Bullrich en ridículo

“La Gorra Leaks 2.0”: Ataque informático a la Policía Federal y de la Ciudad

Este lunes 12, un día después de la derrota que el gobierno sufrió en las PASO, un usuario de Twitter identificado como “#LaGorraLeaks2.0”difundió que se robaron 700 GB de archivos de la Policia Federal y la Policía de la Ciudad de Buenos Aires. Además, se vulneró la cuenta de Twitter de la Prefectura.

Izquierda Web2
Editor en Jefe del portal IzquierdaWeb - Noticias de los trabajadores, las mujeres y la juventud.
Nano Menyón


 

Pareciera ser que lo increíble en Argentina es que no ocurran cosas increíbles. El lunes pasado, tras la paliza que recibió el gobierno de Macri en las PASO por parte de los Fernández, una cuenta de Twitter denominada “#LaGorraLeaks2.0” hizo publicaciones anunciando que había logrado filtrar información sensible de la Policía Federal y de la Ciudad subida en la deep web. Se trata de la misma cuenta que, años atrás, había hackeado la cuenta oficial de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich.

Se cuentan alrededor de 700 GB de archivos, entre ellos escuchas telefónicas, datos personales de los agentes de ambas fuerzas y sus familiares (incluyendo el jefe de la Federal, Néstor Roncaglia), documentos clasificados y escaneados y copias de seguridad de los e-mails de los agentes de la PFA. Se trata de una de las filtraciones informáticas más graves sufridas por el Estado nacional.

La cuenta, además, difundió videos donde dejaba a las fuerzas represivas en ridículo, como pruebas de patrulleros concluidas en bloopers, además de burlas hacia los sistemas de seguridad de la Policía y hacia dirigentes de Cambiemos (“No somos rusos Lilita”, escrito en ruso).

Además de esto, Prefectura Naval denunció sufrir un hackeo de su cuenta de Twitter a las 11 de la mañana de ayer, cuando se publicó, en un tweet, que tres embarcaciones de la fuerza sufrieron un ataque de misiles británicos, y que 27 oficiales murieron producto del mismo. Luego, en otra publicación, invitaba a ingresar a LaGorraLeaks para conocer la filtración de los documentos policiales. Para finalizar, también se burlaron de la ministra Bullrich agradeciéndole por una botella de ginebra.

Mirá también:  Caso Chocobar: Marxismo, crimen y castigo

Es evidente que este ataque cibernético tuvo como objetivo dejar en evidencia las fallas de seguridad de los sistemas informáticos del Estado.

Quienes perpetraron el ataque a las cuentas de Bullrich se encuentran procesados, esperando el juicio oral[1]. Si no se cuenta con el suficiente “respaldo” (como un movimiento masivo en la calle de rechazo a las fuerzas represivas), fue una jugada muy peligrosa, es relativamente sencillo encontrar la computadora que lo realizó. Ahora bien, siempre existe la posibilidad que lo haya hecho alguno de los infames agentes de alguna de las agencias de inteligencia del Estado, como la AFI. Si tal fuera el caso, se trataría de un reacomodo de parte del aparato del Estado para alinearse con los triunfadores del 11 de agosto. A nadie debería parecerle casualidad que la filtración haya sido al día siguiente de las PASO.

[1]Ver https://www.lanacion.com.ar/seguridad/las-hipotesis-del-hackeo-policia-federal-nid2277076

Print Friendly, PDF & Email

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre