Desastre humanitario

La India: éxodo masivo para huir de la crisis del Coronavirus

La India, el segundo país más poblado del mundo, decretó la cuarentena a sus más de 1.300.000.000 de habitantes. Millones de personas, sin trabajo, tratan de volver desde Delhi y Bombay hacia sus pueblos de origen.




Desde el 24 de marzo, la India, el segundo país más poblado del mundo, entró en cuarentena obligatoria decretada por su primer ministro, Narendra Modi. 1.300 millones de personas entran así en la cuarentena más grande del planeta.

Esta medida trajo consecuencia “no previstas”: como el 80% de los trabajadores indios son informales, automáticamente perdieron su “empleo”. Sin dinero para afrontar sus gastos, pierden su alquiler y sólo ven una solución: volver a sus pueblos natales. En efecto, en Delhi, la segunda ciudad de la India (que contiene a Nueva Delhi, la capital nacional), más del 90% de las personas en situación de calle son de otros estados. Sin micros para poder trasladarse (aunque no podrían pagarlos tampoco), empezaron una larga travesía de cientos de kilómetros a pie para regresar a sus antiguos hogares.

Los gobiernos de Delhi y Bombay, desesperados y por detrás de los acontecimientos, están intentando conseguir micros para poder trasladarlos, pero quedan siempre insuficientes ante la inmensa caravana, en un país donde todo se cuenta por millones de personas.

Aunque también la preocupación del gobierno nacional viene por otro lado: estos migrantes internos, posibles asintomáticos, tienen la peligrosa potencialidad de trasladar este coronavirus hacia el resto de los estados del país. Esto podría hacer explotar la crisis sanitaria en un país donde hay 8 médicos cada 10.000 habitantes, cuando el standard recomendado por la OMS es de 30 por cada 10.000 y una cama hospitalaria por cada 84.000 habitantes (la OMS recomienda de 80 a 100 por cada 10.000).

Los gobiernos buscan entonces que aquellos que no partieron de las grandes ciudades se queden. «Hago un llamamiento a todos para que se queden donde están. Hemos hecho arreglos para su estadía y alimentación. Por favor, quédate en casa. No vuelvas a tu pueblo, de lo contrario, el objetivo del confinamiento fallará», dijo el Jefe de Gobierno de la ciudad de Delhi, Arvind Kejrival. Lo que todas esas personas se preguntan y nadie puede responderles es “¿Cómo?”.

Mirá también:  Escandaloso: Trabajadores de comida rápida cobraron $3500 de sueldo

Tal vez la respuesta la tenga Modi: “»En primer lugar, me gustaría pedir perdón a todos mis compatriotas. […] Definitivamente deben de estar pensando qué tipo de primer ministro es este, que nos ha metido en tantos problemas”. No, no es una pesadilla. Por toda respuesta, el primer ministro pidió perdón y reconoció que el gobierno no tenía ningún tipo de plan para que los trabajadores de la India puedan pasar esta cuarentena. En efecto, como los viajes interestatales están prohibidos, la respuesta a quienes salieron desde Delhi hacia Utar Pradesh fueron gases lacrimógenos y bastonazos.

Toda esta crisis sanitaria del coronavirus no hace más que destapar día a día la barbarie de este sistema capitalista, que no le importa la vida de los trabajadores excepto para su ganancia.

Print Friendly, PDF & Email

Colaborá con la izquierda


Nuestra actividad se mantiene con el aporte solidario de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Suscribite para que podamos seguirte brindando la mejor información y análisis.

Me quiero suscribir




DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre