Ansabo y Ran Bat

Las luchas obreras ante la crisis y el abandono de la patronal

La zona sur del conurbano bonaerense viene siendo fuertemente golpeada por el fracaso del plan económico del macrismo y la crisis económica. Es sabido que los índices nacionales en desocupación, trabajo en negro, pobreza, se multiplican en el conurbano. Pero detrás de esos números, hay experiencias concretas de cada sector de trabajadores en la pelea por no dejar su vida para que los empresarios se la sigan llevando en pala.

Izquierda Web2
Editor en Jefe del portal IzquierdaWeb - Noticias de los trabajadores, las mujeres y la juventud.
Paula Antídoto



La zona sur del conurbano bonaerense viene siendo fuertemente golpeada por el fracaso del plan económico del macrismo y la crisis económica. Son cientos los despidos, es infinito el trabajo precarizado y el empeoramiento de las condiciones de trabajo, que se ha llevado varias vidas obreras (como la de Mechi Cantero en la Papelera SEIN, de Ranelagh), sumado a que los salarios, mayormente en negro, son pulverizados cada día que pasa por la devaluación y la inflación. Es sabido que los índices nacionales en desocupación, trabajo en negro, pobreza, se multiplican en el conurbano. Pero detrás de esos números, hay experiencias concretas de cada sector de trabajadores en la pelea por no dejar su vida para que los empresarios se la sigan llevando en pala.

En el transcurso del último mes hay dos conflictos que se vienen desarrollando contra el vaciamiento, el abandono de la patronal y en defensa de los puestos de trabajo: uno es el caso de la papelera Ansabo, en el barrio de Villa La Florida en Quilmes; y a 25 minutos de distancia, la fábrica de baterías Ran Bat, en Burzaco.

El 16 de julio, los 40 trabajadores de Ansabo son notificados del cierre de la fábrica y empiezan a llegar los telegramas de despidos, con sueldos adeudados y sin ningún tipo de indemnización.Se encuentran acampando en reclamo de la continuidad de su trabajo y por todo lo adeudado.

El 5 de agosto, los 35 trabajadores de Ran Bat encontraron el portón con candado, sin ninguna explicación ni telegrama de despido.Desde ese momento están en la puerta defendiendo las máquinas y sus puestos de trabajo con un acampe.

En ambos casos, los trabajadores cuentan el abandono que hace meses venían realizando las patronales en inversión, en insumos, en medidas de seguridad, con las máquinas estropeándose o a medio andar.Los trabajadores de Ansabo cuentan que “ataban todo con alambre” para mantener el trabajo, aceptando pagos en cuotas, “haciendo el esfuerzo” para salir adelante. Pero los que querían salir adelante sobre las espaldas de los trabajadores eran los dueños, que mientras la producción caía cada vez más, hacían negocios por otro lado, dejando sueldos adeudados, incumpliendo los aportes patronales, etc.

Mirá también:  Manuela Castañeira en C5N | "Crisis es la de los trabajadores"

El gobierno de Macri, un gobierno de empresarios y para empresarios, les dio todas las posibilidades para seguir incrementando sus ganancias. Pueden cerrar una fábrica, pero apostar a la especulación financiera o llevarse la plata al exterior. No les importa en lo más mínimo la vida de los trabajadores, que son literalmente descartables, y cualquier inversión es un costo, al punto tal que los trabajadores de Ran Bat denuncian las condiciones de insalubridad en las que producían, y por lo cual hoy llegan a tener hasta un 70% de plomo en sangre.“Es una fábrica de cáncer”, comentan.

Mientras esto sucede, los sindicatos(papeleros y químicos) se borraron. La burocracia sindical, es de las más interesadas en que no vuele una mosca, mientras apoyan mayoritariamente a Fernández y empiezan a negociar la reforma laboral gremio por gremio. No se acercaron a acompañar la lucha de los trabajadores, que vienen transitando una experiencia de lucha inicial pero muy rica acompañados por las organizaciones solidarias.Es fundamental que los sindicatosse pongan a la cabeza, convoquen al resto de las fábricas, y llamen a un verdadero plan de lucha que permita revertir estas situaciones.

Frente a unescenario de indefinición política, donde Macri está al frente del gobierno pero sufrió una profunda derrota en las elecciones que lo dejó herido de muerte, y Alberto Fernández salió ganador de las PASO pero todavía no gobierna, escuchamos por todos lados que nos dicen que los trabajadores tienen que esperar hasta diciembre para que “esto cambie”. Pero se hace difícil esperar sin un mango en el bolsillo, sin saber si se va a poder mantener el trabajo, si se va a dejar la vida en la fábrica, y sobre todo, sin saber si realmente va a cambiar algo.

Mirá también:  Hay que reabrir las paritarias y derrotar el presupuesto de ajuste

Venimos apoyando a los trabajadores y sus luchas. Con ellos estamos recorriendo facultades y lugares de estudio para difundir y sostener los conflictos por medio del Fondo de Lucha. La simpatía y la solidaridad son inmensas. De la misma manera participamos en cada de las acciones que los trabajadores democráticamente deciden llevar adelante, como las marchas a la Secretaria de Trabajo, a la Municipalidad, o el corte en el Puente Pueyrredón en coordinación con varios sectores en lucha.

Son acciones que hay que sostener y multiplicar para ampliar los puntos de apoyo de las luchas, mientras se sigue avanzando en coordinar esfuerzos para golpear más fuerte. Al mismo tiempo, hay que exigir a los gremios y a la CGT que convoquen a un paro general de 36 hs. con movilización a Plaza de Mayo, para ir a gritar en la cara del poder político que esta situación no se aguanta más, que hay que cambiar las prioridades: basta de pagar la deuda externa, fuera el FMI!, reincorporación de todos los despedidos.

Y mientras tanto, hay que avanzar en la discusión sobrequé solución de fondo encontramos para las luchas. Opinamos que hay que exigir que el Estado se haga cargo de toda empresa que cierre o despida, mientras sean los trabajadores los encargados de su puesta en funcionamiento y administración. Los trabajadores son los únicos que saben que producir, como producir, bajo qué medidas de seguridad, que es lo más beneficioso para todos. Hay que impedir que se pierda un puesto de trabajo más.

En Ansabo y Ran Bat ¡Todos Adentro!

Que la CGT convoque a un paro general de 36 hs. con movilización

Estatización bajo control de sus trabajadores de toda fábrica que cierre o despida

 

Print Friendly, PDF & Email

Colaborá con la izquierda


Nuestra actividad se mantiene con el aporte solidario de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Suscribite para que podamos seguirte brindando la mejor información y análisis.

Me quiero suscribir




DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre