Brasil

Llevar a las calles la lucha contra la destrucción de la Jubilación Pública

El 10 de julio fue un día difícil, el texto base de la Reforma Previsional fue aprobado en una primer instancia de votación en la Cámara de Diputados, el texto aprobado por la Comisión Especial pasó por un plenario, siendo votado en un santiamén y aprobada por 379 votos contra 131. Para su aprobación eran necesarios 308 votos, o sea, pasó con 70 votos más de los necesarios.

Izquierda Web2
Editor en Jefe del portal IzquierdaWeb - Noticias de los trabajadores, las mujeres y la juventud.
Andréia Silva e Gabriel Mendes


El ministro Onix Lorenzoni y diputados alineados con el gobierno celebran la media sanción a la Reforma Previsional Fuente: Reuters

Repasando la votación por partidos podemos ver que, los más desprevenidos, pueden llevarse una sorpresa. Se destacó el rol de la falsa oposición, donde, a pesar de las directivas partidarias del PDT y PSB, que tenían cerrada la cuestión y estaban decididos por el voto contrario a la reforma, un tercio de su bancada votó a favor de la destrucción de la previsión pública solidaria. Solo el PSOL, PT y PC de B votaron totalmente contra la reforma.

A pesar que el gobierno consiguió aprobar esta reforma impopular, lo hizoteniendo que garantizar millones de reales en enmiendas parlamentarias para que los diputados compensen el rechazo que la votación va a generar en sus bases, con fondos para atender demandas de los suyos. Esta práctica no es nueva, funciona como recurso del poder ejecutivo que refuerza el fisiologismo (tipo de relación donde se intercambian votos por favores, dadivas y otros beneficios) y marca el carácter del Congreso Nacional. [1] Por otro lado, se destinó tanto dinero a enmiendas que el gobierno tendrá que enviar un proyecto de ley para tener “crédito suplementario” para garantizar esos compromisos, mientras busca reducir presupuesto en áreas importantes como educación.

Aunque hayan sido retirados puntos extremadamente nocivos como la capitalización individual (régimen privado como el de las AFJPs) y la pérdida del status constitucional de la previsión, el texto aprobado mantiene lo esencial del ataque: la durísima quita de derechos, como el aumento de la edad mínima y del tiempo de aportes para jubilarse, quitando la chance de jubilación para los trabajadores más pobres, destacándose la situación de las mujeres, la juventud, y de toda una masa de la población que pasa gran parte de su vida desempleada o con empleos informales.

A partir de esta realidad, las condiciones impuestas por la reforma plantean la imposibilidad para grandes contingentes de trabajadores a acceder a estos derechos y beneficios. La reforma también continúa reduciendo en gran proporción los valores de las jubilaciones y pensiones por muerte.

 

No haremos como las direcciones tradicionales, no vamos a negociar por puntos

Las centrales sindicales actuaron como un freno para la organización de los trabajadores y su enorme disposición de lucha, demostrada por ejemplo desde los actos en defensa de la educación el 15 y 30M, con una fuerte organización desde abajo. La mayor central, la CUT, y otras como la UGT, operaron a ojos vista para la desmovilización y tranzaron para negociar la quita de algunos puntos de la reforma. En una resolución publicada el día 4 de julio la Central Única de Trabajadores explica por qué en el plan de lucha del mes de julio no había ninguna movilización, allí se afirma:

Mirá también:  UniCaba | Una nueva provocación del macrismo

“existe la posibilidad de que el proyecto sea aprobado en la Cámara de Diputados antes del receso parlamentario previsto para el 18 de julio, lo que torna decisivo que el embate contra la reforma se realice para mediados de agosto, cuando sea discutida en el Senado. Es momento de reunir fuerzas en torno de las acciones de masas ya programadas para el 13 y 14 de agosto…” [2]

La UGT, por su parte, afirmaba públicamente estar en contra de la Huelga General convocada para el 14 de Junio. El 1º de Mayo el presidente de la entidad, Ricardo Patah, afirmó que la Huelga General debería ser un “último recurso”. Para el 14J, el peso que perdió la movilización fue, en gran medida, debido a la desmovilización provocada por los sindicatos ligados al transporte, afiliados en su mayoría a esa central.

Por ende, es necesario contrapesar con la movilización sistemática y la organización directa de los de abajo, la desigual y difícil intervención de la izquierda socialista en el parlamento, instrumento de dominación de clase que funciona “normalmente” en tanto el dominio y mayoría de los de arriba se garantiza sin riesgos.

Con aliados “oposicionistas”, un “centro” totalmente alineado con los intereses de los de arriba, destacándose el presidente de la Cámara Rodrigo Maia (DEM) como artífice de la aprobación, el gobierno “desorganizado” continúa avanzando su agenda ultraliberal. En otro extremo, en el parlamento estuvo la intervención y la agitación del diputado Glauber Braga del PSOL, después de la cínica actuación del ex juez premiado con un cargo de ministro, Sergio Moro, que no respondía a las preguntas hechas por los diputados y sólo optó por llamarse a silencio luego de ser llamado corrupto y ladrón.

 

La lucha no terminó

Habiéndose votado las modificaciones  del texto los días jueves y viernes (11 y 12 de junio), la presidencia de la Cámara de Diputados tenía la expectativa de votar la reforma en una segunda instancia la semana que viene, antes de finales de julio, al momento previo al receso parlamentario. Con el fin de garantizar que los diputados votasen antes de volver a estar en contacto con sus bases y que estas ejercieran presión para que cambien sus votos. En tanto, ya es fuerte la posibilidad que la votación en segunda instancia se realice a comienzos de agosto.

Mirá también:  Estos son los diputados que votaron el presupuesto del ajuste

Las modificaciones que las bancadas de los partidos presentaron, dicen que pueden “minimizar daños”,  de ninguna manera la pérdida de derechos puede pasar como si fuese el camino para una reforma menos injusta dentro de las posibilidades que ofrece la vía institucional, más bien, todas esas modificaciones pueden caer en la votación del Senado y ser retiradas volviendo nuevamente al texto original de la reforma. Las modificaciones dan cuenta a penas de algunos delos retrocesos que la reforma impone. Su aprobación, aún con estas modificaciones no responde a los intereses de los trabajadores.

Aún es tiempo de barrer la reforma. Con la aprobación en la Cámara de este duro ataque que conlleva un empeoramiento de las condiciones de vida de todos los que dependen o vayan a depender del régimen previsional público y solidario para vivir. Los de abajo, viendo ese proyecto volverse realidad, necesitan herramientas para que la disposición a la lucha e indignación puedan expresarse. Para eso es fundamental superar el freno burocrático que ponen las direcciones, que organizan consultando a las bases y definen sus acciones por los ritmos del Congreso.

Las centrales sindicales deben convocar ya una Huelga General activa donde las y los trabajadores salgan a las calles junto a la juventud y se manifiesten de forma contundente contra la “reforma” Previsional, la cual aún debe pasar por una votación más en Diputados y, luego de eso, por dos instancias más en el Senado.

Derrotar la “reforma” Previsional e imponer una derrota política al gobierno de Bolsonaro es imperioso en este momento, ya que después de un mes de las filtraciones de las escuchas por el Lava Jato, se desenmascara el fraude político que permitió que este gobierno fuese electo, y cuando su impopularidad creciente es comprobada por el repudio popular y las encuestas de opinión.

Es urgente ampliar la movilización en los lugares de trabajo, de estudio y los barrios, poniendo en primer lugar la necesidad de organizar un plan de lucha con una fuerte Huelga General antes de la próxima votación de la “reforma”, yendo más allá de lo que plantea la burocracia sindical, que llama a movilizar en la fecha tardía del 13 de agosto. El gobierno está apurado en aprobar la “reforma”, nosotros necesitamos redoblar los esfuerzos para derrotarla.

 

¡Derrotemos la Reforma Previsional en las calles!

¡Organizar la Huelga General desde las bases!

¡Fuera Moro, Bolsonaro y Mourão!

¡Libertad a Lula ya!

¡Elecciones Generales ya!

 

¹ https://www.nexojornal.com.br/expresso/2019/07/11/O-que-s%C3%A3o-emendas-parlamentares.-E-o-uso-delas-na-reforma

² https://www.cut.org.br/noticias/temos-motivo-de-sobra-para-rejeita-la-diz-cut-sobre-a-reforma-da-previdencia-fbd8

Print Friendly, PDF & Email

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre