Pandemia y política

«¡No a las vacunas VIP!»

Con un comunicado, la referente nacional del Nuevo MAS se pronunció sobre el escándalo de las vacunaciones VIP. "Las organizaciones populares deben controlar el plan nacional de vacunación", sostuvo.

Manuela Castañeira
Referente de la izquierda argentina.


Renuncia Gines

Hace unas horas se dio a conocer que Ginés González García terminaría eyectado de su cargo de Ministro de Salud de la Nación por el escándalo de las #VacunasVip. Repudiamos esta administración de las vacunas por acomodo a los amigos del poder, es decir, del gobierno nacional.

Sin embargo su salida es el emergente de algo más de fondo: el escandaloso atraso en el plan de vacunación nacional. Las dosis recibidas aún no alcanzan el millón y, según estimaciones de entes independientes, la población estaría vacunada recién a mediados del 2022. Las avivadas y los favores a los amigos del poder contrastan con la situación inaceptable de que siquiera se haya logrado vacunar a todos los trabajadores esenciales y a los mayores de 60 años.

También es real que, más allá de la desidia oficial, los grandes laboratorios privados monopolizan el negocio capitalista de la vacuna y las patentes al mismo tiempo que los Estados imperialistas pelean por acaparar ellos millones de dosis. Por esa razón, opinamos que las patentes de las vacunas deben ser liberadas, que no pueden ser mercancía ni monopolio de algunos y que el plan nacional de vacunación del país debe ser puesto bajo el control de las organizaciones populares para terminar con escándalos como estos y para que a la brevedad la mayoría de las y los trabajadores sea inmunizado. Al respecto comparto la declaración de la Corriente Internacional Socialismo o Barbarie: «La vacuna no puede ser una mercancía«

Print Friendly, PDF & Email

Colaborá con la izquierda


Nuestra actividad se mantiene con el aporte solidario de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Suscribite para que podamos seguirte brindando la mejor información y análisis.

Me quiero suscribir




Recomendadas

Internacional

Lectura recomendada

La burocracia como agente de la revolución socialista Por su parte, el problema que jalonó al pablo-mandelismo es que no supo conservar una ubicación independiente respecto de los aparatos burocráticos y capituló permanentemente a una u otra variante de ellos. Partiendo de reconocer los procesos de la posguerra como revoluciones (salvo en el glacis), no sólo se excedieron en el sentido de concebirlos como procesos “obreros y socialistas” que daban lugar a nuevos Estados obreros –lo que fue más o menos común a todo el tronco principal de ...

Trabajadores

Las Rojas

Últimas noticias

1 COMENTARIO

  1. Las organizaciones populares deben controlar también todo lo demás: el poder legislativo, el poder judicial y todo el poder ejecutivo. El poder, bah.

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre