Las enfermeras siguen luchando por su reconocimiento como profesionales

Izquierda Web2
Editor en Jefe del portal IzquierdaWeb - Noticias de los trabajadores, las mujeres y la juventud.


La rebelión de las enfermeras de los hospitales de CABA sigue su marcha. El proceso surgido desde abajo, desde las mismas entrañas de las enfermeras, fue un estallido de bronca provocado por la aprobación de la macrista Ley 6035 que las excluye injustamente de la carrera profesional. La lucha sigue su curso y continúa en la calle reclamando la derogación de la ley y que se los reconozca como profesionales junto con las otras especialidades como instrumentadoras y técnicos en bioimágenes.

Después de las masivas marchas del 9N y 21N que convocaron a miles de trabajadoras y trabajadores de la salud, la rebelión de las enfermeras se plantó frente al edificio del Gobierno de la Ciudad para gritarle en la cara a Larreta la exigencia de que solucione el reclamo. Más de mil enfermeras y enfermeros descargaron su bronca cantando contra el Jefe de la Ciudad y la traición abierta de la burocracia sindical del SUTECBA.

Nuevamente desde el “camioncito” maniobraron el micrófono, pese a que intentaron “bajar línea” no pudieron evitar que muchas de las intervenciones no siguieran las sugerencias de los sectores que como la AECAF, el SITRE y ATE Verde están buscando la manera de “transar” con el gobierno.

Quedaron claramente explicitadas dos líneas: una impulsada por los sectores anteriormente mencionados que intentan una negociación rebajando el reclamo incluyendo en la carrera solamente a los licenciados, y la otra identificada con los sectores que representan a los autoconvocados y organizados en la Interhospitalaria que reclaman la inclusión de toda enfermería. La diferencia no es menor, ya que si hablamos de que hay unos 9.000 enfermeras/os donde los licenciados aproximadamente son unos 3.500, quedarían afuera de la carrera más de la mitad de los afectados! Desde la Corriente Sindical 18 de Diciembre opinamos que hay que pelear por la derogación completa de la Ley 6035, y exigir una nueva que incluya a todas las especialidades, sin los artículos que cercenan conquistas y que precarizan y flexibilizan las condiciones de trabajo.

Mirá también:  Manuela Castañeira junto a la rebelión de las enfermeras

Finalmente la jornada de lucha terminó con una entusiasta marcha hasta el Ministerio de Salud donde hubo más intervenciones, donde lo más importante fue el llamado a defender a las enfermeras y enfermeros que están sufriendo “aprietes” en los distintos hospitales, en algunos casos a manos de supervisores y jefes y en otros como el Sanatorio Méndez de la OBSBA donde los que persiguen y aprietan a los compañeros son directamente los impresentables delegados del SUTECBA. Al grito de ¡Si tocan a uno, nos tocan a todos! se aprobó por aclamación de los presentes concurrir al Méndez a hacerles el aguante a los compañeros.

Después de más de un mes de lucha la efervescencia continúa, mientras las bases de enfermería no bajan los brazos, por “arriba” operan los sectores que quieren “dirigir” el movimiento para “acomodarse” y quedar como los interlocutores con el gobierno de Larreta, critican a SUTECBA llamando a la desafiliación, pero lo hacen con el objetivo de apropiarse del movimiento y fortalecer su “kiosquito”, aún a costa de dejar afuera a miles de enfermeras.

Acompañando este proceso surgido desde abajo, se ha ido consolidando la asamblea de la Interhospitalaria, un espacio de organización que nuclea al sector más activo e independiente de todas las organizaciones sindicales y profesionales que actúan en salud y que representa en forma genuina el sentimiento de las bases.

Nacido como un movimiento autoconvocado, que desconoce y desconfía de todas las direcciones tanto sindicales como las asociaciones profesionales porque no sirvieron para frenar la ley, el ámbito de la asamblea de la Interhospitalaria se ha ido transformando, pese a la inexperiencia de las compañeras/os y el intento de dividir de los sectores “oportunistas”, en un lugar donde todos los hospitales puedan dar su opinión, donde se debate democráticamente los pasos a seguir, y también donde se le empiezan  a caer las caretas a los “referentes” que solo privilegian sus mezquinos intereses personales por sobre los intereses de la lucha por la dignidad de enfermería.

Mirá también:  RECHACEMOS EL PROYECTO HOSPITALARIO SUR DE MACRI Y LARRETA!

La clave para que no se “caiga” el movimiento, es apostar a la consolidación de la asamblea Interhospitalaria, fortalecerla con representantes electos en las asambleas invitando a las mismas a todos los trabajadores del hospital, llenarla con el empuje fresco que viene desde abajo, que refleja tanto a las viejas generaciones que están hartas de que las traten como el “último orejón del tarro”, como a las nuevas generaciones que pelean por un futuro digno para sus familias.

En la última reunión realizada en el Hospital Gutiérrez, después de un largo debate se votaron varias resoluciones. Las más importantes fueron fortalecer y poner en funcionamiento las comisiones y organizar un paro y movilización para el 21 de diciembre exigiendo a los sindicatos que convoquen a la medida.

Desde la Corriente Sindical 18 de Diciembre reafirmamos nuestro compromiso incondicional con la lucha de enfermería, entendiendo que un triunfo sobre el Gobierno de la Ciudad, será un punto de apoyo para seguir la pelea por mejores condiciones de trabajo, por salarios dignos y en defensa de la salud y el hospital público atacados por el ajuste salvaje del gobierno empresarial de Macri.

Corriente Sindical 18 de Diciembre

 

Print Friendly, PDF & Email

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre