Miramar | La realidad que sufrimos las mujeres no se aguanta más

El 2019 arrancó con la atroz noticia de que una niña de 14 años fue violada por cinco mayores de edad en un camping de Miramar

Izquierda Web2
Editor en Jefe del portal IzquierdaWeb - Noticias de los trabajadores, las mujeres y la juventud.


Por Gala Chilavert

El caso de la violación de una niña de 14 años por una manada de cinco hombres la noche de Año Nuevo, en el camping El Durazno de Miramar, tomó gran resonancia en las últimas horas. El 2018 había terminado con toda la sociedad conmocionada por la denuncia de Thelma Fardín, así como por el fallo que absolvió a los femicidas de Lucía Pérez. Este 2019 empezó con una terrible muestra  de la barbarie que sufrimos las mujeres en las primeras horas de un año que seguirá marcado por nuestras luchas. Luchas que no son nuevas, pero vienen fortalecidas por la marea verde. Las mujeres damos batalla contra la violencia; una violencia no cesa y encuentra el principal aval en la justicia patriarcal y en el gobierno.

El responsable polítco de estos hechos de violencia es el mismísimo Macri, que bajó el nefasto presupuesto para 2019, donde se contemplan 11 pesos por mujer para todo lo que tiene que ver con la violencia machista. A eso, se le suma la no aplicación de la ESI y medidas de fondo, el desmantelamiento de las líneas 144 y 133 y un sinfín de ataques contra nuestros derechos.

La imputación que pesa sobre los acusados es la de abuso sexual con acceso carnal agravado, la condena dependerá de que la justicia falle esta vez en favor de la váctima y no de los victimarios, como en el caso de Lucía Pérez. Fue la madre de la niña, quien luego de notar su ausencia durante la madrugada y emprender la búsqueda junto a sus familiares, quien la encontró. La joven estaba en en un escenario terrible, siendo agredida sexualmente por estos hombres. Su padre junto a las personas que allí se encontraban, evitaron la huída de los agresores.

Mirá también:  Los conservadores no opacan el reclamo mayoritario por aborto legal

Sin embargo, es de destacar la situación posterior al hecho, cuando la fiscal Florencia Salas ordenó las primeras medidas de la investigación, entre ellas la preservación de las pruebas en la carpa donde se desarrolló el ataque. El rol del subcomisario Andrés Hugo Caballero, fue el de comenzar con dilaciones, además de permitir que se alterase la escena, cuestión que es clave en términos de las pericias y la recolección de las pruebas para la condena de los acusados. Tras este escandaloso accionar, fue desafectado ayer de sus funciones, a la espera de un sumario interno y la potencial exoneración del cargo.

En el día de ayer, en los tribunales marplatenses declararon los cinco acusados. Luego fueron trasladados a la unidad 44 de la Alcaldía, en la penitenciaría de Batán, donde permanecen detenidos mientras se realiza la investigación.  El resultado de este juicio aún está abierto, pero lo importante es que la familia y este fuerte movimiento de mujeres estemos presentes en este como en cada uno de los casos para ganarle la pulseada a la justicia patriarcal.

Esta realidad no se aguanta más. Las mujeres, niñas y adolescentes no podemos seguir enfrentando estas situaciones de violencia y abuso, sin poder decidir en nuestro cuerpo. La Justicia ampara a violadores y femicidas; el Senado nos niega el aborto legal; el Congreso le vota a Macri su presupuesto miserable. Las mujeres debemos seguir organizadas de forma independiente, sin confiar ni un milímetro en las instituciones responsables de la miseria que vivimos. Las mujeres nos enojamos con los dinosaurios, con la Iglesia y con la Justicia. Nos enojamos con el gobierno y con cada uno de los funcionarios cómplices. Nos enojamos, pero también nos organizamos para cambiarlo todo. Esta realidad no se aguanta más: hay que construír una nueva.

Mirá también:  Un nuevo capítulo de los delirios de Carrió

 

Print Friendly, PDF & Email

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre