La ruptura del bloque del PJ en senadores

Izquierda Web2
Editor en Jefe del portal IzquierdaWeb - Noticias de los trabajadores, las mujeres y la juventud.


Por Fernando Klaus

José Alperovich y Beatriz Mirkin, senadores tucumanos, oficializaron su salida del bloque que conduce Miguel Ángel Pichetto para sumarse al interbloque del Frente Para la Victoria después de años de votarle casi todo al gobierno de Cambiemos.

Faltan más de 6 meses para las elecciones pero la coyuntura ya comienza a llenarse de boletas. Es clásico entre las variantes patronales y capitalistas el traspaso de funcionarios de unas filas a otras, siempre priorizando el propio beneficio político, acompañar al posible ganador. En este caso el mensaje fue claro. Alperovich y Mirkin se retiran del bloque del PJ en el senado horas antes de la votación del Presupuesto 2019, una de las más importantes del año y sobre la cual el macrismo intentará sostenerse para alargar su vida.

Las explicaciones no varían mucho. Por un lado ni Alperovich ni Mirkin querían quedar tan pegados a la aprobación de un presupuesto de hambre (lo que no parecía preocupar hasta el momento al haberle votado a Macri cada y una de sus leyes). En segundo lugar el motivo clásico, al que está subordinado el primero: el propio beneficio. Ir al bloque que dirige Cristina para potenciar una posible candidatura el año que viene a la gobernación sea tal vez una de sus intenciones. Al tener este motus propio y al no haber arreglado con el macrismo algunas migajas para su provincia no queda otra que posar un poco más de opositor. De cualquier manera siempre la gobernabilidad está primero y en el cierre de su carta oficial de renuncia expresaron: “(…) con mucha seguridad serán muchas las votaciones que nos encontrarán del mismo lado”. Básicamente una plataforma electoral donde también se acentúa la búsqueda del denominado “Frente Patriótico” del kirchnerismo.

Mirá también:  Video | Habló Alika Kinan en el Senado por el aborto legal

Esta ruptura también es un pequeño llamado de atención al macrismo. Pichetto es uno de los aliados claves en el senado, fundamental a la hora de conciliar los intereses para que salgan las leyes más reaccionarias y anti obreras. Su relativa pérdida de poder no es una buena señal, sobre todo porque expresa que el propio oficialismo no puede contener la situación política. En la letra chica se puede observar que la bronca con el gobierno es creciente y que cada día el costo político es más alto por ser aliado o simplemente por haber posibilitado ciertas victorias: esto quedó expresado sobre todo el 18 de diciembre en lo que atenía a la reforma previsional y al 8A en relación al aborto legal.

 

Print Friendly, PDF & Email

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre