Santa Fe

Motines en cárceles por el coronavirus dejan un saldo de 5 muertos

Por la mañana del lunes 23, en los penales santafesinos de Coronda y Las Flores se desataron motines reclamando medidas de prevención e higiene ante el Coronavirus. La respuesta policial: una masacre.

Por Gala Chilavert



El escenario de los acontecimientos fue el penal santafesino de Coronda y luego el de Las Flores. Según trascendió, los hechos se saldaron con 5 presos asesinados en el contexto de la represión policial del motín, cuatro en Las Flores y uno en Coronda. Al día de hoy fue controlada la situación en la Unidad número 2 de Las Flores, mientras que en la Unidad 1 de Coronda el motín tuvo fin el mismo lunes.

Otro motivo de reclamo fue la suspensión de las salidas transitorias y las visitas. De esta forma los presos reciben alimentos que les proveen sus familiares, que consumen en lugar de la pésima alimentación que reciben en las cárceles. También se exigía la contemplación de los casos de internos que forman parte de la población de riesgo, solicitando se les otorgue prisión domiciliaria.

Como resultado de los motines, se extendió un certificado de libre circulación a los familiares de los presos para que puedan llevarles comida y otros elementos a las distintas cárceles. Este permiso garantiza a los familiares estar en la lista de los exceptuados y poder continuar con las visitas durante la cuarentena.

En ambos penales se tomaron pabellones, hubo quema de colchones e intentos de hacer boquetes. Por otro lado, estos motines se replicaron con distinta intensidad en otras cárceles del país. Entre ellas, Batán, la Unidad 54 en Florencio Varela, El penal 7 de Resistencia, Chaco (donde fue apaciguado rápidamente mediante la represión). En Devoto, en la ciudad de Buenos Aires, hubo otro leve episodio.

Las versiones oficiales hablan de intentos de fuga, intento de desestabilización del sistema penitenciario, etc. Pero lo cierto es que la población carcelaria es realmente vulnerable ante la pandemia. ¿Es posible el distanciamiento entre tanta gente hacinada en tan pocos metros cuadrados? ¿Es posible abastecer de insumos necesarios, mantener la higiene y sanidad con los magros recursos que destina el Estado a los presos?

Mirá también:  Ecuador: Exigen la libertad de los detenidos

La superpoblación, con edificios deteriorados y abarrotados, con condiciones de higiene y salubridad infrahumanas, transforman a las cárceles en el espacio perfecto para la propagación sin control del Coronavirus. Por ejemplo, en las cárceles de la Provincia de Buenos Aires hoy se alberga a 45 mil presos cuando la capacidad de esos penales no excede las 22 mil personas.

Recientemente, en los primeros días de marzo, fue el propio ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, Sergio Berni, quien anunciaba el traslado de detenidos de las comisarias bonaerenses a containers. Curiosa solución para el hacinamiento y la insalubridad extremos: hacinamiento e insalubridad en containers.

Al pánico desatado por el Coronavirus, la policía respondió con represión, lo cual generó una masacre.

En las condiciones de hacinamiento, falta de higiene y represión, las cárceles pueden ser un verdadero foco infeccioso de brote de la pandemia.

Print Friendly, PDF & Email

Colaborá con la izquierda


Nuestra actividad se mantiene con el aporte solidario de los trabajadores, las mujeres y la juventud.


Suscribite para que podamos seguirte brindando la mejor información y análisis. Recibirás beneficios exclusivos de suscriptor.

Me quiero suscribir











DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre