crisis climática

Hoy: Movilización internacional por el Amazonas

El día de mañana se realizará una jornada internacional por la Amazonia y en repudio a la política de destrucción del medio ambiente de Bolsonaro. Los incendios forestales en Brasil crecieron un 80% bajo Bolsonaro y hay casi 70 mil focos de incendio. En Buenos Aires, el Nuevo MAS es parte de la convocatoria de las 16 hs. en la embajada de Brasil.

Izquierda Web2
Editor en Jefe del portal IzquierdaWeb - Noticias de los trabajadores, las mujeres y la juventud.


Convocatoria internacional.

Buenos Aires, Argentina – 16hs. /Embajada de Brasil, Cerrito 1350.

Madrid, España – 23.08 / 12h / Embajada de Brasil

Quito, Ecuador – 23.08 / 14h / Embajada de Brasil

Lima, Perú – 23.08 / 14h30 / Consulado de Brasil

Kempten, Alemania – 23.08 / 13h / St. George´s Hall

Salamanca, España – 23.08 / 19h / Plaza Mayor

Pamplona, España – 23.08 / 17h30 / Plaza del Castillo

Turín, Italia – 23.08 / 17h / Piazza Castello

Montevideo, Uruguay – 23.08 / 17h / Embajada de Brasil

Guate, Guatemala – 23.08 / 12h30 / Embajada de Brasil

La deforestación del Amazonas viene escalando paulatinamente en las últimas décadas. En los últimos 30 años, el bosque pasó de absorber 2000 millones de toneladas de CO2 a solo 1000 millones de toneladas como fruto de la creciente deforestación con fines agropecuarios. Pero esta situación dió un salto en calidad con el gobierno de Bolsonaro. En estos 7 meses de gobierno, la cantidad de incendios ha aumentado un 83% (pasando de 39.000 focos de incendios a 71.000) con respecto al mismo periodo del 2018 (1), y llegando al doble de las cifras de 2013.

 

Esto no es casual, sino una consecuencia directa de la política anti-ambientalista de Bolsonaro. Con un discurso que mezcla el negacionismo del cambio climático (al estilo Trump) con el populismo nacionalista, el derechista brasileño ha defendido públicamente la deforestación de la cuenca del Amazonas con el argumento de que “el Amazonas es nuestro”, intentando hacerle creer a los trabajadores de Brasil que la destrucción  del  medio ambiente  y la extensión de los negocios agropecuarios puede mejorar sus condiciones de vida vía la creación de nuevos empleos. La finalidad de la extensión agropecuaria es llenar los bolsillos de los capitalistas agrarios, que no vacilan en quemar miles de hectáreas de bosque con tal de tener más territorio para plantar soja o criar ganado casi sin costos y con super ganancias. El campo brasilero, como el de todo el mundo, genera en términos relativos cada vez menos puestos de trabajo.

Mirá también:  Crisis ecológica | Mientras Trump y otros gobiernos continúan el negacionismo del cambio climático…

Print Friendly, PDF & Email

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre