Para controlar la pandemia hay que tomar medidas anticapitalistas

Liberales y peronistas contra la estatización del laboratorio mAbxience

Duro cruce en twitter a raíz de las declaraciones de Manuela Castañeira, quien planteó la necesidad de estatizar el laboratorio mAbxience para producir vacunas en Argentina.

Nahuel Rood

En el día de ayer, ante el anuncio de récord de contagios de Covid-19, la dirigente nacional del Nuevo MAS publicó en Twitter los ejes de un programa alternativo para enfrentar la segunda ola de la pandemia.

La polémica se desató cuando Castañeira planteó la necesidad de estatizar el laboratorio mAbxience de Hugo Sigman ubicado en Garín en el partido de Escobar, laboratorio encargado de producir el principio activo de la vacuna AstraZeneca que exporta millones de dosis al mes hacia México, lugar en el que está paralizado el proceso de envasado. El posicionamiento recibió críticas tanto desde cuentas de twitter que responden al espectro liberal como así de quienes se identifican con el peronismo.

Adentrémonos en el debate. Por un lado, gran parte de los liberales recurren al cliché de que todo lo que toca el Estado lo arruina y que no hay nada mejor que el sector privado. En ese sentido, la estatización no haría más que arruinar el proceso de producción. Cualquier cosa que atente contra la propiedad privada de los medios de producción tendría consecuencias negativas.

El problema que parecen saltear estos liberales es que, actualmente, estamos en una especie de cuello de botella en cuanto a la producción y distribución de las vacunas en un contexto en el que algunos grandes laboratorios tienen el monopolio de las patentes de vacunación y en el que los Estados imperialistas concentran la mayoría de las dosis.

En este mundo donde impera la propiedad privada, el lucro y la especulación a costa de la escasez de vacunas ralentiza el proceso de vacunación, lo que permite que el virus se siga multiplicando y mutando en nuevas cepas que pueden generar resistencia a la inmunidad e incluso poner en riesgo a quienes ya fueron vacunados.

Mirá también:  Manuela Castañeira sobre el primer debate presidencial

Atendiendo a que la pandemia es un fenómeno inédito y completamente catastrófico para la población mundial, con varios países donde ha colapsado el sistema de salud y no se ha podido contener de ninguna manera la situación, es necesario tomar medidas radicales como la liberación de patentes para que se pueda producir la vacuna en todo el mundo, lo que permitiría aumentar los ritmos de producción y vacunación a nivel mundial.

Pero también, en el caso argentino, es clave la estatización del laboratorio mAbxience bajo control de las y los trabajadores y de la sociedad para poder aprovechar esos millones de principios activos que se exportan mes a mes hacia México en donde actualmente quedan varados a la espera de que les vendan los viales de las vacunas para continuar el proceso.

La irracionalidad capitalista no lleva a ningún buen puerto. Por eso es tarea de la izquierda exigirle al Estado que se haga del control del proceso productivo de las vacunas, para lo cual debería estatizar dicho laboratorio al mismo tiempo que encargarse de garantizar los insumos como los viales para envasar las vacunas.

Por otra parte, los peronistas y algunos liberales opinan que es innecesario estatizar el laboratorio mAbxience porque el problema no está acá sino en México.

Su planteo es masomenos el siguiente: De qué serviría estatizar este laboratorio que está cumpliendo con los ritmos pautados cuando el problema es que los principios activos quedan varados en México debido al desabastecimiento mundial de viales, entre otros insumos. Una cosa así no tendría sentido y solo rompería el acuerdo entre empresarios latinoamericanos para la producción de la vacuna AstraZeneca y su distribución por toda Hispanoamérica. El problema es que esta situación nos llevó al punto muerto de que se produjeron decenas de millones de principios activos y a ningún país latinoamericano le llegó aún una vacuna de ese proceso a causa de la parálisis productiva.

Mirá también:  Manuela Castañeira “EL GOBIERNO NO ACEPTA SU RESPONSABILIDAD SOBRE EL SOSTENIMIENTO DE LOS PUESTOS DE TRABAJO”

Hay un problema real que es el desabastecimiento a nivel mundial de insumos para las vacunas como son los viales. Pero sin tomar medidas soberanas que pongan la producción en manos del estado bajo control de los trabajadores es imposible tender a revertir esta situación. Los capitalistas producen y especulan en función de su propio beneficio sin importarles la salud de la población, es imprescindible exigirle al Estado que se ponga a la cabeza del proceso productivo para darle una salida a este escollo.

El Estado tiene que encargarse de explorar todas las opciones para la obtención de dichos insumos, una posibilidad podría ser orientar una parte del sector productivo nacional para la producción de los mismos. De esta manera, mediante la estatización del laboratorio mAbxience y la correspondiente provisión de insumos y recursos humanos y tecnológicos para finalizar el proceso productivo, Argentina podría pasar a contar con una mayor cantidad de dosis de vacunas al mes, lo cual permitiría avanzar rápidamente en el plan de vacunación que hasta el día de hoy viene muy lento.

Un fenómeno excepcional como esta pandemia en la que estamos inmersos desde hace más de un año requiere medidas radicales. Mientras se sigue jugando con las reglas del juego del capitalismo, se multiplica el virus y las muertes en todos los países, y Argentina toca su récord de contagios. Si no se avanza sobre la propiedad privada capitalista no hay manera de controlar la pandemia de manera efectiva cuidando la salud y la vida de la población.

Print Friendly, PDF & Email

Colaborá con la izquierda


Nuestra actividad se mantiene con el aporte solidario de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Suscribite para que podamos seguirte brindando la mejor información y análisis.

Me quiero suscribir




Recomendadas

Internacional

Lectura recomendada

“Naturalmente, Lenin no predijo o dedujo la revolución rusa como resultado de su estudio de Hegel. Pero su reaprendizaje de la dialéctica lo hizo más atento a las posibilidades, más capaz de descubrir, de manera concreta y empírica, las formas de acción que podrían superar las contradicciones que enfrentaba” J. Rees, The Algebra of Revolution   Paradójicamente a lo señalado en la cita del epígrafe, Lenin no predijo el estallido de la revolución rusa, sino incluso aseveró en una charla brindada a estudiantes suizos a comienzos del m...

Trabajadores

Las Rojas

Últimas noticias

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre