Boletín de la Corriente Sindical 18 de Diciembre

¿La culpa es de la gente que no se cuida o de los gobiernos que levantaron la cuarentena?

Se están cumpliendo 6 meses desde que la pandemia desembarcó en el país.  Con casi 500.000 infectados y más de 10.000 fallecidos estamos entrando en la etapa más crítica:el sistema de salud está al límite de su capacidad y al borde del colapso, en particular por la falta de personal,  con el consecuente peligro de mayor pérdida de vidas.



AL BORDE DEL COLAPSO: CASI 500.000 INFECTADOS Y MÁS DE 10.000 MUERTES

¿Que están esperando para volver a la fase 1?

Se están cumpliendo 6 meses desde que la pandemia desembarcó en el país.  Con casi 500.000 infectados y más de 10.000 fallecidos estamos entrando en la etapa más crítica:el sistema de salud está al límite de su capacidad y al borde del colapso, en particular por la falta de personal,  con el consecuente peligro de mayor pérdida de vidas.

En los pasillos y salas de hospitales se escucha la queja de muchos: “mientras nosotros no damos más, afuera la gente no se cuida, es un descontrol”; “la culpa es de la gente”.

El discurso oficial de que entre «la economía y la salud elegimos la salud» quedó en el olvido. Los números no mienten, al 1º de junio fueron 17.415 pacientes infectados y 560 muertes; los datos al 7 de setiembre son casi 500.000 pacientes infectados y 10.129 muertes.

El gobierno nacional, de Pcia Bs As, CABA y el resto de las provincias  decidieron flexibilizar la cuarentena en el mes de junio cuando habilitaron el funcionamiento de todas las actividades no esenciales, y desde ese momento en cada conferencia de prensa habilitaron algún rubro más, y eso se traduce en mayor movilidad de las personas que y mayor cantidad de contagios.

El presidente dijo que los protocolos funcionan perfectamente: eso no es así. Pero además, no todos los trabajadores tienen auto, y eso inevitablemente llena los transportes públicos. No hay protocolo que valga si viajas en el tren como sardina, si en las líneas de producción están todos juntos, si los vestuarios son de miniatura.

Hace semanas que el discurso cambió y empezaron a bombardear desde la TV con «ahora queda en manos de la gente». Sin lugar a dudas la culpa de los contagios no es de la gente, más allá de alguna irresponsable reunión privada y algún pibe tomando cerveza, la culpa es de Fernández, Kicillof, Larreta y demás gobernadores que cedieron a la presión empresaria para que la gente vuelva a trabajar. Mostrando que a los capitalistas solo les interesa sus ganancias, aunque sea a costa de la vida de los laburantes.

Todos los días la situación empeora, pero nadie toma medidas para frenar el colapso, desde el gobierno hablan del «botón rojo» pero es puro acting para las cámaras, desde la Corriente Sindical 18 de Diciembre creeemos que es hora de volver para atrás y cerrar todas las empresas y rubros no esenciales, es una medida compleja y que puede generar rechazo en una población cansada de soportar este situación, pero es la única medida que puede permitir que no ocurra lo peor, que colapse el sistema de salud y que no puedan tener atención los pacientes críticos. Es realmente shoqueante que se vea venir el tsunami y que el gobierno no haga nada, es inhumano «ordenar» al personal de salud ir al frente de batalla y que se haga cargo de las muertes sabiendo que en parte se podrían evitar.

Mirá también:  Un debate en la izquierda: Lucha sindical, solidaridad y lucha de clases

Estamos en la primera línea y nos siguen tratando  como el último orejón del tarro

La cuarentena sirvió para atrasar los contagios y ganar tiempo para mejorar el sistema de salud: eso funcionó un tiempo, pero se quedó a mitad de camino. La pandemia dejó a la luz el desastre del sistema de salud. El gobierno de Macri, es cierto, empeoró la situación, pero el deterioro viene desde hace décadas donde deliberadamente todos los gobiernos fueron ajustando a las y los trabajadores de salud cristalizando la precarización, con su consecuencia: falta de personal, horas extras y el pluriempleo para llegar a fin de mes.

Ahora se reforzó relativamente el equipamiento y después de los reclamos de las y los trabajadores, comenzaron a aparecer los elementos de protección, pero hay un rubro del que se olvidaron: se olvidaron de las y los trabajadores.

En 6 meses de cuarentena duplicaron las camas, dicen,  pero ¿el personal de salud se duplicó o triplicó como hubiese sido necesario? Nos dirán que formar a una médica/o o una enfermera/o  lleva años, igual que una kinesióloga/o, una técnica/o. Pero ¿cuánto se hubiera podido hacer en 6 meses? ¿No se les ocurrió duplicar la cantidad de residentes? O cubrir más puestos con las y los estudiantes de enfermería, de medicina, de laboratoristas. ¡¡Compañeras/os: ni personal de limpieza tomaron, tan indispensable para mantener los hospitales desinfectados!! Los pocos trabajadores que tomaron fueron por contrato y ¡pasaron meses sin cobrar el sueldo!

La hipocresía nos subleva, pusimos y ponemos el cuerpo todos los días, porque esa es nuestra vocación, más de 20.000 colegas contagiados y 80 fallecidos es el terrible saldo hasta ahora. Todos los días preocupadas/os por quién se contagió, a esta altura estamos completamente agotadas/os, física y mentalmente, sin licencias ni vacaciones desde hace 6 meses! 

Mirá también:  Neuquén: Convocan paro provincial de estatales

Y la última es que en los hospitales ya anunciaron que se acaba la división en grupos implementados para reducirel contagio y… ¡»todo por 2 pesos»!. Son hipócritas, porque al mismo tiempo que nos llaman «héroes» no fueron capaces de aumentarnos el sueldo, y hacer un plan coherente ante lo que todos sabíamos: mayor circulación – mayor contagio; mayor contagio – saturación del sistema de salud; saturación del sistema de salud – trabajadores de la salud al borde del colapso.

Nos congelaron la paritaria y sólo nos dieron un bono miserable de 4 pagos de 5.000$. Los privados tampoco la pasamos mejor, hace unas semanas el traidor Daer dirigente del gremio de Sanidad  firmó sumas fijas de entre 4.000$ y 7.000$ hasta fin de año. La mayoría de los sindicatos del sector hacen méritos para el premio del más traidor del año: han estado del lado de las patronales.

Organicémonos por abajo para que se escuchen nuestros reclamos

Sabemos que la situación es muy difícil para pensar en luchar, pero las cosas son como son: “si no pataleas no nadás y el que no nada se ahoga”. Es necesario que empecemos a organizarnos por abajo, sin importar si estas afiliado o no, si sos de éste o de aquel sindicato. Todos sabemos que hay que unirse y la manera de unirse es haciendo asambleas por pequeñas que sean. Se viene el 21 de septiembre Día de la Sanidad y ya empiezan a rodar todo tipo de propuestas de acciones y programas. En algunos hospitales ya hubo protestas y reclamos como en el Hospital «El Cruce» en Florencio Varela, el  Garrahan, el Durand y el Ramos Mejia  en CABA. El Gandulfo y tantos otros en el resto de la provincia y el país. Hay que desarrollar este proceso: ¡Los trabajadores de la salud tenemos que hacer oír nuestra voz¡

Regreso a la fase 1

-Ingreso de más personal. Basta de precarización laboral, pase a planta permanente de todos los contratados y monotributistas, cargos para las y los residentes. Reconocimiento de enfermería, instrumentadoras/es y bioimágenes como profesionales de salud.

-Aumento de emergencia salarial para todo el personal de salud del 30%. Duplicación del bono salud YA! Reapertura de paritarias.

-Plata hay. Que NO se pague la deuda externa y se triplique el presupuesto de salud. Sistema nacional de salud unificado, gratuito, de calidad e igualitario.

 

Print Friendly, PDF & Email

Colaborá con la izquierda


Nuestra actividad se mantiene con el aporte solidario de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Suscribite para que podamos seguirte brindando la mejor información y análisis.

Me quiero suscribir




Recomendadas

Rebelión Antirracista en EEUU

Lectura recomendada

Deutscherismo y estalinismo

“Para que el concepto de la personalidad adquiera un sentido real y el desdeñoso concepto de las ‘masas’ deje de ser una antítesis que se alza ante la idea filosófica privilegiada de la ‘personalidad’, es necesario que las propias masas conquisten por sí mismas una etapa históricamente más elevada por medio de la palanca de la revolución o, mejor dicho, de una serie de revoluciones” (León Trotsky, Mi vida). El 80° aniversario del asesinato de León Trotsky es una oportunidad para volver sobre su vida y su obra, así como sobre el balance de la c...

Trabajadores

Las Rojas

Últimas noticias

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre