Las Rojas hicimos sentir el #EleNao en Trelew



Por Tofi Mazú

El Encuentro Nacional de Mujeres fue una muestra variopinta de lo enorme y diverso que es el movimiento. En esa palestra, Las Rojas resaltamos por la apuesta a la derrota política de este gobierno reaccionario, con una parada importantísima: la vigilia para enfrentar el presupuesto miserable de Macri y el FMI. Como parte activa de un movimiento que es contrapunto al giro a la derecha regional y mundial, llevamos también a todas las actividades (talleres, charlas y movilización) la pelea de las mujeres brasileñas contra Bolsonaro.

 

Un movimiento internacionalista

El movimiento de mujeres recorre todos los puntos del globo, como un respiro por izquierda en tiempos de monstruos como Trump, Putin o Bolsonaro. Es capaz de coordinar acciones en diversos puntos del planeta; las mujeres son solidarias con las compañeras de otros continentes y no se comen el sapo nacionalista, que nos intenta convencer de que nuestra hermana o hermano del otro lado de la frontera es el opresor , o peor aún, que es una lacra social que vive a nuestra costa.

Los paros internacionales de mujeres, característicos de esta cuarta ola feminista, son un ejemplo claro de este accionar. Lo mismo que las movilizaciones en decenas de países de América, Europa y Asia en apoyo a nuestras vigilias por el aborto legal.

Por eso, llevamos la lucha de las mujeres del gigante vecino a Chubut. El triunfo parcial de Bolsonaro abre una nueva etapa de esta coyuntura, donde empieza a polarizarse más la sociedad. El resurgir del neofascismo pone a prueba a todos los movimientos progresivos, a las organizaciones de la izquierda revolucionaria y también a las corrientes burguesas y pequeñoburguesas democráticas. Es ahí que el fenómeno de #EleNao, principalmente tomado por las mujeres espantadas por la misoginia del dirigente del PSL, se yergue como principal oposición a este candidato, que es apoyado incluso por el Ku klux Klan.

Mirá también:  Editorial | Paro activo el 24 y 25 contra el déficit cero | Al borde de la cesación de pagos

 

La batalla que se viene

Las Rojas entendemos que las mujeres estamos atravesando procesos de organización y lucha de alcance y potencialidad históricos. Y que podemos ser uno de los frentes más contundentes a la hora de batallar globalmente contra estos dinosaurios (incluso golpistas), que la democracia de los ricos permite que lleguen a gobernar.

Por eso creemos que en nuestro país debemos estar en la primera fila, junto a los trabajadores y la juventud, enfrentando el presupuesto de Macri y el FMI. Esto es así, no solo para derrotar el brutal ajuste. Sino también, para imprimir una derrota política categórica a Cambiemos y al conjunto de los gobiernos reaccionarios de diversa calaña que surgen en este mundo cada vez más polarizado. Derrotar a Macri también es derrotar a Bolsonaro, y viceversa. Se trata de estar a la altura de las circunstancias, de conocer nuestra propia fuerza y de pelear hasta ganar para que en Argentina no pase el ajuste de gobierno y el imperialismo y en Brasil no pase el fascismo.

Print Friendly, PDF & Email

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre