Izquierda Web2
Editor en Jefe del portal IzquierdaWeb - Noticias de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Siendo las 23 horas de la noche, vergonzosamente pasadas cinco horas del cierre de la votación, han aparecido finalmente el grueso de los resultados: la fórmula de los Fernández ha obtenido el 47% de los votos sobre el 32% de Macri, un verdadero mazazo contra el oficialismo.

Lo primero a subrayar es que este resultado demuestra lo que, en definitiva, era esperable, aunque a una escala mayor aun: un enorme voto castigo contra los 4 años de gestión y ajuste macrista, un gobierno repudiado por amplísimos sectores de la población trabajadora.

Lo segundo a señalar es que la enorme votación obtenida por el Frente de Todos significó, en sí misma, un elemento de enorme polarización, guarismo que sumándole la baja votación oficialista, se han llevado el 79% de los votos dejando a las demás listas con bajas votaciones.

Una fuerte polarización que se explica por la utilización, para castigar al gobierno, de la herramienta que se consideró más a mano, más “útil”: el kirchnerismo o pos-kirchnerismo.

A pesar del supuesto “repunte” del gobierno en los últimos meses y de la “estabilización” ficticia de la economía; a pesar, también, que las centrales sindicales plancharon las luchas y los reclamos, el repudio al gobierno se expresó abrumadoramente en la votación a la fórmula de F.F. 

Demás está decir que la votación a Fernández no es un cheque en blanco: es una votación cargada de expectativas alrededor de lo que un gobierno de Alberto Fernández difícilmente podrá garantizar.

Las estrecheces económicas y sociales por la que pasa el país, sumadas al adverso contexto económico internacional, hacen muy difícil sino imposible tomar cualquier medida que se considere progresiva en el marco del acuerdo con el FMI y del pago de la deuda externa.

Mirá también:  Agroindustria | Festival contra los despidos

Así las cosas, y sin perder de vista el rol disciplinador del conflicto social que seguramente cumplirá la burocracia sindical, se puede adelantar que más temprano que tarde, se vendrá un choque de expectativas en relación al nuevo gobierno.

Incluso más: ya podemos adelantar que mañana será un día difícil en los mercados, que el kirchnerismo tendrá que salir a echar agua al fuego de una crisis que seguramente se reiniciará ahora.

Dentro de este panorama, y más allá de la elección “centrista” de Lavagna, el voto a extrema derecha e izquierda se repartió, en cierto modo, por mitades. Si Gómez Centurión (apoyado evidentemente por la Iglesia Evangélica y los celestes) y Espert se llevaron algo en torno al 4% de los votos, la izquierda sumando al FITU y nuestro partido, obtuvimos algo menos; una elección general de la izquierda dificultada por el voto útil a Fernández (un voto conservador y posibilista en ese sentido).

En este contexto, y más allá de que en definitiva quedamos lejos de quebrar el piso proscriptivo, los casi 180.000 votos obtenidos, algo en torno al 0.7%, significan haber quedado cerca de duplicar los votos de 4 años atrás, esto en un contexto de fuertísima polarización y compitiendo con un frente de 4 partidos que rozó los 730.000 votos, una proporción de 4 a 1 entre ambas fuerzas.

Por lo demás, queremos destacar los logros constructivos de nuestro partido: los ejes políticos de nuestra campaña, la maduración de la figura de Manuela Castañeira como figura nacional de la izquierda, la maduración incluso de nuestro partido como tal, el avance en nuestra extensión y apertura de locales, etcétera, lo que nos permite adelantar un balance muy positivo más allá de que, evidentemente, nos hubiera gustado superar el piso proscriptivo.

Mirá también:  La función de los piquetes en el paro general

De aquí en más hay que prepararse para un contexto seguramente inestable. Se adelanta una crisis en los mercados durante los próximos días y, sobre todo, un contexto complejo para el próximo gobierno dado el deterioro de la situación económica y política internacional.

En estas condiciones, con las enormes ganancias políticas y constructivas logradas por nuestro partido en esta campaña electoral, nos prepararemos para esas grandes luchas que seguramente vendrán defendiendo los reclamos de los trabajadores, las mujeres y la juventud; levantando en alto un programa anticapitalista.

Comité Ejecutivo del Nuevo MAS, 23.30 hs., 11 de agosto del 2019.

Print Friendly, PDF & Email

1 COMENTARIO

  1. …Si viene el PAPA en estos meses,…es porque la cosa pegó un salto…la coyuntura pegó un salto,… todo depende del mov de masas y las mediaciones de la burocracia y el próximo gobierno que no puede asumir
    Porque no fue votado… triste paradoja la de las PASO….esto se les puede ir de las manos…a no dormirse….io

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre