Estatización bajo control de sus trabajadores

La lucha de los trabajadores y trabajadoras de la Clínica San Andrés sigue en pie 

Desde el 1° de febrero, los dueños del centro asistencial, ubicado en Caseros, comenzaron a vaciarlo, para luego borrarse del mapa dejando a 144 familias en la calle, tras el cierre definitivo. A partir de allí, la vida del personal de salud que sostenía la atención y el funcionamiento de la clínica, que ahora se encuentra sin atención al público, cambió rotundamente.

Matías López

Se quedaron sin nada, luego de años y años de trabajo, recibieron como pago que sus patrones se hayan lavado las manos, sin pagarles su salario; además, la desidia del Estado hizo que se quedarán con las manos vacías.

Aún así, desconcertados por la situación, tomaron fuerzas y se organizaron para dar pelea por sus puestos laborales. Desde un fondo de lucha, actividades en la clínica, cortar la Avenida Gral. Paz. Y a partir de hoy (7 de abril) se instaló un acampe en las puertas del PAMI.

En un festival solidario, se pudo ver la fuerza de algunas trabajadoras, que sin tener experiencia en la lucha, decidieron ir por todo, ya que no tenían nada que perder. Tal es así el caso de Alicia Rey, con casi 60 años, a punto de jubilarse, ella encara las actividades con bronca contra la desidia del Estado que hace oídos sordos a su reclamo. “Me duele que los gobiernos miren hacia otro lado”, dijo en una charla que mantuvimos con ella, en una de las actividades que se realizaron para recaudar dinero destinado al fondo de lucha que usan para seguir dando pelea, para pagar la SUBE y paliar con los gastos y el déficit económico que padecen hace poco más de dos meses por no tener trabajo.

Fueron junto a organizaciones sociales y agrupaciones políticas al Ministerio de Trabajo, sede Tres de Febrero, sin obtener respuestas.

Cortaron la Gral. Paz y ni el gobierno provincial, ni el nacional les brindaron algún tipo de solución.

Ahora, el acampe frente a la sede de PAMI marca una exigencia y una perspectiva clara: la nacionalización bajo control de sus trabajadores.

Mirá también:  ¿Como cuidarse del Coronavirus?

La clínica atendía a más de 18.000 afiliados de PAMI que ahora deben ir a otros centros que ya están atestados de pacientes. Pero lo que mas indignación causa es el momento, la segunda ola de la pandemia en pleno curso y el riesgo de colapso sanitario. Hay partidos que ya tienen colapsado susistema sanitario, como Escobar y el Estado nacional, provincial y municipal se dan “el lujo” de tener cerrada una clínica que tiene 14 camas de terapia y más de 90 en salas comunes. No puede ser que la clínica esté cerrada; por eso la exigencia de la nacionalización y que pase a la órbita del PAMI bajo control de sus trabajadores es ya, es urgente, es criminal tener la clínica cerrada.

Además está el antecedente de la gran lucha del Hospital Francés que fue defendido por sus trabajadores hasta que consiguieron la nacionalización y hoy es uno de los hospitales más importantes que tiene el PAMI.

En ese sentido, creemos que es fundamental rodear de solidaridad la lucha, acompañarlos en sus decisiones.

En ese contexto, el gobierno nacional sigue con una política de“sustentabilidad fiscal”, que es el nombre ingenioso que le pusieron al ajuste, es decir, que haya superávit para el pago del FMI y no para las necesidades imperiosas de los trabajadores.

Exigimos al gobierno la nacionalización y reapertura de la Clínica San Andrés bajo control de sus trabajadores. Además quedamos a disposición de sus trabajadoras y trabajadores.

Print Friendly, PDF & Email

Colaborá con la izquierda


Nuestra actividad se mantiene con el aporte solidario de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Suscribite para que podamos seguirte brindando la mejor información y análisis.

Me quiero suscribir




Recomendadas

Internacional

Lectura recomendada

Versión del Marxist Internet Archive. 18 de febrero de 1940, Fourth International, mayo de 1940, bajo el nombre de J. Gerland. Una ola que se aleja deja las piedras más pesadas primero, después los guijarros y lleva la arena un poco más lejos. Para los desertores del marxismo, la piedra más pesada es el mismo corazón de la doctrina (su método), la dialéctica. Es lo primero que abandonan. Es larga la lista de los revolucionarios fatigados que desde ahora hace casi tres cuartos de siglo llevan denunciando a la detestada dialéctica mientras que...

Trabajadores

Las Rojas

Últimas noticias

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre