gobierno de De la Sota como una agenda ajena a las luchas contra el Gobierno K. Así, las peleas contra las suspensiones y despidos en la industria y la lucha contra Monsanto y la represión del gobierno provincial parecen cosas de planetas diferentes. Hay varios casos de luchas obreras en la provincia: la pelea contra los despidos en Volkswagen y Weatherford, contra las persecuciones en Valeo y la marcha de la UOM en Mayo. La represión en Córdoba tampoco es un hecho que sale sólo de la diabólicamente represiva mente del gobernador. El contexto nacional de represión en Chaco y Gestamp le dan aires a De la Sota para reprimir más y mejor. Estamos absorbidos por la pelea nacional contra el ajuste y es hora de que lo tomemos tal cual es. Creemos que es necesaria la convocatoria en Córdoba a una gran movilización contra los despidos y suspensiones, contra la represión y la instalación de Monsanto para unificar todas estas peleas en una lucha que cruza al país y no sólo a la provincia: la lucha contra el ajuste K.

Fernando Dantés

Print Friendly, PDF & Email

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre