elecciones 2019

La campaña electoral en clave dirigentes sindicales burocráticos

Después del contundente paro nacional, los jefes de los sindicatos volvieron a su rutina. “Ya pasó el paro. Ya está, ahora ocupémonos de lo nuestro”. Cada uno desde su ubicación, están disputando su lugar en las variantes del PJ que se están armando hasta este momento.. De luchar por las reivindicaciones de sus afiliados, ni hablar.

Izquierda Web2
Editor en Jefe del portal IzquierdaWeb - Noticias de los trabajadores, las mujeres y la juventud.
Ana Vázquez


“La charla concluyó con un respaldo rotundo de Bolsonaro a los empresarios: ‘Ustedes pueden vivir sin nosotros, pero nosotros no sin ustedes’. Es exactamente lo que piensa Macri, aunque resulte inimaginable oírlo en público alguna vez en boca de cualquier líder argentino”. (La Nación, Afinidades más allá del vecindario, 8/6/19)

Después del contundente paro nacional, los jefes de los sindicatos volvieron a su rutina. “Ya pasó el paro. Ya está, ahora ocupémonos de lo nuestro”. Este es el pensamiento que conjeturamos debe recorrer la cabeza de los encumbrados dirigentes sindicales. De la CGT, de las CTAs, de la Corriente Federal…Aunque, para no faltar a la verdad, el secretario general del SMATA organizó una marchita hasta San Nicolás… muy apoyada por la base de su gremio… (Ver “No luches, rezá y votá bien”)

Cada uno desde su ubicación, están disputando su lugar en las variantes del PJ que se están armando hasta este momento. Desde ya no criticamos que participen activamente en política. El punto que polemizamos y cuestionamos es al servicio de qué política.

Después de la proclamación de la fórmula Fernández-Fernández, Héctor Daer se apresuró a darle su apoyo inmediato; a los pocos días, Hugo Moyano volvió a presentar en escena su partido de la Cultura, la Educación y el Trabajo (CET), ahora integrado al Frente Patriótico. Este sello le dio buenos resultados desde su creación y ahora lo remoza para ver si tiene la misma suerte.

“Hugo Moyano relanzó ayer su partido político en La Matanza para promover la incorporación de dirigentes sindicales en las boletas encabezadas por la fórmula Fernández-Fernández. La movida se realizó en la seccional local del SMATA con la presencia de la intendenta municipal Verónica Magario, a quien el año pasado el camionero impulsó como candidata a gobernadora bonaerense.” (Infobae, 6/6/19)

Este partido fue lanzado por primera vez en el 2013, con un gran acto en el Luna Park el día de conmemoración del fallecimiento de Eva Perón, el 7 de mayo. Entre sus asistentes destacados en el palco estuvieron el fallecido José Manuel De la Sota, José “Pepe” Scioli, Roberto Lavagna, Aldo Rico y Francisco De Narváez. ¿Algunos tristemente conocidos, no?

Mirá también:  La ruptura del bloque del PJ en senadores

Con este agrupamiento entró en el Congreso por primera vez el sindicalista Omar Plaini del Sindicato de Canillitas, posteriormente su hijo Facundo, que ahora termina su mandato. Pero el interés no es sólo familiar. Están en la posible nómina dirigentes como Roberto Baradel, de SUTEBA, Pablo Biró, de la Asociación de Pilotos y la nueva postulación de Omar Plaini.

Familiar más, familiar menos, dirigentes de sindicatos reconocidos, algunos más repudiados por los trabajadores que otros, es lo de menos. Lo importante es entrar en el entramado político-electoral para pelear por… ¿qué intereses? Ustedes lo saben: el de los empresarios y sus gobiernos. Sin ellos, “no pueden vivir”. Pero sin los trabajadores tampoco, porque de nuestros aportes a las obras sociales y los sindicatos (y los negocios que desde allí traman) surge su poder.

El gobierno de Macri le pagó unos cuantos pesos adeudados para las arcas de las obras sociales. Pero, según dicen, faltan unos 13.000 millones más. Entre otras cuentas pendientes. Éstas son las que conocemos.

Por otro lado, en otro circuito del autódromo de la carrera por los votos del PJ está Luis Barrionuevo, que el sábado 8 de este mes encabezó un acto en Catamarca reafirmando su postulación a precandidato a gobernador de esa provincia. Insistente con el apoyo a Roberto Lavagna, al cual dedicó esfuerzos, carteles y su propia presentación, no se corre un milímetro de allí. Evidentemente, su capital político, monetario y moral está puesto en ese espacio.

 

En esta situación tenemos que intervenir con una posición independiente

La contundencia del paro nacional último mostró dos Argentinas. Una, de gobierno reaccionario en la picota obrera y popular, burocracia arrinconada que se vio obligada a llamar a esa medida de fuerza. Otra, del movimiento de trabajadores a la defensiva pero expresando una profunda bronca y procesando una búsqueda de alternativas. El movimiento de mujeres que sigue demostrando que no va a bajar sus pañuelos.

Mirá también:  Tour del ministro Triaca con 12 sindicalistas

Momento complicado si los hay. Para nuestros verdugos y, para nosotros también. Un momento de disyuntivas, de cruce de caminos, de elegir alternativas.

Si apoyamos la alternativa PJ, en cualquiera de sus variantes (Ángel Pichetto ya anuló la suya dentro del peronismo), para ganarle a Macri, nosotros perdemos como en la guerra. Porque no hay frente, unidad, tercera vía, con el nombre que le pongan, si está dentro de las variantes que defienden a los empresarios y sus bolsillos, que sea útil para los explotados y oprimidos.

Tenemos que apoyar la alternativa que se muestra en las calles del pañuelo verde, en la masividad de los paros nacionales, en las gestas en defensa de los despidos, como las de Pilkington, Télam, Clarín y otras más. La alternativa donde estamos nosotros, nuestras luchas, nuestras reivindicaciones, nuestras angustias y desafíos: la de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Ellos sacan toda su artillería para volver a engañarnos. Saquemos la nuestra para encarar una salida de los de abajo, con medidas para que la paguen los empresarios y sus alcahuetes, que sacan un paro pasivo de un día para después intentar convencernos de que en política, en las elecciones, hay que votar a nuestros verdugos.

Desde el Nuevo MAS les ofrecemos un puesto de lucha en esta campaña electoral para poner en primera fila la pelea cotidiana junto a nuestros candidatos, que surgieron de ella y siguen firmes allí: no bajaron sus banderas ni comulgaron con ningún patrón, obispo o burócrata.

 

 

 

 

 

Print Friendly, PDF & Email

DEJAR UN COMENTARIO

Ingresar comentario
Ingrese su nombre