15 años del derrumbe

Mina de Río Turbio | Justicia y memoria por los catorce mineros asesinados por la desidia y la corrupción

Hoy se cumple un nuevo aniversario de un verdadero asesinato laboral. Aquel que sucedió en la mina 3 en el año 2004. YCRT venía siendo saqueada y vaciada por el empresario Taselli que actuaba en complicidad con los funcionarios del kirchnerismo, los cuales se enriquecían a costa del desguace de la empresa.

Izquierda Web2
Editor en Jefe del portal IzquierdaWeb - Noticias de los trabajadores, las mujeres y la juventud.
Cynthia “Pitu” Muñoz*


Los trabajadores, por aquellos días denunciaban la baja en la producción y las cada vez  peores condiciones de trabajo y seguridad. Es por ello que hablamos de asesinato y no de accidente, porque se tenía certeza acerca de lo que iba a pasar y los responsables políticos y empresarios no hicieron nada para evitarlo. Fue así  que llevaron a la muerte a nuestros catorce compañeros mineros.

Por eso repudiamos también el cinismo de los que fueron cómplices de Taselli, los que le regalaban negocios a cambio de prebendas llevando al desastre a la mina.

Después de ese verdadero desastre que generaron, buscaron aplacar la bronca del pueblo trabajador de la Cuenca con dinero, negociar la sangre derramada, pero lo que nunca hicieron fue buscar una salida sustentable para el desarrollo de la Cuenca. A pesar de ser gobierno nacional y provincial nunca buscaron garantizar el futuro de los pueblos de la cuenca.

De esa forma dejaron a la empresa en un limbo jurídico, al fracasar la última sesión parlamentaria del 2015 donde se le daba figura jurídica y se garantizaba el presupuesto necesario.

Placa conmemoración a los mineros muertos

La desidia y la corrupción fueron el paso previo y necesario para facilitar el ataque del gobierno neoliberal de Macri que, con sus personeros Costa y Zeidán, se dedican a destruir lo que queda de los derechos laborales y de la infraestructura. Usando el discurso anti corrupción sólo profundizan un ajuste que tiene como fin la desaparición de YCRT y de los pueblos que de ella dependen.

Ese futuro sólo puede venir de la mano de la organización y de la conciencia de clase de los obreros.

Hay que tomar en nuestras manos la organización, administración y control de la mina y la central termoeléctrica.

Mirá también:  Argentine Republic, Inc. La convertibilidad, la dolarización, la deuda y la calle

Desde el Nuevo MAS y Las Rojas ponemos nuestra militancia al servicio de esa perspectiva, exigiendo a su vez memoria y justicia para los catorce mineros que quedaron aquel día en el socavón.

Por eso es cada vez más necesario recuperar la memoria de lucha de los mineros, conectar la tradición histórica de las viejas y las nuevas generaciones, conexión más que necesaria para poder enfrentar con éxito los ataques que sufren loa trabajadores de la mina y el ajuste de Macri y Zeidán.

Conocer la  historia es la base para poder pensar y proyectar un futuro de desarrollo sostenible que garantice la continuidad de la actividad minera y de la producción de energía, que logren finalmente incorporar a la Cuenca en la ecuación energética nacional.

Sólo así podremos decir con orgullo que nuestros compañeros, víctimas de esa patronal  que los llevó a la muerte, no sólo no son olvidados en los discursos, sino que están presentes en cada una de nuestras luchas.

Catorce compañeros mineros… ¡PRESENTES!!  ¡AHORA Y SIEMPRE!

 

*Precandidata a Diputada Nacional por Santa Cruz del Nuevo MAS – Las Rojas

 

Print Friendly, PDF & Email

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre