Boletín docente de la Lista Gris Carlos Fuentealba

Modalidad virtual: Más ajuste a la educación y precarización de la docencia

Con la virtualidad se profundizan las desigualdades sociales tanto por el acceso a dispositivos y conectividad, como por el respaldo familiar que pueden tener para incorporar los contenidos.



Desde que comenzó la cuarentena, para mantener algún contacto con lxs estudiantxs al no poder concurrir a la escuela, se apeló a la educación virtual, sin poder dar ningún debate sobre sus cualidades. La docencia se puso a trabajar lo mejor que pudo y a un ritmo infernal, mientras comenzaron a sonar voces de que la virtualidad vino para quedarse, que a la vuelta va a seguir, etc.

Más allá del legítimo malestar por la sobrecarga horaria, falta de respeto por los tiempos, un trabajo burocrático creciente de llenado de planillas, idas y vueltas sobre la evaluación, quejas que se repiten en los grupos docentes de cada escuela, creemos que es necesario profundizar acerca de otros aspectos de esta modalidad.

El gobierno nacional y los provinciales, en acuerdo con la CTERA, vienen avanzando rápidamente en darle un formato legal a la educación virtual.

Lo hace tanto con la sanción a la reforma del artículo 109 de la ley 26206 de Educación nacional, que habilita la educación virtual para estudiantes menores de 18 años, como con el Convenio OIT No:177 aprobado por ley 25800 que reconoce como trabajo docente en contexto virtual o no presencial el que hacemos en casa.

La CTERA con un comunicado nos lo presenta como “un triunfo que respalda nuestro trabajo, y como una gran herramienta que enriquece la educación”.

Nosotrxs creemos que es importante poner en cuestión, alertar sobre algunos peligros que vemos que encierra tanta buena prensa para la incorporación de la educación virtual.

Nos parece que es una amenaza para el derecho a la educación de lxs estudiantxs, pues con la virtualidad se profundizan las desigualdades sociales tanto por el acceso a dispositivos y conectividad, como por el respaldo familiar que pueden tener para incorporar los contenidos; que nunca se puede reproducir en la virtualidad la riqueza que tiene el aula en lo presencial, con el intercambio entre estudiantxs y de estxs con el/la docente para, superando dudas y cuestionamientos, lograr la construcción de los conocimientos.

Mirá también:  Rebelión educativa | Se tomó el Joaquín V. González

También nos parece un peligro desde el punto de vista de los derechos adquiridos y la libertad de cátedra de la docencia, además de la flexibilidad que se necesita dentro del aula. En esta corta experiencia vimos cómo se la utilizó para no cubrir vacantes. Si queda incorporada como variante, ¿qué pasará con la cobertura de cargos?, se habla de que serviría para una extensión de jornada, y esas horas ¿cómo se asignarían y reconocerían? ¿y cómo afectará a las escuelas de modalidad rural? …

También aumenta el control sobre los contenidos: ya se está hablando de que todos nuestros proyectos y trabajos prácticos se cargarían en plataformas, y sin llegar a eso, actualmente las plataformas privadas que utilizamos tienen el acceso a los mismos. Ni hablar de que estamos financiando, poniendo nuestros dispositivos y costeando el wi-fi, lo cual en el mejor de los casos se habla de promover el acceso de lxs docentxs a mejores dispositivos (o sea que nos den líneas de crédito, ni media palabra de que el estado se haga cargo).

También se abren muchos interrogantes en el terreno pedagógico: las plataformas están muy cuestionadas no solamente por el negociado que implican para la educación privada que las vende y controla, sino también porque muchas veces se las utiliza para dar contenidos instrumentales, moldeando estudiantes que serían los futuros empleados acríticos a pedido de las empresas, en lugar de apuntar al desarrollo de la cultura general y el juicio crítico.

Éstas y otras muchas son cuestiones que creemos que tienen que ponerse en debate alrededor del supuesto progreso de la educación virtual.

Mirá también:  Reunión CGT-FMI: Traidores y ajustadores

Y preguntarnos ¿por qué el gobierno a través del ministro Trotta sale con la ofensiva de volver a clases con las escuelas burbuja, con una modalidad dual que combina presencia con virtualidad, explicitando que no va a poner $1 en ampliar la infraestructura escolar ni abrir convocatorias para aumentar la planta docente, lo que permitiría dar una respuesta en lo presencial, cumpliendo con todas las medidas de salubridad y distanciamiento social necesarias?

La respuesta es sencilla: no hay voluntad de destinar presupuesto a la educación, ni siquiera garantizar las mínimas medidas sanitarias, toda la responsabilidad a los docentes y centros educativos. Por eso estas loas a la virtualidad, vienen acompañadas de otras medidas de ajuste a los trabajadores como pagar en cuotas el aguinaldo, solo quieren pagar la deuda, y que los costos los pongamos los de siempre

En este sentido creemos importante alertar a la docencia y convocar desde abajo asambleas y reuniones para poder profundizar en estos debates y construir entre todxs una respuesta a este avance sobre nuestros derechos, sobre esta profunda flexibilización laboral y este nuevo ataque a la educación pública.

Print Friendly, PDF & Email

Colaborá con la izquierda


Nuestra actividad se mantiene con el aporte solidario de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Suscribite para que podamos seguirte brindando la mejor información y análisis.

Me quiero suscribir




Recomendadas

Rebelión Antirracista en EEUU

Guerra, política y partido a la luz de la rebelión en EEUU

“La historia no funciona de manera tal que en primer lugar se imponen los cimientos, luego crecen las fuerzas productivas, las relaciones de fuerzas necesarias entre las clases se desarrollan, el proletariado se vuelve revolucionario, y luego todo esto se guarda en la hielera y se preserva mientras procede la preparación de un Partido Comunista, de manera que pueda alistarse mientras las ‘condiciones’ esperan y esperan; y luego, cuando esté listo, pueda arremangarse y comenzar a luchar. No, así no funciona la historia. Para la revolución se req...

Trabajadores

Las Rojas

Últimas noticias

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre