La llamada Macri-Bolsonaro | El macrismo trata al neofascista como si ya fuera presidente

Derrotemos en las calles el viraje a la derecha en la región

Izquierda Web2
Editor en Jefe del portal IzquierdaWeb - Noticias de los trabajadores, las mujeres y la juventud.


Por Almendra Espín

El presidente Mauricio Macri recibió esta mañana un llamado telefónico del candidato presidencial neofascista de Brasil, Jair Bolsonaro.

En un comunicado, desde la Presidencia, informaron que mantuvieron una “cordial conversación” para el desarrollo de la relación entre Brasil y Argentina. La semana anterior, el misógino de Bolsonaro le envió sus felicitaciones a Mauricio Macri por terminar con la “Dilma Kirchner”, en referencia a Cristina, comparando la situación argentina con el proceso reaccionario que estableció un estado de excepción en Brasil de la mano de Temer.

El anuncio oficial del macrismo de una especie de comienzo de relaciones oficiales es ya casi un apoyo político al neofascista en las próximas elecciones. Conviene no perderlo de vista: Macri se siente cómodo tratando con alguien que sostiene que «los negros no sirven ni para reproducirse», que «los derechos humanos son homenajes a vagabundos» y bellezas del mismo estilo.

Macri y Bolsonaro están encabezando el viraje a la derecha en la región: para poder establecer su plan político-económico tienen que imponer un curso que imponga una derrota profunda a los trabajadores.

En contrapartida a esto, en Brasil, un movimiento de mujeres, de trabajadores y estudiantes sale a las calles, se organiza en asambleas construyendo un movimiento de lucha contra el neofascismo. En Argentina, tenemos una gran parada contra el presupuesto que contiene a todos los sectores de explotados y oprimidos para pelear contra el gobierno de Macri.

El domingo 28 de octubre se realizará el balotaje que definirá el próximo presidente de Brasil.

Según la última encuesta publicada hoy en El País¹, Bolsonaro lleva una amplia ventaja sobre el candidato del PT, Haddad. Los sondeos otorgan al homofóbico y misógino de Bolsonaro el 52% de intención de voto en la segunda vuelta, mientras que Haddad se queda en el 37%.

Mirá también:  Lula da Silva, libre

Aunque son gobiernos y personajes políticos ampliamente diferentes, ambos saben que sus destinos están atados entre sí. Si Bolsonaro avanza, Macri también. Si uno retrocede, el otro también. Pelear contra uno es pelear contra ambos.

Print Friendly, PDF & Email

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre