Los trabajadores de Télam junto a los despedidos de Pilkington

Los despedidos de Pilkington estuvieron presentes hoy en la Agencia Télam y fueron invitados por los trabajadores a abrir su primera asamblea del año. Los periodistas que enfrentaron el año pasado al gobierno hicieron importantes aportes al fondo de lucha.

Izquierda Web2
Editor en Jefe del portal IzquierdaWeb - Noticias de los trabajadores, las mujeres y la juventud.


Los despedidos, junto con una delegación de la corriente sindical 18 de diciembre y la comisión de comunicación de Cs. Sociales UBA se hicieron presentes en la primera asamblea del año de los trabajadores de la Agencia Télam. Éstos mostraron una solidaridad a la altura de un sector de trabajadores vivieron un proceso de lucha como el del año pasado.

 

La solidaridad se expresó al punto tal que Roberto Álvarez, referente obrero despedido por la patronal y la burocracia, fue quien arrancó la asamblea. Denunció allí a la multinacional japonesa, a la burocracia del vidrio, que lo amenazó de muerte, y siguió caracterizando al gobierno de Macri como el responsable de la miseria que viven hoy día los trabajadores.

Así mismo los despedidos de Pilkington  reivindicaron las medidas de fuerza por parte de los trabajadores de Télam mostrando que la unidad de las y los trabajadores  para hacerle frente a los despidos es la única herramienta que puede llevar a una victoria contra este gobierno.

Las palabras del compañero fueron tan candentes que al finalizar su intervención la asamblea entera comenzó a cantar  “Unidad de los trabajadores”.

Siendo parte de la asamblea pudimos saber más sobre la desidia de Lombardi y todos los directivos en la cual sumergen a los trabajadores de la Agencia. Los compañeros y compañeras denuncian persecución ideológica, censura y hasta el cierre del comedor y el servicio médico.

En nuestra humilde opinión, no es hora de dormirse en los laureles. El gobierno prepara una ofensiva contra todos aquellos que se ponen en pie ante su ajuste. Hoy más que nunca hace falta la unidad de las y los que luchan.

Mirá también:  ¿Cuál es el problema de la izquierda, Novaro? – Polémica con un artículo de Clarín

Y en ese marco les dejamos la puertas abiertas del acampe frente a Pilkington, no solo para repudiar el inminente desalojo que prepara la patronal y el gobierno, sino y ante todo para tender lazos de solidaridad de nuestra clase.

Desde el Nuevo MAS y la  Corriente sindical 18 de Diciembre, nos sentimos orgullosos de haber sido parte de la experiencia de lucha en Télam, así mismo nos sentimos agradecidos por la calidez con la cual recibieron a los compañeros de Pilkington y la colaboración importantísima al fondo de lucha, y la ayuda para difundir el conflicto.

Y estamos seguros de que hoy más que nunca, hace falta la unidad de los que luchan para frenar la ofensiva feroz de Macri hacia los trabajadores. Ante la complicidad por parte de la CGT, es necesario que todo sector que se encuentra en pie de guerra exija a la burocracia podrida, un paro de 36 horas con movilización.

Facundo Solari. Corriente sindical 18 de diciembre

Print Friendly, PDF & Email

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre