Luis Barrionuevo: El sponsor oficial de Roberto Lavagna

Lanza su candidatura a gobernador de Catamarca un ícono de este capitalismo que huele a podrido

Izquierda Web2
Editor en Jefe del portal IzquierdaWeb - Noticias de los trabajadores, las mujeres y la juventud.


 

Por Ana Vázquez

Sin ninguna reserva como el misterioso supuesto precandidato presidencial Héctor Lavagna, su jefe de campaña y pionero en lanzar su precandidatura, Luis Barrionuevo, ya arrancó la propia a todo vapor. Éste lo hizo en la provincia de Catamarca, gobernación por la cual intentó competir en el año 2003. Bueno, “intentó competir” es una forma elegante de decir que armó una patoteada en toda la provincia que terminó en un escándalo mayúsculo. No habitual en nuestro país, donde las instituciones democrático-formales están aceitadas y después de superada la proscripción del peronismo, marchan casi sobre rieles. Con alguna excepción como la que protagonizó el sindicalista gastronómico.

No porque tengamos instituciones sanas e incorruptibles (menos que menos sus integrantes), sino porque las elecciones “casi transparentes” son parte de las conquistas adquiridas, dentro del marco capitalista, por el movimiento de masas y sus luchas democráticas.

Para no dar puntada sin hilo, lanzará su campaña 2019 en la Ciudad de Buenos Aires con una reunión en la Federación de Químicos, en manos de su amigo Ruben Salas.

 

Luis Barrionuevo lo hizo

Pero en ese marco, el actual candidato a gobernador de Catamarca no tiene un historial muy “democrático” precisamente. Comenzando por su trayectoria sindical y de cómo asaltó en 1975 (literalmente) la sede del sindicato que hoy aún dirige, sin haber trabajado nunca de mozo, cocinero, etc. “Su fortuna cambió cuando entró a trabajar en la seccional San Martín de la Asociación Obrera Textil (AOT) y logró acercarse -según algunos como culata– a su secretario general Casildo Herrera. Años antes de que el textil, que fue secretario general de la CGT, se pasara su mítica goma de borrar y se escapara a Madrid. Con su apoyo, Barrionuevo alcanzó la secretaría general de la seccional San Martín de los gastronómicos que fue intervenida por Elorza. En respuesta, el flamante secretario ocupó manu militari la sede de la federación nacional.” (Miguel Bonasso, Página 12, 9/3/2003)

Mirá también:  Muerte obrera en Papelera SEIN:  Brian Cantero

Como “no hizo la plata trabajando”, como declaró ante la audiencia del programa de Mirtha Legrand en los 90, de alguna forma la tuvo  que hacer. Aunque seguramente sabemos muy poco de la totalidad de su fortuna. Pero de lo que no hay dudas es que se benefició con su ubicación en el sindicato y con sus amistades con todos los gobiernos, tanto militares como civiles. En el mismo año del golpe del 76, la dictadura lo rehabilitó y repuso en el cargo de secretario general del gremio gastronómico, del cual había sido destituido por la justicia. Es conocida su trayectoria comercial pegada al del que fuera subsecretario de Salud y Acción Social y luego ministro del Interior del gobierno de Alfonsín, el “Coti” Nosiglia, conocido empresario de las prestaciones sociales, uno de los dueños del sanatorio Guemes. Al asumir Menem, fue designado interventor del Instituto Nacional de Obras Sociales (INOS) y luego en la Administración Nacional de Seguros de Salud (Anssal), organismos que le dieron el manejo de los fondos que recibían las obras sociales. Además de ser figura clave en la conformación del Pacto de Olivos, que le permitiría la reelección a Menem.
De allí surge su vasto prontuario  de saqueo de obras sociales, irregularidades en contrataciones del PAMI, creación de empresas fantasmas, recibir coimas, hasta llegar a ser un gran empresario de uno de los rubros más tenebrosos con los que se lucra impunemente: la salud de los trabajadores y sus familias.

En marzo 2003 no tuvo empacho en impedir las elecciones en su provincia (se suspendieron para agosto) movilizando a toda su patota, quemar urnas, agredir a votantes y demás…, tras no haber sido reconocido como candidato, ya que no cumplía con la residencia obligatoria de 4 años en la misma. Por este incidente estuvo cerca de perder su banca en el Senado. Pero desde ya que no le preocupó… no se iba a quedar sin trabajo.

Mirá también:  Llamamos al FIT y AyL a ponerle ya fecha y hora a discutir la unidad

 

Démosle la espalda a estos saqueadores de nuestro presente y nuestro futuro

La provincia de Catamarca es la segunda provincia del país, después de Santiago del Estero, con mayor índice de pobreza. Según datos del INDEC, existen 63.839 pobres y 7.513 indigentes. Los casos de violencia de género son moneda corriente.

“Él sabe, él puede”, reza el cartel con que la fórmula Lavagna-Barrionuevo empezó a empapelar la provincia del norte. No sabemos a cuál de los dos precandidatos se refiere. Lo que sí estamos seguros es que entre los dos, no “dejarán de robar por 2 años ni por 30 segundos”, y juntos seguirán defendiendo a empresarios industriales, agrarios y burócratas sindicales. Porque, como dijo su socio para la presidencia de la Nación: “No hay nada para repartir”. Para nosotros no va a haber nada, ellos se la seguirán repartiendo. Como los 13.000 millones que recibieron por decreto del gobierno para las obras sociales. Y en consecuencia, no disminuirá la pobreza ni mejorarán las condiciones de vida de los de abajo.

Pero “la tortilla se puede dar vuelta” en cualquier momento. Así lo han hecho saber hace dos días los pobladores de Frías, localidad de la provincia de Santiago del Estero, que salieron a defender su casi única fuente de trabajo, la empresa Viluco, de biodesel, que despidió a 110 trabajadores, con un acto multitudinario.

La marea verde se hizo sentir también en Catamarca, como en todo el país el 8M en la Plaza central de la capital.

Los trabajadores, las mujeres y la juventud somos los que podemos hacer frente con nuestra lucha a estos representantes patronales que están en la vereda opuesta de nuestros intereses, necesidades y reclamos.

  • Casildo Herrera fue el secretario general de la CGT que dijo textualmente desde Montevideo horas antes del golpe militar del 76: “Yo me borré”.

 

Print Friendly, PDF & Email

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre