La marcha de los traidores

La CGT marcha para no luchar con un programa empresarial

No mueven un dedo desde el año pasado y ahora movilizan con un programa de defensa de las “Micro, Medianas y Pequeñas empresas”. Mientras tanto, millones sufren los despidos, las suspensiones y la reforma laboral de hecho. Los burócratas sindicales son el felpudo de los empresarios.

Redaccion
Equipo de redacción del portal IzquierdaWeb.


La realidad amerita mucho más. Las cifras de la creciente crisis social son cada vez más alarmantes. 32% de pobreza, decenas de miles de nuevos desocupados, un dólar que no para de subir y realidad creciente de desgobierno económico que amenaza minuto a minuto con llevar al abismo a miles de trabajadores más. Mientras tanto, la CGT durmió la siesta durante meses para despertarse con la idea de que lo mejor era  levantarse para defender… a los empresarios.

Los conflictos en los lugares de trabajo están también a la orden del día y los burócratas que convocan a la marcha de mañana parecen ni notarlo: los trabajadores de FATE, de Pilkington, de la línea 60 y tantos otros más no tuvieron lugar en la convocatoria. Sí lo tienen como hemos dicho los empresarios, para quienes no sólo movilizan sino que presentarán mañana un proyecto de ley para defenderlos. Su vocero en el Congreso será… el representante de la Unión Industrial Argentina y super garca capitalista De Mendiguren.

El acuerdo con el gobierno tiene una cifra concreta: 32 mil millones de pesos de fondos asignadas a ellos por Macri. Mientras tanto, exigen al gobierno que se le ponga un freno a las denuncias a las obras sociales… ¿Quién denuncia a las obras sociales? Quien más que los propios trabajadores estafados por estos burócratas inescrupulosos enriquecidos a costa de los trabajadores sindicalizados. Es decir, los Daer y compañía exigen a Macri que los defienda… de sus propios afiliados.

El formato de la convocatoria es más que sugestivo. Saliendo de Plaza Once se dirigirán al Congreso para hacer presentar el ya mencionado proyecto de ley pro empresarial y luego se dirigirán hacia la 9 de Julio por Avenida de Mayo. ¿A hacer qué? Probablemente a decirle a los trabajadores presentes que se vayan a sus casas porque la tarea del día ya está hecha: la presentación de su ridículo proyecto de ley. No habrá acto, ni oradores, ni documento. Nada. Es evidente que temen al acosador fantasma del “ponele fecha” del 7 de marzo del 2017. Por eso precisamente tampoco habrá atril. Suponemos que no tienen deseos de que se repita algo similar a su venta por internet como recuerdo de ese evento de rabia obrera contra sus “dirigentes”.

Mirá también:  Cristina Kirchner en el banquillo

La cúpula cegetista está enteramente comprometida con proceder a un armado electoral de los empresarios que les dé un margen aún mayor para seguir entregando a los trabajadores a los empresarios y el gobierno de turno. Ya varios de ellos le han guiñado el ojo con simpatía a Lavagna, que anunció que defendería la reforma laboral macrista en caso de ganar las elecciones.

La Corriente sindical 18 de Diciembre y el Nuevo MAS convocan a acompañar a los trabajadores despedidos de Pilkington en su concentración en Callao y Corrientes para luego movilizar a la Casa de Neuquén a 12 años de la caída en lucha del compañero Carlos Fuentealba. Luego serán parte de la concentración independiente del Sindicalismo Combativo en el Obelisco para exigir a la CGT que convoque a un paro general ya.

Print Friendly, PDF & Email

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre